Foto: Real Madrid

Zalgiris Kaunas conquista Madrid y estará en Playoffs de Euroliga

El conjunto de Jasikevicius logró una victoria muy importante en Madrid

Real Madrid y Zalgiris Kaunas se dieron cita en el WiZink Center para disputar el último partido de la temporada regular en la Turkish Airlines EuroLeague. El cuadro de Pablo Laso, ya clasificado para los Playoffs, esperaba rival del resto de partidos de la tarde.

Zalgiris Kaunas, también en la lucha por la postemporada, necesitaba la victoria para poder disputar los Playoffs de Euroliga, aunque con las derrotas de sus rivales también tendrían opciones de pasar a la siguiente ronda. Estas han sido así consecutivas de uno de los finales de temporada más interesante en Europa que se recuerdan.

El Real Madrid, por su parte, no iba a desperdiciar este partido. El último choque delante de su público en temporada regular, donde no es conveniente mostrar una mala imagen ante un rival que pelea por los Playoffs. Muy importante era lograr una victoria contundente para que el ritmo se traspasara hasta la postemporada para los chicos de Laso.

Dominio blanco en la pintura

El cuadro de Laso no desperdició ni un solo segundo desde que diera comienzo el partido. Walter Tavares mostró una versión inquieta de sí mismo contribuyendo en ambos lados de la cancha en a penas minutos desde que el árbitro hiciese sonar su silbato. Los merengues pudieron construir una pequeña ventaja en los primeros minutos gracias a su nivel de concentración.

El de Cabo Verde sumaba 6 puntos, 3 rebotes y un tapón en menos de tres minutos. Facundo Campazzo se puso las botas muy temprano dando de comer a sus pívots. Posteriormente sería Gustavo Ayón el que tomaría protagonismo y se marcharía al descanso siendo el máximo anotador del Real Madrid con 8 puntos, a los que añadió 3 asistencias y 3 rebotes.

Zalgiris no pudo mantener la continua actividad de los locales en la pintura. Grigonis, Davis y Deon Thompson sumaron faltas tempranas al intentar frenar a los interiores del Real Madrid. Sacaron partido de su ventaja para mantenerse por delante de manera momentánea, pues la necesidad de los lituanos les llevaría a culminar la remontada en la primera mitad.

El tiro de Zalgiris les mantuvo vivos

El conjunto de Saras Jasikevicius no se podía permitir perder este partido. Los Playoffs estaban en juego y se notó desde el primer momento con una actitud titánica de sus jugadores desde que pisaron la pista. Intentaron quitarse de la mente el buen inicio del cuadro merengue y lograron sobreponerse con una buena racha en el tiro exterior y, posteriormente, de media distancia.

Leo Westermann fue el más destacado y el que inició la llama de Zalgiris. Anotó dos triples para cerrar la primera mitad, lo que les permitió seguir cerca de la estela ofensiva que marcaba el Real Madrid. Conforme fue avanzando el reloj y se acercó un segundo periodo de cambio de sistema por parte de Jasikevicius, los lituanos pudieron ponerse por delante y marcar el ritmo de lo que se iba a devenir en el parqué del WiZink Center

Brandon Davis y Kavaliauskas despegaron de un inicio un tanto brusco y se marcharon al final de la primera mitad con 10 puntos cada uno, siendo los máximos anotadores de su equipo que había firmado un total de 46 tantos en los primeros veinte minutos. Thomas Walkup distribuyó el juego a la perfección encontrando a los jugadores en mejor nivel, y logró 4 asistencias en sus primeros 10 minutos en pista.

Reacción tardía de los locales

Zalgiris se mantuvo por delante tras la reanudación del partido, Pablo Laso no pudo evitar una sequía ofensiva que se había instaurado en los suyos y que no parecía solucionarse. El ataque del conjunto lituano no era especialmente superior, pero los tiros del Real Madrid no entraban de ninguna forma.

Con paciencia, buenas acciones defensivas y la aparición de Jaycee Carroll, pudieron ponerse a solo seis puntos al inicio del último cuarto tras haber estado abajo con dobles dígitos de diferencia. Jasikevicius tuvo que parar el partido en varias ocasiones para echar la bronca a sus pupilos, aunque en ninguna ocasión surtió efecto. Zalgiris pudo mantenerse por delante en el marcador a pesar del arreón local, aunque sufrieron en sus carnes la presión de la hinchada.

En los últimos minutos de partido, Walter Tavares mantuvo en pie al Real Madrid gracias a los puntos fáciles que obtenía en la pintura. Gracias a palmeos a partir de fallos de sus compañeros o por acciones propias frente a Kavaliauskas. La diferencia llegó a ser de dos puntos con cinco minutos para el final, los locales se veían con posibilidades de darle la vuelta a un partido en el que habían ido a remolque durante la mayor parte.


Cuando su equipo más lo necesitaba, apareció Brandon Davies para liderar la victoria de Zalgiris Kaunas en el WiZink Center. El norteamericano firmó una línea estadística para recordar y fue determinante en el final de partido. Esto le ha hecho llevarse nuestro premio a mejor jugador del encuentro.

Brandon Davies, SomosBasket MVP del partido

El norteamericano fue clave para su equipo, tanto en el inicio de su racha ofensiva tanto cuando el partido se puso más complicado y el Real Madrid reculó en los últimos minutos para mantener la emoción en el encuentro. Finalizó con 27 puntos, 2 asistencias, 2 robos y 1 tapón.

Leave A Reply

Your email address will not be published.