HISTORIA NBA | Tan cerca y a la vez tan lejos

Recordamos el mítico dúo entre Manute Bol y Muggsy Bogues

La NBA es una de las competiciones más mediáticas que existe en todo el mundo. Y como no puede ser de otra manera, todo lo que rodea al espectáculo se vuelve parte del espectáculo. Es por ello que existen una cantidad infinita de récords y, si bien la mayoría son deportivos, existen otros tantos que simplemente tienen que ver con hechos extravagantes, que abarcan desde el número de pie más grande que ha calzado un jugador (si te lo estás preguntando, es Shaquille O’Neal con un 56), hasta la diferencia de altura más grande entre dos jugadores de un mismo equipo. Y es en esta en concreto en la que me quiero parar. Permitidme que os presente a Manute Bol y Muggsy Bogues.

El jugador más alto de la liga…

Si vamos a los datos oficiales, podemos ver que son dos los jugadores que han registrado una altura de 7-7 pies en la Historia de la NBA (2.31m), Gheorghe Muresan y Manute Bol, y se dice que el primero de ellos era más alto por milímetros. Aún así, salvo los dos últimos años de su carrera, Manute ostentó el récord como jugador más alto de siempre.

El pasado de Manute Bol es incierto y está lleno de vacíos. Nació en Sudán del Sur, aunque no fue registrada su fecha de nacimiento. Era miembro de los Dinka, una de las tribus más altas de todo el mundo, de hecho se cuenta que su abuelo llegó a medir 2.39m. Como niño comenzó jugando al fútbol, aunque dad su altura pronto se dio cuenta de que aquello no era lo suyo, motivo por el que se pasó al baloncesto, donde pronto llegó a jugar en la selección nacional.

Habitualmente se tiende a idealizar las historias con el fin de añadirles epicidad, y esta no es una excepción. Es difícil comprobarlo, pero se dice que un primo suyo marchó a estudiar a Estados Unidos, y que allí se corrió la voz de que tenía un primo, Manute, de 2.31m de altura. Lo que es seguro es que Don Feeley, entrenador de la universidad de Farleigh Dickinson fue a Sudán con la intención de ver jugar a ese muchacho, y quedó tansatisfecho que le convenció de poner rumbo a Estados Unidos para jugar allí. A su llegada fue elegido en la quinta ronda del Draft de 1983 por los San Diego Clippers, elección que posteriormente fue declarada nula por no haber sido Manute un jugador declarado elegible.

Tras el veto a su elección en el draft, Manute fue invitado a jugar para el equipo universitario de Celveland State, donde su entrenador, Kevin Mackey se encontró con un jugador que ni hablaba ni escribía inglés y del que además se desconocía su fecha de nacimiento:

“Le di una fecha de cumpleaños porque no se sabía qué edad tenía” confesó Mackey a Zagsblog. “Estábamos en octubre, y yo quería que fuese posterior al 1 de septiembre para asegurarme de que fuese lo suficientemente joven (para jugar en la universidad). Creo que estaba en sus 40s, de verdad que lo creo. Pero no hay forma de saberlo realmente”.

Mackey trabajó con la oficina de inmigración para acordar una fecha de cumpleaños para Bol, que acabó siendo el 16 de octubre de 1962. Este hecho es relevante porque oficialmente Manute Bol murió en octubre de 2010 a la edad de 47 años, pero si las creencias de Mackey fueran ciertas significaría que en realidad superaba los 40 años cuando jugó en la liga y se retiró en torno a los 50, lo que significaría el jugador más mayor en haber jugado un partido oficial en la Historia de NBA.

Finalmente, y tras no jugar un solo minuto en Cleveland por su problema con el idioma, terminó enrolándose en la universidad de Bridgeport, donde jugó una temporada, y fue elegido en la segunda ronda del Draft de 1985 por los Washington Bullets, donde comenzó su carrera en la NBA.

…y el más bajo de la Historia

Si de nuevo revisamos los datos oficiales comprobamos que el jugador más bajo de la Historia de la NBA ha sido Tyronne “Muggsy” Bogues, con una altura de 5-3 pies (1.60m).

La historia de Muggsy es diametralmente opuesta a la de Manute Bol. Nacido en Baltimore, Maryland, el 9 de enero de 1965, fue criado únicamente por su madre tras el ingreso de su padre en prisión cuando tenía 12 años, y en un barrio donde abundaban los disparos y las drogas. Fue compañero de instituto entre otros, de futuros jugadores de la NBA como David Wingate, Reggie Williams y Reggie Lewis. Y fue precisamente un compañero de instituto el que le puso el mote de “Muggsy”, haciendo un juego de palabras con la palabra inglesa “mugging” (asalto), por su juego físico; y por su liderazgo, parecido a Muggsy, un personaje de The Bowery Boys. De primeras su nuevo apodo no le gustó, ya que se pensó que era una especie de burla hacia él.

Completó los cuatro años de universidad en Wake Forest con unos registros de 8.3 puntos, 6.3 rebotes y 2.4 asistencias por partido, jugando una media de 30 minutos; y fue miembro de la selección nacional estadounidense que ganó la medalla de oro en el Mundial FIBA de 1986 en España.

Acabado su periplo universitario comenzó a jugar en los Rhode Island Gulls de la extinta USBL, pero duró apenas un año hasta que fue elegido en la primera ronda del Draft de 1987 por los Washington Bullets, siendo el jugador de menos de 6 pies de añtura que más alto ha sido elegido en toda la Historia del Draft. Y es en esta temporada, la 1987-88 en la que vamos a introducirnos.

Un dúo único

Como ya hemos mencionado, la 1987-88 fue la primera temporada de Bogues en la NBA y la tercera de Bol, que venía de formar parte del Second All-Defensive Team en su año rookie. Apenas coincidieron un año como compañeros de equipo, pero mediáticamente formaron un dúo irrepetible. En aquella plantilla se encontraba también Moses Malone, que a pesar de estar en su 13ª temporada en la liga fue el líder del equipo en prácticamente todos los aspectos.

Como no podía ser de otra manera, el hecho de que el jugador más alto y el más bajo de la liga estuvieran en el mismo equipo fue motivo de varias portadas y algún que otro reportaje, llevando a una de las fotos más míticas de la liga. La diferencia entre ambos es la máxima registrada nunca entre dos compañeros de equipo, 28 pulgadas (71cm), y la máxima también entre dos jugadores en la misma cancha, solo igualada por la vez en la que Gheorghe Muresan jugó contra Bogues, ya como jugador de los Hornets.

En aquella temporada los Bullets consiguieron un récord de 38-44 y terminaron en la 7ª posición de la Conferencia Este (2º en su división). Fueron eliminados en primera ronda por unos Detroit Pistons que a la postre llegarían a las Finales aunque caerían ante los Lakers, en lo que sería un avance de los dos anillos consecutivos que estaban por venir.

Al acabar la temporada Bol sería traspasado a los Warriors por Dave Feitl y una segunda ronda, y Bogues sería elegido por los Hornets en el Draft de Expansión por el que los de Carolina del norte se incorporaron a la liga. Casualidad o no, ambos hicieron los mejores números de su carrera en sus nuevos equipos, pero dejaron en Washington una gran amistad.

Leave A Reply

Your email address will not be published.