Foto: Andrew D. Bernstein/NBAE via Getty Images

El rodillo de los Warriors arrasa a los Lakers en el Staples

Los chicos de Kerr se divirtieron como nunca sobre la pista

Golden State Warriors puso rumbo a Los Ángeles para medirse a LeBron James por última vez esta temporada. Después de cuatro años seguidos midiéndose a Cleveland en las Finales, esta vez daban por seguro que no volverían a cruzarse con el tres veces campeón de la NBA en junio.

Los chicos de Kerr llegaban a este partido tras ganar en casa a Denver Nuggets en un partido que les aseguraba prácticamente la primera plaza en el Oeste. Mucho más descansados y con la mente puesta en otra cosa, brindaron el espectáculo al Staples como si de un partido de las estrellas se tratase. Las estrellas en el cuadro de Luke Walton brillaron por su ausencia y se notó en pista.

https://twitter.com/warriors/status/1113998963097526274

Arrancaron con un 31-8 a favor de los visitantes, y los Warriors dejaron jugadas más propias de un fin de semana de las estrellas. El más destacado de los de la Bahía volvió a ser DeMarcus Cousins (21 puntos y 10 rebotes), que sigue ganando ritmo y confianza de cara a unos Playoffs que están a la vuelta de la esquina. Solo quedan cinco partidos para que finalice la temporada y los Warriors siguen asustando.

Los Lakers no pudieron hacer nada, con una plantilla en la que predominaron los nombres de los South Bay Lakers de la liga de desarrollo. LeBron James se sentó en el banquillo y dejó algún que otro momento a tener en cuenta, con varias conversaciones durante el partido con Kevin Durant. Recientemente habló de la importancia de su papel a la hora de reclutar agentes libres este verano, por lo que saltaron los rumores y las especulaciones entre los medios norteamericanos.