ACB Photo / V. Salgado

Duelo de titanes en la final de Copa del Rey

Real Madrid y FC Barcelona Lassa vuelven a verse las caras en la gran final

Llegó el momento de la verdad, esta tarde el WiZink Center acogerá la gran final de la Copa del Rey 2019 que ha terminado con dos protagonistas clásicos de la competición. Real Madrid y FC Barcelona Lassa se verán las caras, al igual que lo hicieron el año pasado, para alzarse campeón.

La misión del anfitrión

El Real Madrid llega a este partido con toda la motivación posible tras haber derrotado con superioridad a sus dos anteriores rivales, Movistar Estudiantes y Divina Seguros Joventut. Fueron demasiado para sus oponentes e impusieron su poder anotador para conseguir la victoria en ambas citas.

Quieren hacerse con la Copa en casa, y sobre todo, tras haber perdido el año pasado en el último segundo frente al conjunto de Pesic. El Real Madrid tiene la obligación de devolverle este título a su afición, y se ve con más presión todavía al ser en su casa. Se espera un gran ambiente y una importante presencia de los aficionados blancos en el pabellón.

Gabriel Deck se ha destapado como uno de los jugadores más importantes del Real Madrid en esta Copa del Rey. El argentino ha servido como desatascador en los momentos de menos lucidez de sus compañeros y ha logrado mantener el tipo en defensa, donde el cuadro de Laso ha dejado a sus rivales sin opciones de articular su juego con normalidad.

No hay favoritos para este encuentro, aunque es cierto que los blancos han mostrad un mejor versión de sí mismos en los anteriores partidos. Anthony Randolph, Gustavo Ayón y Facundo Campazzo, parecen haber recuperado su mejor forma y podrían ser más realmente peligrosos esta noche.

Buscando revalidar el título

El FC Barcelona Lassa afrontará esta nueva Copa con la seguridad que da ser el primer clasificado de Liga Endesa y haber derrotado al Real Madrid en su previo enfrentamiento de la competición doméstica. Tuvieron algún que otro problema ante Valencia Basket mientras que controlaron el duelo sobre Iberostar Tenerife.

Para el cuadro blaugrana, ganar su segunda Copa del Rey consecutiva significaría dar un importante golpe sobre la mesa en la década del Real Madrid. Pablo Laso y sus chicos han controlado esta competición en los últimos años y el Barça de Pesic parece ser el único antídoto ante esta dominación merengue.

Adam Hanga puede poner en serios problemas al Real Madrid. Ha sido de lo más destacado de este Barça Lassa en los dos anteriores partidos gracias a su defensa. El húngaro ha sido todo un cerrojo en el perímetro y ha generado cuantiosos contraataques que han terminado en canastas muy valiosas para su equipo.

Por otro lado, los blaugranas cuentan con poderío en el exterior gracias a la presencia de jugadores como Thomas Heurtel y Pau Ribas, que llegan de hacer buenos partidos en cuartos y semis, así como en la zona. Ante Tomic no tuvo su mejor noche ante Iberostar Tenerife, pero no es secreto que siempre se crece al jugar ante su ex; sobre todo al recibir los abucheos que siempre acoge en el WiZink Center.