Foto: Brian Babineau/NBAE via Getty Images

El triple-doble de Al Horford da vida a los Celtics en el último baile de Wade

Los Celtics lograron una victoria muy importante ante Miami

Dwyane Wade se vistió de corto para jugar el último partido de su carrera en uno de los pabellones con más historia de la NBA, el TD Garden de Boston. Miami llegaba a este partido con mucho en juego, necesitaban ganar para mantenerse en puestos de Playoffs, mientras que los locales querían poner fin a su irregularidad y lograr una nueva victoria que les mantuviese con ventaja de campo.

Los Celtics arrancaron el partido con mucha energía, sobrepasando los 20 puntos de ventaja en la primera mitad del partido. Durante los dos primeros cuartos, los verdes demostraron a su público lo importante que es para ellos mantener la ventaja de campo en una hipotética primera ronda ante Indiana Pacers.

Pero todo se vino abajo en cuestión de minutos, dejando una segunda mitad de partido que en nada se pareció a la primera. Gracias a la anotación de un Goran Dragic que ha vuelto a su mejor versión (30 puntos, 5 asistencias) los Heat lograron escalar de nuevo para mantener el partido en una igualdad que no se resolvería hasta el final.

Pero los Celtics lograron aferrarse a la victoria gracias al esfuerzo titánico de un Al Horford que sumó su segundo triple-doble en la NBA y el primero con la camiseta de la franquicia de Massachusetts. Finalizó con 19 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias. Estuvo acompañado de Kyrie Irving con 25 puntos y 8 rebotes. 

Los Celtics quisieron tener un bonito detalle con el escolta y le entregaron una placa con una foto suya en el Garden así como un pedazo de la pista de la franquicia más laureada en la historia de la competición.