OPINIÓN | Sacramento Kings, favoritos para alcanzar los PlayOffs

El mercado deja a Sacramento en mejor posición que Clippers y Lakers

Febrero de 2019. Y tenemos que hablar de Sacramento Kings. Porque en medio de una Conferencia Oeste salvaje y con un precio a la postemporada elevadísimo, ahí están ellos, opositando a los últimos puestos que dan derecho a jugar los PlayOffs. En esa pelea en la que los tejanos Rockets y Spurs parecen haberse alejado y mientras los Jazz parece que quieren poner la directa como el año pasado, Clippers y Lakers se han convertido en los principales rivales de los Kings.

Queda mucho año, pero su temporada está siendo muy buena y están dejando de convertirse en sorpresa para ser toda una realidad. Desde el 29 de noviembre sólo han dejado de estar con balance del 50% o superior una única vez tras perder frente a Phoenix Suns el 8 de enero. Balance que pronto recuperaron el 10 de enero venciendo a Detroit Pistons. Si terminara hoy la temporada (balance de 28 – 26 en el momento de escribir estas líneas) sería la primera vez que acabarían en balance positivo desde la temporada… ¡¡¡2005 – 2006!!!

Actualmente, y tras el octavo puesto conseguido por Minnesota Timberwolves el año pasado, son la franquicia que más tiempo lleva sin pisar la postemporada. En particular, su temporada se limita a 82 partidos desde la citada 2005 – 2006, cuando jugaban en Sacramento Mike Bibby, Pedja Stojakovic, Kevin Martin o el alero por aquel entonces conocido como Ron Artest.

Argumentos para soñar

Mucho ha llovido desde entonces y de aquellos míticos nombres han tomado el relevo otros en los que sólo Bjelica alcanza, raspado, los 30. Hay mimbres, pero sobre todo hay futuro. Eso si Vlade Divac y compañía no deciden hacer alguno de sus famosos movimientos, y de dudoso éxito.

Y sí, hay motivos para pensar que no sólo es candidato a Playoffs, sino que es favorito para la octava plaza por encima de los equipos angelinos.

Porque Fox ha dado un paso adelante y ha añadido a su portentoso físico una mejor toma de decisiones y un mejor tiro de larga distancia para ser todo un proyecto de estrella a no mucho tardar.

– Porque Buddy Hield se ha convertido en un líder anotador y sigue siendo uno de los grandes tiradores de la competición, pero este año lo es tirando mucho más (de algo menos de  5 triples intentados por partido a 7.5 este año) y con, incluso, mejores porcentajes: un brillante 45.9% por el 42.7% de media en su carrera.

– Porque Cauley-Stein está ejerciendo como una referencia interior muy física y atlética capaz de seguir el alto ritmo impuesto por el equipo (tercer ritmo más rápido de toda la liga).

– Porque Bogdanovic está siendo uno de los mejores sextos hombres de la liga.

– Porque Marvin Bagley está dejando fantásticas sensaciones en su año rookie, al igual que Harry Giles, apuesta personal de la franquicia que no pudo siquiera debutar el año pasado por lesión.

– Y porque Harrison Barnes supone un buen movimiento para ello. Barnes puede ocupar el puesto tanto de alero como de ala-pívot y encaja fantásticamente por su versatilidad y capacidad de abrir la cancha ocupando, y tirando, desde la esquina. Además, aunque tampoco es precisamente mayor (26 años) su experiencia en finales y campeonatos con Golden State Warriors debe ser muy valiosa en un equipo que puede acusar en algunos momentos falta de madurez. Su principal pega, es que tal vez cobra más de la cuenta, pero eso no supone un problema para unos Kings con espacio salarial y muchos contratos de rookie.

Porque sí, porque les toca. Porque ya es hora de que quienes se criaron viendo a Jason Williams, Chris Webber y Pedja Stojakovic vuelvan a ver a los de morado en PlayOffs.

Los rivales, cada vez más débiles

Y para ello también ha ayudado el mercado de traspasos de manera indirecta tanto por los traspasos que han hecho sus rivales como por los que no han podido hacer. 

Y es que los Clippers han perdido a quien estaba siendo su estrella, Tobias Harris, que ha hecho las maletas dirección Philadelphia. Desde la franquicia de Steve Ballmer buscan hacer hueco salarial para el verano… y no perder su ronda de draft de esta temporada. Si se quedaran entre los 14 primeros mantendrían su pick, pero si este fuera el 15 o un número superior serían Boston Celtics quienes se quedarían con la elección. Desde la gerencia ya apuntan que este año hay más interés en no conseguir un puesto de PlayOffs que de conseguirlo.

Mientras, en el otro lado de Hollywood, el intento de traspaso por Anthony Davis que no ha llegado a buen puerto ha dejado a los Lakers en una posición muy difícil de puertas para adentro. Con los jóvenes, que son la mayoría de la plantilla, viendo su nombre continuamente ofrecido a otra franquicia, fotos de James en el banquillo alejado de todo el equipo haciéndose virales y rumores de disputa entre veteranos como Beasley con Luke Walton.

Ingram ya ha aguantado que la grada rival le cante que LeBron le quiere traspasar. Y ellos mismos saben que no son sólo rumores. ¿Cómo le puedes pedir a un jugador joven que se centre en el juego cuando el recién llegado y que debería ser el líder está moviendo sus hilos fuera de las canchas para mandarte fuera? Debían arriesgar y lo han hecho, pero la apuesta ha salido cruz, al menos de momento.

Así pues, mientras de una u otra manera los rivales se han visto debilitados, los jóvenes Kings han gozado de una estabilidad extraña en Sacramento que deben aprovechar para poner la franquicia en el foco de la NBA.

Hasta ahora están pasando más desapercibidos de lo que sus resultados marcan, pero están listos para hacer ruido. Tal vez no luego no puedan pasar ronda, tal vez se enfrenten a los temidos Warriors, pero es la primera piedra de un proyecto que apunta a serio. Porque ya les toca dejar de ser el hazmerreír de la NBA y volver al lugar de los equipos grandes.

Leave A Reply

Your email address will not be published.