Foto: Scott Strazzante / The Chronicle

Los Warriors celebran Oakland y el Oracle en su último partido de temporada regular

La franquicia quiso dar un homenaje a la ciudad

Golden State Warriors jugó su último partido de temporada regular en el Oracle Arena. La próxima temporada se mudarán al otro lado del ‘Bay Bridge’ para jugar en el Chase Center de San Francisco; el gran proyecto de Lacob y Peter Guber verá luz el siguiente año.

Por lo tanto, tocaba noche de celebración en la que ha sido la casa de los Warriors durante 47 temporadas. Para iniciar este acto de homenaje a sus aficionados, los Warriors saltaron a la pista con una camiseta en homenaje a uno de los conjuntos que más cariño se le tiene dentro de la comunidad, el “We Believe”.

En 2006 consumaron una de las mayores sorpresas de la competición derrotando a Dallas Mavericks, el primer clasificado del Oeste, con un equipo capitaneado por Baron Davis y Stephen Jackson. Desde 2009 no se veían esas camisetas en el Oracle, y los jugadores, que no sabían nada de esta sorpresa, habían estado pidiendo desde el pasado verano que volviera este modelo para la última temporada.

Para poner la guinda al pastel de una noche especial, derrotaron a Los Ángeles Clippers, posible rival en primera ronda de Playoffs, con contundencia. Con un tercer cuarto inmaculado pusieron tierra de por medio y colocaron una ventaja insalvable para la franquicia angelina.

Durante los descansos entre cuartos, homenajearon a integrantes de los mejores equipos que han pasado por el Oracle Arena, con representantes de la talla de Al Attles, Rick Barry, Sleepy Floyd, Adonald Foyle o Marreese Speights.

Finalizando este homenaje a la ciudad de Oakland, rebelaron un ‘banner’ con el número 47 para rememorar las temporadas que Golden State ha disputado en total allí, un gran cartel que se trasladará al Chase Center para que no olviden sus raíces.

Leave A Reply

Your email address will not be published.