Foto: Jesse D. Garrabrant/NBAE via Getty Images

Los Warriors se llevan un apretado duelo con sabor a Finales

Golden State se impuso a los Celtics por 111-115

Golden State Warriors y Boston Celtics se dieron cita en el TD Garden para brindar a los aficionados lo que, hace varios meses, se consideraba por unanimidad el enfrentamiento más probable de las próximas Finales de la NBA. Ahora, con los Celtics quintos en el Este, han aparecido dudas aunque sigue existiendo esa posibilidad.

Ambos conjuntos firmaron un choque muy entretenido con 21 cambios de liderato en el marcador. Los Warriors llegaban como un rodillo, con nueve victorias consecutivas, y finalmente ampliarían su racha a las diez tras vencer a Boston con un resultado de 111-115. Los 32 puntos, 10 asistencias y 6 rebotes de un inspirado Irving no fueron suficientespara parar los pies de Golden State.

Un Stephen Curry especialmente acertado desde larga distancia, (24 puntos, 6 triples) y un Durant demoledor en ataque (33 puntos) fue suficiente para que los chicos de Kerr mantuvieran su racha positiva. Por otro lado, Klay Thompson aportó 21 puntos mientras que Cousins firmó 15 puntos y 8 rebotes en 23 minutos.

La otra historia del partido comenzaba a calentarse desde mucho antes de disputarse. Todos los jugadores de Golden State afirmaron que los Celtics eran su principal rival de cara a unas posibles Finales y esto hizo que se caldeara el ambiente muy pronto. Por otro lado, Steve Kerr fue otro de los protagonistas al convertirse en el entrenador que más rápido ha alcanzado las 300 victorias como entrenador en todos los deportes profesionales de los Estados Unidos; ha necesitado 377 partidos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.