Foto: Abbie Parr/Getty Images North America

ANÁLISIS | Kristaps Porzingis amplía el futuro de Dallas

La llegada del letón hace que los Mavericks miren de manera distinta el futuro

Todos los aficionados de Dallas esperaban que la franquicia hiciese algún movimiento antes de la fecha límite de traspasos, sobre todo, algo que involucrara a Dennis Smith Jr. La franquicia había dejado claro que su intención era deshacerse del joven base para centrarse en una clara reconstrucción alrededor de la joya que encontraron en la noche del Draft, Luka Doncic. Mark Cuban quería mover fichas, pero nadie se esperaba un movimiento tan grande que diese un resultado tan efectivo para la franquicia tejana. Esa misma tarde, saltó el aviso de que los Knicks se habían reunido con Kristaps Porzingis para hablar del futuro y el resultado no había sido nada bueno; los rumores comenzaban a surgir y Cuban tiró su dardo a tiempo.

Eso dio como resultado uno de los intercambios más sorprendentes de lo que llevamos de temporada, Kristaps Porzingis había sido traspasado a los Mavericks para formar así un núcleo joven espectacular en Dallas. Los Knicks no estaban dispuestos a darle el máximo a un jugador que ha sufrido varias lesiones en lo que lleva de corta carrera, y se encontraba recuperándose de una lesión en el ligamento cruzado anterior. Dallas, por su parte, quería deshacerse también de contratos ‘expiring’ que no les interesaban demasiado, así como de un Dennis Smith que ya no entraba en sus planes. El resultado fue un intercambio de Porzingis, Hardaway Jr., Courtney Lee y Trey Burke a cambio de DeAndre Jordan, Wesley Matthews y Smith Jr.

Porzingis
Foto: Christian Petersen/Getty Images North America

Los Mavericks se aseguran una dupla con mucho futuro, Doncic y Porzingis pueden traer de vuelta los viejos recuerdos que dejaron Nowitzki y Steve Nash en su día. Por su parte, los Knicks crean espacio salarial para atacar el mercado en la agencia libre e intentar pescar algún gran nombre como Kevin Durant o Kyrie Irving, o al menos esa es la única explicación que se le puede encontrar a este traspaso. En New York pulsan de nuevo el botón de reinicio y esperan poder complacer sus deseos y draftear a Zion Williamson para dar cabida después a alguna estrella más. Los objetivos de ambas franquicias cambian drásticamente del día a la noche y se avecina una temporada 2019-20 más que interesante para ambos.

Kristaps Porzingis, se abre una nueva ventana en Dallas

Desde que seleccionaran a Luka Doncic en el Draft, Mark Cuban no ha podido quitarse de la cabeza a los jóvenes europeos. Incluso dejó declaraciones en las que criticaba el sistema estadounidense que levantó un cierto mosqueo dentro de su propio vestuario. Ahora, ha hecho un movimiento para lograr a otro jugador de esas características y con un gran futuro. Están muy claros los planes de Dallas, quieren formar de nuevo un equipo que ilusione a los aficionados y pelee por un título. Con la llegada de Porzingis, dan la bienvenida a un jugador que antes de lesionarse estaba promediando 22,7 puntos, 6,6 rebotes, 2,4 robos y 1,2 asistencias por partido. Además, un factor importante es la amistad que mantienen ambos jugadores por la similitud de sus carreras, formándose en la Liga Endesa tras haber llegado del extranjero.

Entre tanto rumor de retirada de Dirk Nowitzki, los Mavericks aseguran un reemplazo generacional perfecto para el que posiblemente sea el mejor jugador de la historia de la franquicia. El único interrogante que queda es el estado de salud del letón, llega a la franquicia tras haber sufrido una lesión en el ligamento cruzado anterior que le tendrá apartado de las pistas por lo que queda de temporada. El propio Mark Cuban ha admitido públicamente que no volverá a pisar las pistas y que se asegurarán de que puede volver a la acción estando al 100% de sus capacidades físicas. Porzingis, quien cuenta con en su equipo con un entrenador personal español de su etapa en el Baloncesto Sevilla, se ha estado preparando en las instalaciones del Real Madrid, y ha lanzado en más de una ocasión vídeos documentales de su proceso.

Kristaps Porzingis, cuyas cualidades técnicas recuerdan a las de Nowitzki, ofrece a los Mavericks una versión mejorada de la amenaza en la pintura con la que tradicionalmente han contado. Su presencia en la plantilla, junto con la de Doncic, convierten a Dallas en un destino más que favorable para los jugadores que salgan al mercado durante la próxima agencia libre. El plan maestro de Cuban empieza a tomar forma y podrán reconstruir alrededor de estas dos piezas que tanto respeto despiertan entre sus compañeros en la competición. Las posibilidades son infinitamente interesantes, sobre todo teniendo en cuenta que Porzingis y Doncic mantendrán sus contratos de novato durante la próxima temporada. Será el último del recién adquirido ala-pívot mientras que a Doncic todavía le queda mucho por delante. El esloveno formado en la cantera del Real Madrid, terminaría contrato en 2023, lo que ofrece a los Mavericks la posibilidad de ir explorando posibilidades en el mercado sin comprometer su espacio salarial.

La nueva versión de Nowitzki y Nash

Si hay una comparación que ha sobresalido del resto desde que se hizo público el traspaso es la de aquella pareja que disfrutaron en Dallas formada por un alemán y un canadiense, Nowitzki y Steve Nash. Esta vez, los protagonistas serán de Eslovenia y Letonia, y ofrecerán distintas posibilidades. No cabe duda que es una pareja que todo el mundo está deseando ver en acción. Luka Doncic destaca, no solo por su capacidad anotadora, sino también por su fantástica visión de juego. Porzingis parece, a priori, el complemento perfecto para un Doncic al que le gusta contar con un jugador que maneje a la perfección el pick-and-roll y el estilo europeo. Si por algo se puede analizar el impacto de Porzingis, es por su contribución ofensiva en la zona, donde se desenvuelve con soltura en su tiro de media distancia y en su habilidad para finalizar cerca del aro.

Además, Porzingis brilla por su amenaza desde el 6,75, un interior capaz de abrir el campo gracias a su casi 40% de acierto en triples. Otro arma más en el arsenal de un jugador que puede contribuir en gran medida a ampliar el éxito de un Doncic que no ha jugado nunca con alguien de sus características. Y no solo sería un elemento positivo para su ataque, sino que Porzingis aportará a mejorar el nivel defensivo del equipo. Este es un factor en el que Doncic debe seguir trabajando, y tendrá a su lado a uno de los mejores taponadores del pasado curso en la competición. Recuperan un atributo con el que ya contaban anteriormente gracias a la presencia de DeAndre Jordan en la pintura.


Los Mavericks vuelven a sonreír tras conseguir uno de esos traspasos que son capaces de cambiar el rumbo definitivo de una franquicia. Abandonan sus posibilidades de competir por un puesto en postemporada pero se abonan al sueño de estar luchando por la ventaja de campo en el próximo curso. Todavía está por ver cómo fluctua el mercado y qué opciones se abren en la agencia libre, pero todo apunta a que estos Mavericks darán mucho de qué hablar.

Leave A Reply

Your email address will not be published.