Los Mavericks de Dirk y Doncic se dan un festín en el Oracle

Dallas derrotó a Golden State por 35 puntos de diferencia.

Dallas Mavericks se despidió del Oracle Arena con una paliza a los vigentes campeones por 91-126, en un partido en el que Dirk Nowitzki pudo despedirse de la afición de Oakland, y quien sabe si de toda la competición, con un partidazo marca de la casa. Los chicos de Carlisle aprovecharon la baja de Curry, al que Kerr le dio descanso, para que Dirk y Luka Doncic disfrutaran como nunca.

El ala-pívot comenzó el partido con un parcial de 8-2 donde solo anotó él, dejando movimientos típicos de su juego. Finalizó con 21 puntos y 5 triples, sus mejores números de la temporada que superan a su última actuación en el Madison Square Garden. Luka Doncic no se quedó corto, el esloveno sigue compitiendo con Trae Young por conseguir el premio a mejor novato del año y esta vez presentó un nuevo triple-doble, 23 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias, en casa de los campeones.

Kevin Durant y DeMarcus Cousins fueron de lo poco destacado en el cuadro de Golden State. El alero consiguió 25 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias, aunque no enchufó ningún triple. Por segundo partido consecutivo, Cousins mostró una gran versión y acabó con 19 puntos y 6 rebotes. Ante la ausencia de Curry, se esperaba que Thompson aportara los números tan necesarios en ataque para ganar el partido, pero estuvo desaparecido y solo logró anotar 8 puntos, -39 en pista con él.

Dallas Mavericks disfrutó de lo lindo con un gran juego coral que les permitió pasar el rodillo en el Oracle Arena. Es la peor derrota en casa de la era Steve Kerr con 35 puntos de diferencia. Supera por dos tantos a la que les endosaron los Celtics en febrero por 33 puntos. Los Mavericks anotaron puntos de manera compulsiva y se quedaron a un solo triple de igualar su mejor marca histórica en un partido con 22.

Leave A Reply

Your email address will not be published.