Foto: Scott Cunningham/NBAE via Getty Images

Bulls y Hawks firman el tercer partido con mayor anotación de la historia

Ambos conjuntos necesitaron cuatro prórrogas para resolver el choque

Estos partidos son los que hacen que la NBA sea una de las competiciones más divertidas de todo el deporte. Anoche, se esperaba un duelo tranquilo entre Chicago Bulls y Atlanta Hawks, aunque al final acabaron haciendo historia.

Chicago se llevó la victoria en un duelo para el recuerdo ante Atlanta. Se necesitaron cuatro prórrogas para dirimir el ganador del partido, al igual que los 329 puntos que anotaron entre ambos, 161-168.

Es el tercer partido con más anotación de la historia de la NBA, solo superado por los 370 puntos que consiguieron Pistons y Nuggets en el 83 y los 337 de San Antonio y Milwaukee en el 82.

Lo importante, nueva victoria de unos Chicago Bulls que parecen haber cambiado de manera radical desde el All-Star y que, aunque no tienen opciones de hacer algo serio en el Este, están divirtiendo a sus aficionados. LaVine volvió a brillar con 47 puntos.

El que no olvidará este partido es Trae Young, que firmó la máxima anotación en un solo partido de un novato en toda la historia. Finalizó con 49 puntos y 16 asistencias. Los Hawks comienzan a frotarse las manos con lo que viene en el futuro.