ANÁLISIS | Estrellas NBA que brillaron con luz propia en la NCAA

Los mayores triunfadores de la competición universitario

Este fin de semana se disputa la Final Four del Campeonato Nacional de la Division I de baloncesto masculino de la NCAA, campeonato al que comúnmente hacemos referencia mediante sobrenombres (por razones obvias), entre las cuales destacan March Madness o El Gran Baile. Es un torneo de gran seguimiento tanto nacional como internacional, principalmente porque en él suelen participar las futuras estrellas de la NBA. Parte del atractivo del torneo reside en la dificultad para alzarse con el trofeo, principalmente por su estructura de eliminación a un solo partido. En este artículo repasaremos varias estrellas presentes y pasadas de la liga que ganaron el Gran Baile.

Magic Johnson – Michigan State University (MSU), 1979

En la década de los 80’s existió una rivalidad que hizo que la NBA se colocara en primer plano. Fue un show tan espectacular que hizo de la liga un espectáculo que brillaba con luz propia. Sería imposible entender la NBA como la conocemos hoy en día de no ser por aquello. No estamos hablando ni más ni menos que de la rivalidad entre Magic Johnson y Larry Bird. Y es que dicha rivalidad tuvo un aperitivo, una muestra de lo que estaba por llegar en los años venideros en el torneo nacional de baloncesto de la NCAA de 1979.

En 1979 Magic se encontraba en su segundo año universitario, mientras que Larry ya se había presentado al Draft de la NBA el año anterior, habiendo sido seleccionado en la 6ª posición, pero había decidido jugar una última campaña para la Universidad de Indiana State. Ambos deslumbraron con su juego a lo largo del torneo, guiando a sus equipos hasta la Final Four. Ya en semifinales, tanto uno como otro dieron sendos recitales de juego lo que hacía esperar que una gran final estaba por llegar. Y así fue. En un partido que los de Michigan dominaron casi de principio a fin,  Indiana fue capaz de reducir la diferencia en el marcador de 16 a 6 puntos en el que fue el punto clave del partido. Entonces, Magic tomó las riendas de su equipo para irse hasta los 24 puntos y 7 rebotes y llevarse el partido por 75-64. Bird se quedó en 19 puntos y 13 rebotes.

Anthony Davis – University of Kentucky (UK), 2012

El jugador que en febrero estuvo en boca de todos por su traspaso truncado a Los Angeles ya daba muestras de sus aptitudes en la universidad. Fue reclutado para un equipo tan laureado como son los Wildcats de Kentucky, hasta entonces ganadores de 7 títulos nacionales. Tras un balance de 38-2 en la temporada fueron cabezas de serie, y ganaron todos los partidos regionales por un mínimo de 12 puntos. En semifinales, victoria por 8 puntos de diferencia contra Louisville; y en la final más de lo mismo, victoria por 67-59 con 16 rebotes, 6 puntos y 6 tapones para un Anthony Davis que estaba llamado a ser número 1 del Draft y que a lo largo del torneo demostró el porqué. En aquel equipo se encontraban también jugadores como Michael Kidd-Gilchrist, Terrence Jones o Darius Miller.

Kareem Abdul-Jabbar – University of California in Los Angeles (UCLA), 1967-1969

A día de hoy UCLA es la universidad con más títulos nacionales (11), tres por encima de Kentucky. Y tres justamente fueron los títulos que ganó Kareem Abdul-Jabbar (entonces Lew Alcindor) para la universidad en los tres años que disputó el torneo (en su año freshman no pudo jugar para el varsity team, el primer equipo).

Estamos hablando de un jugador tan dominante que entre sus años de college encontramos tres campeonatos, dos premios al mejor jugador del año, tres inclusiones en el equipo All-American o el Trofeo Oscar Robertson, entre otros. De hecho, su superioridad era tan grande, que se prohibió el uso del mate en la liga en el año 1967 debido a su uso abusivo. No fue hasta 1976 cuando se permitió de nuevo.

Kemba Walker – University of Connecticut (UConn), 2011

El jugador hoy conocido como la estrella en la sombra. Kemba jugó durante tres años en la universidad yendo de menos a más, y pasando de ser suplente en su primera temporada a ser el MVP del March Madness y mejor base universitario del año en su tercera temporada, entre otros reconocimientos.

