ACB PHOTO

Nico Laprovittola lleva a la Penya a semifinales

El base firmó un partido excelente para derrotar a Kirolbet Baskonia en cuartos de final

KIROLBET Baskonia tenía un rival nada fácil en su enfrentamiento de cuartos de final. Divina Seguros Joventut ha firmado una excelente primera mitad de curso y logró su pase a esta Copa del Rey gracias al gran rendimiento de sus jugadores.

Los chicos de Badalona llegaban, a priori, como ‘underdogs’, aunque en la Copa puede pasar cualquier cosa. De la mano de un Laprovittola que había metido 40 puntos varias jornadas atrás, querían desequilibrar a todo un Euroliga como Baskonia.

Los chicos de Perasovic se plantaban en esta Copa con buenas sensaciones, y con ganas de lograr un título esta temporada tras quedarse tan cerca de hacerlo la pasada. La trayectoria en Euroliga de los próximos anfitriones no está siendo del todo buena, aunque en Liga Endesa mantiene sus ejes funcionando a la perfección.

La intensidad verdinegra se impuso desde el inicio

Divina Seguros Joventut logró el que posiblemente sea el mejor arranque de partido de todo lo que llevamos de Copa del Rey. Los chicos de Carles Duran siguieron al pie de la letra el plan de partido y proporcionaron la intensidad necesaria para incomodar a su rival y provocar pérdidas sencillas.

A base de los balones que robaban al otro lado del campo, y con la confianza que da que tus primeros tiros entren, los verdinegros continuaron aumentando la diferencia en el marcador que llegó a ser de trece puntos a menos de un minuto para el final del primer cuarto. Como siempre, Laprovittola fue el encargado de proporcionar la magia con su visión de juego extraordinaria y con un tiro difícil de parar.

El argentino aprovechó su acierto e hizo que la muñeca continuase caliente. Finalizó con 14 puntos en el primer cuarto. El otro nombre propio fue Harangody, muy activo en ambos lados de la pista y sacando oro de las segundas oportunidades de un Baskonia precipitado que intentaba lo imposible por reducir la diferencia. Marko Todorovic solamente falló un tiro en los dos primeros periodos, sumando nueve puntos totales.

Baskonia siempre aparece

Los chicos de Perasovic lograron sobreponerse a un primer cuarto en el que no tuvieron mucha fortuna. El cuadro baskonista empezó a ponerse las pilas en defensa y logró acciones claras al contraataque que finalizó con facilidad.

Poirier, muy activo en el rebote ofensivo salvó algunas canastas fáciles de los vitorianos cuando parecía todo perdido. No cabe duda de que el triple fue su arma más efectiva, con un Matt Janning que disparó desde que el árbitro hizo sonar su silbato. Tres de seis en la primera mitad, y le acompañó Vildoza, que iba calentando motores en el apartado que más le gusta de este deporte.

Jalen Jones proporcionó desde el banquillo la fuerza que necesitaban los vascos, demostrando que ha venido desde Cleveland para ser importante ante la baja de Shengelia. Al descanso, parecía un partido nuevo, 42-45.

Nicolás Laprovittola llegó la pasada temporada a Badalona para salvar la temporada de los verdinegros y hacer que se mantuviesen en Liga Endesa. Y de un curso a otro, se ha convertido en uno de los candidatos a ser el MVP del curso si Divina Seguros Joventut mantiene el nivel que se le prevé durante lo que queda de curso. La segunda mitad fue todo suya, distribuyó juego a las mil maravillas y permitió que la Penya se mantuviera por delante durante todo el partido. KIROLBET Baskonia trató de acercarse con varios arreones, aunque fue misión imposible. El base de Morón finalizó el encuentro con 36 puntos, 7 asistencias, 4 rebotes, 2 robos y 50 de valoración. Tampoco hay que olvidar a sus escuderos, como un Morgan que estalló en el último cuarto desde el perímetro con 10 puntos y 3 triples.

Nico Laprovittola, SomosBasket MVP del partido

El base fue el mejor jugador del partido con mayúsculas, dominó de cabo a rabo en la pista y fue el principal artífice de la histórica victoria de su equipo en Copa del Rey. Finalizó con 36 puntos, 4 rebotes, 7 asistencias, 2 robos y 50 de valoración, récord histórico en la Copa del Rey.