Milwaukee se presenta en sociedad en Playoffs dominando a Detroit

Los Bucks lograron una victoria con claridad ante los Pistons

Foto: Nathaniel S. Butler/NBAE via Getty Images
0

Milwaukee Bucks se presentó en sociedad delante de su público para demostrar que son uno de los principales candidatos a llegar a las Finales y medirse en un hipotético enfrentamiento con Golden State Warriors, la dinastía que busca consolidarse con su tercer título consecutivo. Su rival para la primera ronda de Playoffs era Detroit Pistons, un equipo que ha logrado sobrevivir como ha podido a las últimas jornadas de temporada regular y que finalmente ha logrado la clasificación como octavo en la tabla.

Los chicos de Mike Budenholzer disfrutaron de lo lindo en el apartado ofensivo, hasta siete jugadores alcanzaron los dobles dígitos en anotación. El hombre del partido fue la gran estrella de estos Bucks y el principal candidato a llevarse el premio a mejor jugador de la temporada, Giannis Antetokounmpo. El griego finalizó con 24 puntos y 17 rebotes, firmando una auténtica exhibición cerca del aro dejando mates de auténtico concurso. Ninguno de los defensores de los Pistons pudieron detenerle y penetró todas las veces que quiso sin oposición.

Controlaron en todo momento el partido y no dejaron que Detroit tomara la delantera en ningún momento. La mayor ventaja en el marcador llegó a ser de 43 puntos, y finalizaron con un total de 35, el mayor margen en un Partido de playoffs desde 1971. Ninguno de los principales hombres de los Pistons pudieron hacer nada al respecto, y se notó mucho la baja de un Blake Griffin que podría perderse la serie al completo por sus problemas en la rodilla izquierda.

El único que por momentos parecía enchufado en el partido era Luke Kennard. El jugador de segundo año firmó 21 puntos y encontró buenas situaciones de tiro en las que no decepcionó. El resto de sus compañeros no pudo ver aro en toda la noche y se les complicó mucho el ataque. Los Pistons deben mejorar si no quieren marcharse por la vía rápida y despedirse de la postemporada con un 4-0 en manos del equipo con el mejor balance de victorias y derrotas de la temporada regular.