ANÁLISIS | Oklahoma City Thunder es la alternativa del Oeste

Westbrook y PG aprenden a ganar

Se busca un equipo en el Oeste que pueda plantar cara a los Warriors después de la aparente desaparición de los Houston Rockets. A pesar de que James Harden lleva en trance unas cuantas semanas, los de D’Antoni parece que están empezando a ser relevados por unos Oklahoma City Thunder que llevan desde principios de curso opositando para esa plaza. De la mano, Paul George y Russell Westbrook, que cada vez se entienden más y logran victorias para su equipo. Y, sobre todo, unas características como núcleo que sus competidores en el Oeste no tienen.

Paul George, a nivel MVP

Se han escrito ya tantas cosas sobre Paul George este año, que resulta hasta repetitivo. Pero le hemos estado obviando tanto desde que regresó de la lesión que en parte se merece tanta aclamación.

La lógica ejercía de maestro de ceremonias en el matrimonio entre Russell Westbrook y Paul George, y parece que la fiesta no está defraudando. Desde la marcha de Durant, hemos visto a un Westbrook con más responsabilidad, lo que ha propinado una evidente maduración en el jugador. Sin embargo, el paso adelante de Oklahoma sólo se iba a producir con el fichaje de una estrella que le acompañara y le complementara (que es una manera eufemística de decir que le arreglara sus cagadas, pues todos conocemos ya cuales son las carencias del bueno de Russell). Y da la casualidad de que PG, tanto por características físicas como técnicas, me atrevería a decir que es un jugador que encaja en cualquier parte. Así que era cuestión de tiempo que el proyecto de los Thunder explotara.

Centrándonos en él, está jugando el mejor baloncesto de su carrera, y eso se está traduciendo en un montón de ventajas también para él mismo; titular en el All-Star, candidato al MVP, al DPOY… El pequeñísimo paso atrás que ha dado RW nos está permitiendo ver al mejor Paul George de su carrera. Sus números, la mayoría career-high; 27 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias, 2,3 robos y un 39,4 % en triples, que aunque no es su mejor marca, sí lo es en cuanto a intentos convertidos por partido, con 3,5. Sin duda, puntazo para Sam Presti por su renovación.

Y no sólo que haya aprendido a ganar, sino que también ha aprendido a hacerlo cuando la cosa se pone fea:

Una defensa de nueva era

Una de las propuestas de valor más importantes que tiene el equipo es, tanto por sensaciones como por estadísticas, es la defensa. Siguiendo un modelo parecido al de Houston Rockets la pasada temporada, Billy Donovan ha implantado en OKC un sistema defensivo que, además de explotar todas las características de su plantilla, también encaja perfectamente en la NBA actual. Si bien Mike D’Antoni contaba el año pasado con jugadores muy físicos, versátiles y, sobre todo, multiposicionales en defensa, Donovan cuenta con perfiles muy parecidos.

La defensa de Houston la temporada pasada se basaba en tres jugadores clave, que junto a un ancla defensiva y un atacante en las líneas de pase formaban el quinteto. Los tres jugadores en los que se cimentaba el sistema eran Trevor Ariza, que defiende tanto aleros como algunos ala-pívots, Luc Mbah a Moute, que defendía escoltas además de aleros y se encargaba de la defensa uno vs uno, y el más importante de los tres, PJ Tucker, que defendía la esquina, algo clave para plantar cara a Golden State. Los tres garantizaban al menos uno de ellos en pista en los 48 minutos. Luego, Clint Capela ejercía de ancla defensiva y Chris Paul arrimaba el hombro en las líneas de pase.

Es cierto que Oklahoma no cuenta con esos tres aleros para cubrir todo el tiempo el sistema, pero sí que cuenta con esos jugadores atléticos que aportan versatilidad al sistema; Paul George, Jerami Grant, Terrance Ferguson, Hamidou Diallo, el propio Westbrook… Encontrando con su ancla defensiva en Steven Adams, el mayor infravalorado de toda esta historia.

