Foto: Bill Baptist/NBAE via Getty Images

James Harden sigue haciendo historia y no hay quien le pare

El escolta de los Rockets remontó el partido con un parcial de 13-0

James Harden sigue sin tener freno, los Rockets recibían la visita de sus vecinos de San Antonio y el escolta volvió a brillar dejando un actuación antológica. El partido se resolvió por 111-105 en favor de los Rockets, y Harden sumó 61 puntos. Estas exhibiciones ofensivas no son nada nuevo en el repertorio de Harden que está mostrando de nuevo su candidatura a ganar su segundo MVP consecutivo.

James Harden se marchó al banquillo tras el final del primer cuarto con 27 puntos en su haber, y al descanso ya eran 37. No siempre se suelen traducir en victorias estas exhibiciones del número 13, y los Spurs parecían estar tomando el control del partido cuando mandaban por seis puntos a cuatro minutos del final. Entonces ocurrió la locura y Harden se marcó un parcial de 13-0 él solito para poner a los suyos por delante y ganar el partido.

Con estos números se convierte ya en el cuarto jugador de toda la historia en lograr dos partidos de 60 o más puntos en una misma temporada. Por delante solo tiene a Wilt Chamberlain, Michael Jordan y Kobe Bryant. Victoria más que importante para unos Rockets que tienen muy pegados a Portland Trail Blazers por la tercera plaza. Este resultado les permite seguir aferrándose otra noche más al puesto más alto posible. Ya parece casi improbable que Nuggets o Warriors puedan caer de su pedestal.

Por parte de los Spurs, brilló un Bryn Forbes que se hizo con el puesto de escolta titular y consiguió 20 puntos y 5 rebotes en 36 minutos de juego. Los de San Antonio mantienen su buen estado de forma y estuvieron muy cerca de tumbar a los Rockets si no hubiera sido por la explosión de Harden. No obstante, las dos últimas derrotas consecutivas les han hecho caer al octavo puesto y tendrán que recuperar sensaciones en sus partidos venideros para dejar atrás a sus dos principales competidores, Utah Jazz y Los Ángeles Clippers.