Foto: Rocky Widner/NBAE via Getty Images

Russell y los Nets logran una remontada histórica

El base culminó una victoria para el recuerdo

Brooklyn Nets potragonizó la pasada noche la mejor remontada de toda su historia, y una de las mejores que se recuerdan en los últimos años. El equipo de Kenny Atkinson llegaba al partido con la intención de mantener su colchón de ventaja que les permite seguir con un puesto en los próximos Playoffs. Sacramento, por su parte, sigue con pocas opciones de remontar los siete partidos que les separan de los Clippers en el octavo puesto.

Los Kings, sin embargo, a pesar de estar con poco en juego, controlaron el partido ante unos Nets que no encontraron el aro en sus ocasiones ofensivas. El partido llegaba con un resultado de 103-78 al último cuarto y con la sensación de que todo estaba resuelto. A partir de entonces comenzó la gesta histórica de unos Brooklyn Nets que anotaron un total de 45 puntos para remontar el partido y ponerse por delante en el marcador en el último segundo.

D’Angelo Russell fue el principal protagonista de esta épica historia. El base firmó su mejor partido como profesional con 44 puntos, 12 asistencias, 4 rebotes, 4 robos y 6 triples. Además, 27 de esos 44 totales llegaron en el último cuarto. Mostró una versión sobrehumana de sus propias capacidades baloncestísticas y fue el motor que permitió a los Nets creer en las posibilidades de la remontada que fue culminada por Rondae Hollis-Jefferon, que anotó la canasta final que les puso por delante.

Hollis-Jefferson, ante el desesperado deseo de ganar ese partido tras enchufar semejante parcial a su rival, decidió entrar al aro en una ocasión en la que parecía imposible conseguir la canasta, y casi sin ángulo y con un movimiento más bien ortodoxo, logró poner a los suyos por delante desatando la locura de sus compañeros en el banquillo. Noche para el recuerdo dentro de la franquicia y para todos los jugadores presentes en la pista.

Leave A Reply

Your email address will not be published.