Pero la clave está, sobre todo, en la defensa de las líneas de pase, que es lo que permite al equipo correr al contraataque, su mayor fuerte. Ejemplo práctico:

Reproductor de vídeo

Siempre hay alguien atacando al balón en el uno contra uno. El protagonista, la mayoría de las veces, Paul George. Sin embargo, también hay otros jugadores que son capaces de empeñar ese rol. En este caso, Dennis Schröder:

Reproductor de vídeo

Los Thunder son el 4º equipo que menos puntos recibe en el Oeste (11º en toda la NBA) y el primero que más balones roba (10,2). También son los terceros de toda la liga en Defensive Rating (104,4) y los cuartos en ritmo (103,92). Pero a nosotros la que nos interesa es la del DRtg, porque esta es la que permite jugar rápido al equipo, y podría ser el igualador de fuerzas en un hipotético enfrentamiento ante los GSW en Playoffs. A fin y al cabo, cuantos menos puntos permitas por 100 posesiones, estarás limitando la producción del rival y obligándolo a utilizar más posesiones para poder anotar, algo que en partidos de ritmo alto beneficiaría y (beneficia) a OKC.

Los máximos culpables de este buen nivel en defensa, como no, son Russell Westbrook y Paul George, los cuales lideran la liga en robos con 2,4 y 2,3 respectivamente. También se encuentran en el TOP-10 de DRtg; RW quinto con 101 y PG décimo con 103,2.

Steven Adams, el gran infravalorado

El plus físico de esa defensa lo pone él. Aunque vamos, lo lleva poniendo mucho tiempo. Steven Adams nunca entrará en las conversaciones del mejor pívot de la liga, ni siquiera se le reconocerá el nivel defensivo que aporta lo suficiente. A pesar de no ser un jugador muy atlético, ni con un salto fuera de lo normal, es el pegamento que mantiene unido todo el engranaje del equipo.

Numéricamente, está en el mejor momento de su carrera, al igual que Paul George; 15,4 puntos, 10,1 rebotes y 1,5 robos en 34,2 minutos. Sigue creciendo, sigue aportando activos muy valiosos como son rebote, intimidación, defensa y balance, para mí la más importante de todas.

Y eso es precisamente lo que eleva a los Thunder como contenders. Se pasa por alto, pero ese plus es lo que está marcando la diferencia. No las tengo todas conmigo si Steven Adams faltara, y no sé si OKC estaría tan alto sin él.

El “suicide squad”. Pero el de verdad

Alguien dijo que juntar a muchas cabras locas y ponerlas a jugar juntas no era una buena idea. De hecho, alguien lo dijo y a principio de temporada. Lo que pasa es que no están siendo los Lakers de Lance Stephenson, Rajon Rondo y JaVale McGee los que se están cargando esa premisa, sino que es el banquillo de los Thunder el que está demostrando que tener la cabeza amueblada no es lo más importante.

Todo el mundo se llevaba las manos a la cabeza cuando escuchaba el traspaso de Dennis Schröder a Oklahoma City. Era tan imposible que encajara con Westbrook, que a la mayoría nos ha sorprendido su rendimiento. Ofrece justo lo que el equipo necesita de él; ritmo en el ataque, muy buenos números en muy poco tiempo y un back-up sólido para cuando a Westbrook se le va la cabeza. Sus números no sólo le están avalando (15,3 puntos, 3,5 rebotes y 4,3 asistencias en 28,6 minutos), sino que le están posicionando en la lucha por el premio al mejor sexto hombre de la temporada.

Al igual ha pasado con Nerlens Noel, que se ajusta perfectamente a su rol en el equipo a pesar de ser también un jugador un poco inestable. En 13,7 minutos, 4,9 puntos y 4,4 rebotes, desempeñando su rol de rim protector a las mil maravillas y alguna que otra actuación muy notable:

Estos dos jugadores, sumados a las buenas aportaciones de Patrick Patterson, Hamidou Diallo, Raymond Felton y Abdel Nader cada vez que tienen oportunidades, convierten al banquillo de OKC en uno de los mejores de la liga.

Alternativa real en el Oeste

Y es por todos estos motivos que los Oklahoma City Thunder recogen el testigo a los Rockets del pasado curso, que son el equipo que más cerca se ha quedado de plantar cara a estos Warriors que parece que todo lo pueden. Por ahora, se encuentran en el tercer puesto de su conferencia, la dura Conferencia Oeste, con 30 victorias y 18 derrotas. Por delante, los Nuggets con 32-15. Por detrás, los Trail-Blazers, con 30-20. Pero quizás, son estos OKC los que más ingredientes tienen para plantar cara al gigante de una vez por todas.

Thunder
Estos Thunder van en serio. Fuente: Welcome to Loud City

Leave A Reply

Your email address will not be published.