ANÁLISIS | Gabriel Deck, un talento a explotar

El argentino lucha por un hueco en la rotación

Como en todos los deportes, en el baloncesto también hay de esas historias que te ponen la piel de gallina y los pelos de punta. Suelen ser el típico caso de superación, ya saben, un jugador de perfil humilde que tras pasar por toda una odisea acaba triunfando en lo suyo, imprimiendo así valores de trabajo, esfuerzo y constancia. Hoy venimos a hablarles de uno de esos tipos que han sido protagonistas de sus propios mitos y han conseguido situarse en lo más alto. Pues como habéis visto en el titular, el tema del día es el señor Gabriel Deck.

El argentino ha pasado por los rasgos más bajos de la sociedad, ha limpiado autobuses, ha recogido alfalfa y con tan solo 13 años ya se alejó de su familia. Es un tipo duro y a la vez tímido, que con el tiempo se ganó un sitio en nuestro corazón, Deck es de los que sienten el deporte con pasión y además es de esos tipos que tiene un talento especial. Para que se hagan una idea, con 14 años ya debuto en la liga argentina, en la cual con el paso del tiempo se convirtió en todo un referente, ganando el MVP en contadas ocasiones y convirtiéndose desde muy joven en la esperanza de un país.

Y así es, ahora la perla argentina se encuentra en el mejor equipo de Europa, el Real Madrid, equipo en el que después de un año lleno de altibajos, busca hacerse un hueco entre los referentes de este deporte. La tortuga llegó esta temporada al club blanco como un jugador de futuro, y el cuerpo técnico confío en él desde un primer momento. Sus aportaciones no eran estrictamente regulares, pero al menos teníamos constancia de ellas, sin embargo con el tiempo todo esto se fue diluyendo y tras una racha de mala fortuna con las lesiones ha perdido rodaje.

Actualmente se ha encontrado con un equipo que tiene pocas balas en la recamara y puede fallar realmente poco, lo que pueden ser los motivos por los que el argentino está más distante. Ha perdido su sitio al caer lesionado y le faltan quizás más oportunidades, pero sabiendo de donde viene estoy seguro de que todo le va a llegar. Laso y los suyos saben que es un jugador que puede estar muchos años en la entidad madridista y lo querrán asegurar como un pilar para futuros años.

Y es que ese es el motivo real tras este artículo, que pese a que esta temporada Gabriel Deck no haya tenido un brillo particular, da la sensación de que en el futuro se pueda convertir en un jugador marca de la casa. Debido a que desde muy pronto se ha ganado a los aficionados más exigentes y demuestra ese liderazgo y dominio que se requiere para estar mucho tiempo en este equipo. Se le ve un hombre de palabra, comprometido y se anticipa ya un jugador importante en el vestuario, que en pocos meses parece que lleve lustros en la capital española.

En la cancha también gana en importancia, tiene un color diferente al resto y en un futuro va a ser el foco principal que necesita el conjunto merengue. Por todo, por su inteligencia, por su personalidad, por su ambición, por su físico, el ex del San Lorenzo esta hecho para jugar en un equipo de esta talla, la camiseta del campeón de Euroliga no se le queda ni mucho menos grande. Es eficaz, resolutivo, y aparece cuando el equipo lo necesita, mejora con el tiempo en todos los aspectos y tiene un potencial descomunal. 

Me gustaría destacar como es un jugador hecho para ser protagonista, toda su vida ha jugado siendo el epicentro del juego en sus respectivos equipos y por eso tiene soltura y descaro. Y eso posiblemente es lo que le pueda pasar un poco de factura en el Real Madrid, que sin balón es bastante flojo, demasiado estático, un defecto generalizado en los peores momentos blancos esta temporada y que han causado más de una bronca de Pablo Laso. Al fin y al cabo todo es adaptarse, eso hará que tu impacto sea mucho mayor con el tiempo y que tu influencia en el equipo crezca.

A este jugador solo le falta madurar, aprender a defender como se hace en el viejo continente y a combinar su inteligencia, talento y empeño con el de todo el equipo. Además que será vital en ambos lados de la cancha, en ataque porque lee muy bien los espacios y tiene un talento enorme de cara al aro (penetrando, buscando la triple amenaza, definiendo, etc). Y en defensa porque físicamente y técnicamente está capacitado para destacar mucho en el juego colectivo, necesita concentrarse más y entender que aquí se juega a otra velocidad. Hay que darle tiempo, porque Gabriel «La tortuga» Deck, no nos decepcionará.

Leave A Reply

Your email address will not be published.