ANÁLISIS | Los Bucks afilan sus cuernos para playoffs con Nikola Mirotic

La resaca del trade deadline

 

Un buen amante de la mejor liga del mundo, sabe que ser un aficionado de la NBA implica tener ciertas fechas al año ya tachadas en el calendario, en las que no debe de hacer planes. Pues como si de un contrato moral se tratase, año a año activamos las notificaciones en Twitter de los magnates de la información baloncestística del momento, esperando agazapados cualquier movimiento en este trade deadline. Pues el cierre de mercado siempre da mucho que hablar, muchas alegrías, muchos enfados tontos, y especialmente el de este año, ya que ha sido especialmente movido.

Muchos equipos han aumentado sus opciones para la post-temporada, otros han redireccionado el rumbo de su franquicia y algunos simplemente se han limitado a liberar espacio. En particular, hoy hablaremos de uno de los traspasos más importantes de la velada, un movimiento a tres bandas en el que se ven implicadas tres franquicias, los Milwaukee Bucks, los New Orleans Pelicans y los Detroit Pistons. Este fue el cambio de fichas que realizaron los tres equipos:

·Milwaukee Bucks: Nikola Mirotic (desde Pelicans)

·New Orleans Pelicans: Jason Smith (desde Milwaukee), Stanley Johnson (desde Detroit) y cuatro segundas rondas 2019, 2020, 2020, 2021 (todas desde Milwaukee)

·Detroit Pistons: Thon Maker (desde Milwaukee)

Nikola Mirotic, otra pieza clave para el profesor Budenholzer y sus Bucks

Mirotic Pelicans Bucks
Los Milwaukee Bucks pelearan por todo este año.

Como aficionado de los Milwaukee Bucks, creo que nunca había visto una plantilla tan completa y tan bien gestionada, que cumpla con todas las necesidades del entrenador y tenga ciertas opciones para el anillo. Pues al gran roster que tenían Mike Budenholzer se le suma una pieza que seguro que será vital para este final de temporada, Nikola Mirotic. Un jugador que por número y sensaciones está realizando una gran temporada, el ex del Real Madrid cumple los requisitos impuestos por Budenholzer y llega a cambio de realmente poco. Pues mirando la parte positiva del traspaso, los Bucks han logrado los servicios de un jugador de alto rendimiento asegurado a cambio de dos hombres casi fuera de la rotación (Jason Smith y Thon Maker) y cuatro rondas, de las cuales solo una era realmente suya (eran dos de Wizards y una de Nuggets).

Su llegada es realmente importante, pues hablamos de un jugador ya maduro, que con 28 años se encuentra a mitad de su carrera con bastante experiencia a sus espaldas, pero... ¿Qué va a aportar Nikola Mirotic a los Bucks de Giannis, Budneholzer y compañía?

Pues en pocas palabras mucho tiro. Las cosas han cambiado en Wisconsin y el triple este año ha pasado de defecto a prioridad. Es una llegada muy buena porque tiene un tiro con mucha calidad que pese a ser un jugador interior por su físico, puede jugar muy lejos del aro, y es justamente lo que buscan los Bucks. Otro Brook Lopez que pueda abrir la puerta del pasillo a jugadores como Giannis Antetokounmpo y Eric Bledsoe que se nutren de penetraciones. Realmente, jugará igual que lo hacía Thon Maker este año, es un cambio a mejor en el que esquemáticamente no cambia absolutamente en ataque, lo que cambia es la calidad del producto no su función.

En este sentido Mirotic, pese a no ser un pívot puro, suma dos características perfectas para el juego de los Bucks, posiblemente, lo mejor de Maker y Brook Lopez. Por una parte suma un tiro de genial mecánica, con un rango de tiro bastante grande y con mucha eficiencia desde el triple, algo necesario para que el sistema permanezca en la segunda unidad, el poder jugar tan lejos del aro. Y por otro lado tiene la capacidad asociativa y comprensiva de Thon Maker, con la que evita errores frecuentes de Brook Lopez como la mala selección de tiro o el aislamiento excesivo. Aquí se nota que es un gran jugador, en la selección previa a la realización, sabe jugar con todos y como pida el míster; tanto en ataque como en defensa su adaptación es tremenda, suele ceñirse a la perfección al juego del equipo al que vaya. Tanto en Europa, como en Bulls y Pelicans.