En su año freshman, UConn llegó hasta la Final Four, siendo parte del mérito los 23 puntos que anotó Kemba ante Missouri en la Elite Eight, aunque no pudieron pasar de semifinales. Para su año sophomore, UConn se quedó fuera del March Madness, y cuajando una discreta actuación en el NIT. Fue en su año junior cuando mayor impacto tuvo, guiando a UConn al campeonato de la Big East primero, y al de la NCAA después, ante la universidad de Butler de Brad Stevens, en una temporada en la que aumentó sus promedios de forma significativa.

Isiah Thomas – Indiana University (IU), 1981

Tras un año primer año lleno de adversidades, fue el segundo año de Thomas para los Hoosiers de Indiana el más notable. En su primer año habían ocurrido una serie de diferencias entre Thomas y su entrenador que fueron solventadas antes de la temporada, tras lo que fue nombrado capitán del equipo. Todo lo que había ido mal el año anterior salió esta temporada a pedir de boca, llegando incluso a surgir una amistad entre entrenador y estrella. La temporada se cerró de la mejor forma posible, con el campeonato de la NCAA, tras lo que Isiah se declaró elegible para el Draft de la NBA.

Carmelo Anthony – Syracuse University (SU), 2003

Si hablamos de Carmelo Anthony, hablamos de un jugador muy aficionado al baloncesto desde pequeño. En una época en la que los mejores prospects no tenían necesidad de pasar por la universidad, como fue el caso de Kobe Bryant, Kevin Garnett o el propio LeBron James, Melo siempre tuvo claro que pasaría por la NCAA. Aún en sus años de instituto se encontró con suculentas ofertas de universidades de renombre, pero se decantó por la Universidad de Syracuse, que no había logrado ningún título en su historia. Desde un principio su intención fue permanecer allí hasta lograr ese primer título, incluso si ello conllevaba jugar hasta su año junior, pero las cosas difícilmente podrían haber salido mejor para él, pues en su primera temporada tocó la gloria.

Patrick Ewing – Georgetown University (GU), 1984

Nacido en Jamaica, se crió con su familia en Massachussets. En su año senior de instituto convocó a un gran número de fans para hacer el anuncio de la universidad que había elegido para jugar. Tras anunciar que jugaría para Georgetown los fans, decepcionados por su partida del estado, se marcharon de la sala.

En su primer año para Georgetown lideró al equipo, llevándolo hasta la final nacional, donde perdieron ante los Tar Heels de Michael Jordan. Para su segundo año volvieron a clasificarse para el March Madness, pero cayeron en segunda ronda. En su tercer año, tanto Ewing como el equipo hicieron una gran temporada, llegando a la final y eliminando a jugadores como Sam Bowie por el camino o ganando a la Universidad de Houston de Hakeem Olajuwon en la final, en el que sería el primer y único campeonato de Georgetown hasta el día de hoy. Se quedó en la universidad para el cuarto año, donde supieron llevar las expectativas y repetir como finalistas, cayendo por un ajustado 66-64 ante la universidad de Villanova.

Joakim Noah/Al Horford – University of Florida (UF), 2006/2007

En 2004, la Universidad de Florida State demostró una gran capacidad de captación para su equipo universitario de baloncesto. En aquel año consiguió atraer a Al Horford, Joakim Noah y Corey Brewer, a la postre dos estrellas y un campeón de la NBA. Compartieron equipo durante tres años, y fueron el núcleo de una plantilla que ganó tres veces el campeonato de la SEC, y fue campeón nacional consecutivamente en 2006 y 2007.

De hecho, el ejercicio de captación fue tan bueno e importante, que durante los tres años mencionados, el equipo mantuvo el mismo quinteto inicial. En el Draft de 2007 fueron los picks 3, 9 y 7 respectivamente.

Michael Jordan – University of North Carolina (UNC), 1982

Fueron varias las universidades que trataron de captar a Jordan, entre las que encontramos algunas tan renombradas como Duke o Virginia, pero se decantó por la Universidad de Carolina del Norte. Fue nombrado novato del año en la ACC, y en su primera temporada guió al equipo junto a James Worthy al campeonato nacional frente a la Georgetown de Patrick Ewing. Tras un final apretado, Jordan anotó la canasta de la victoria, que años más tarde catalogó como la canasta más decisiva de su carrera.

Siguió en la universidad para sus años sophomore y junior, siendo seleccionado como miembro del primer equipo de la NCAA en ambos años. A pesar de ser considerado hoy en día como el mejor jugador de todos los tiempos, fue seleccionado con el pick 3 del Draft, tras Hakeem Olajuwon y Sam Bowie.

Leave A Reply

Your email address will not be published.