El punto extra con el que cuenta Nikola es esa magia europea, esa técnica y fundamento que validan su experiencia, las constantes fintas y el timing. Eso es algo que lo hace más completo y mucho más difícil de defender, en el sentido de que es un jugador, que por ejemplo, está muy acostumbrado a moverse sin balón, seguir jugadas y hacer ayudas ofensivas. No obstante eso puede ser muy bueno o muy malo para los de Budenholzer, pues quizás sería mejor para el equipo, un tipo como Brook Lopez que se aislase y no «estorbe» tanto con su defensa de por medio.

En defensa, al igual que en ataque es un jugador muy inteligente y adaptado, se relaciona y juega en función de sus compañeros. Tiene también grandes fundamentos defensivos, como el posicionamiento, es el caso de su línea aro-balón-jugador. Sin embargo sus problemas más frecuentes coinciden con los de Lopez, la velocidad y movilidad, si está rebasado, es canasta segura. En cambio, el montenegrino no es un caso tan extremo, se atreve a defender a exteriores, tiene velocidad de manos y es realmente bueno escogiendo que ayudas hacer.

Tal y como está la liga, lo normal sería que Giannis Antetokounmpo defendiera al pívot en cuestión si ambos están en pista. No es mal defensor, y para nada fácil de superar, pero si se le ve un tipo pesado que puede ser roto por jugadores verticales.

En conclusión, un jugador que puede ser clave, llega a cambio de muy poco y está realizando una genial temporada (más de 16 puntos y 8 rebotes por partido). Veremos como se adapta a un estilo de juego tan peculiar y extraño como exitoso, seguramente juegue menos minutos, pero sin duda va a ser na pieza clave a tener en cuenta. Este movimiento por parte de los Bucks era necesario, por el simple hecho de aumentar su profundidad de plantilla ante los movimientos de rivales directos. Pues tanto Philly como Toronto han jugado muy bien sus cartas, incorporando a jugadores como Marc Gasol, Tobias Harris o Jonathon Simmons, sin desprenderse de ninguna pieza clave.

El otro punto de vista del trade: marchas necesarias y llegadas que ilusionan

Stanley Johnson
Stanley Johnson ha agotado sus oportunidades en estos Pistons.

Si algo caracteriza al escenario B del trade, es que los dos protagonistas, Stanley Johnson y Thon Maker, son jugadores que tenían/querían abandonar la franquicia que les dio todo. Ambos son tipos muy agradecidos, ambos son primeras rondas frustradas, pero ambos continúan teniendo mucho potencial.

En primer lugar, ante la falta de minutos y oportunidades, los agentes de Thon Maker veían el traspaso más que necesario para el progreso de su cliente. Y así ha sido, el de Sudán gozará de su oportunidad para entrar en la rotación de los de Motor City de forma regular. Es un jugador a explotar, y que con más minutos promete, no obstante tiene por delante a una zona titular muy difícil de competir. Veremos como se adapta este jugador tan único e inteligente a un equipo que aspira a entrar en playoffs.

El otro protagonista, Stanley Johnson, agotó todos los cartuchos en Detroit y tras ser un capricho de la franquicia en el draft, que acabo saliendo bastante mal, muchos le auguran un futuro prometedor. Eso mismo intentará demostrar en los New Orleans Pelicans, equipo que no tiene prisa ninguna y que seguramente en verano comience una lenta reconstrucción. Un proyecto en el que se asentará como un defensor de élite, si no lo es ya, y gozará de ocasiones para demostrar su valía en el ataque.

En conclusión ganan los tres, unos gozan de más espacio, otros se aferran a la juventud y el potencial, y los Bucks, los líderes, el mejor equipo en lo que va de campeonato, se reafirma todavía más.