Andy Lyons/Getty Images North America

ANÁLISIS | Memphis Grizzlies ante el abismo

Los Grizzlies afrontan una situación crítica que tendrán que resolver con decisiones complicadas

Podemos declarar oficialmente a Memphis Grizzlies en una de las mayores crisis de su corta historia. Actualmente se encuentran sumergidos en una racha increíblemente negativa en la que han perdido 18 de sus últimos 21 partidos y solamente han logrado salir victoriosos en un enfrentamiento en lo que llevamos de 2019. La temporada no comenzó nada mal para ellos, con Mike Conley recuperado y con Jaren Jackson Jr. sorprendiendo entre la camada de rookies. Parecía que los de Tennessee habían dejado atrás de manera definitiva el terrorífico año que firmaron la pasada campaña. Sin embargo, habiendo llegado ya a la segunda mitad de la temporada, podemos afirmar que esta franquicia no tiene pinta de que vaya a recuperarse en un futuro cercano.

Este estado preocupante agravó aún más cuando el periodista de ESPN, Adrian Wojnarowski, reveló que la franquicia se había reunido con Marc Gasol y Mike Conley para hablar del rumbo del equipo. Finalmente, varios días después, se confirmó que las dos estrellas de la plantilla de Bickerstaff habían sido declaradas como disponibles en posibles conversaciones de traspaso. Los Grizzlies necesitan cambios drásticos y se ven ante la dura decisión de decidir si quieren competir por la postemporada, algo bastante complicado en estos momentos, o comenzar la reconstrucción de una franquicia que ha perdido su seña de identidad, el ‘Grit and Grind’.

¿Es fácil separarse de sus estrellas?

Se acerca la fecha límite de traspasos y los Grizzlies deben tomar una decisión. Hace menos de una semana saltó a la prensa el rumor de que Marc Gasol podría estar pensando en utilizar su opción de jugador para convertirse en agente libre el próximo verano. Ante esta situación, los Grizzlies se verían forzados a buscar un intercambio por el pívot español para así obtener algo a cambio. Los jugadores que realmente aprecian a la franquicia en la que juegan, suelen tomar este tipo de decisiones para no dejarles con una mano delante y otra detrás. Ya se ha visto en otras ocasiones como en el traspaso de Chris Paul a Houston Rockets donde los Clippers recibieron a jugadores que les han servido para formar nuevos cimientos como Patrick Beverley.

Marc Gasol Grizzlies Memphis
Foto: Leon Halip/Getty Images North America

Esto ya no es un rumor, los grandes nombres del periodismo en la NBA han afirmado con rotundidad que los Grizzlies están dispuestos a traspasar a Gasol y Conley, por lo que podría hacerse realidad en el último día de mercado o incluso antes. Sin embargo, el inconveniente que parece dificultar esta operación son los elevados salarios de ambos jugadores. Memphis debe un total de 50,7 millones de dólares a Marc entre esta temporada y la siguiente mientras que la cifra se eleva a 67 millones en el caso de Conley. Hay pocas franquicias que puedan llegar a afrontar esta deuda en los contratos de cada uno si finalmente deciden traspasarlos. Muchos jugadores deberían entrar en el acuerdo y a estas alturas no quedan muchas dudas sobre quién podría participar en la postemporada y quién no.

¿Y un cambio en el banquillo?

Bickerstaff Grizzlies Memphis
Foto: Rob Carr/Getty Images North America

Es complicado explicar la situación de los Grizzlies en la presente temporada, nadie se explica cómo de la noche a la mañana cayeron de la parte alta de la tabla a ser el peor equipo del Oeste, solo por delante de los jóvenes Suns. Uno de los motivos podría estar en el banquillo; J.B. Bickerstaff se encuentra en su primera temporada completa con el título de entrenador jefe de una franquicia y los resultados no han sido precisamente buenos. Han atravesado rachas buenas y malas, toda una montaña rusa en la que no han conseguido encontrar un poco de regularidad que le permita tener opciones indiscutibles para mantener su puesto. Muchos aficionados pidieron hace tiempo la cabeza the Bickerstaff y siguen confiando en que puede ser una buena solución para poner fin a los problemas de este equipo y engancharse a la lucha por los Playoffs entre tantos equipos del Oeste.

El principal argumento que utilizan los aficionados para culpar al entrenador del mal momento es la falta de minutos importantes de los novatos. Jaren Jackson Jr. y Jevon Carter han compartido minutos en pista en los que han mostrado una gran versión defensiva que les permitía anotar canastas al otro lado a partir de recuperaciones. Muchos fans de los Grizzlies desean ver a los novatos en las situaciones importantes del partido, momentos en los que Bickerstaff ha decidido dar preferencia a los veteranos, que no han resultado ser una buena opción debido a un cierto pasotismo presente y que desembocó en altercados como el de Casspi y Temple. Al fin y al cabo, la falta de experiencia del entrenador puede ser bastante perjudicial para una franquicia que intenta salvarse de una de las mayores crisis de su historia. Hay muchos entrenadores que se han quedado sin equipo y que podrían resultar una buena opción para los Grizzlies; podemos mencionar a entrenadores como Stan Van Gundy, Fred Hoiberg o Tyronn Lue.

Reconstruir alrededor de Jaren Jackson

El inicio de temporada de este equipo no fue para nada malo, aunque con el paso de los partidos fueron bajando el nivel y dejando muchos encuentros en el tintero. Ahora que se ha instalado una crisis permanente y que los veteranos no están dando resultado, podría ser un buen momento para dar confianza a los novatos empezando por el número cuatro del pasado Draft, Jaren Jackson Jr. El ala-pívot ha demostrado muy buenos detalles desde el primer momento que pisó una cancha de la NBA y mediante esta decisión escucharían de una vez las plegarias de los aficionados. Tiene todos los atributos necesarios para ser un jugador destacado en la zona, y además posee un tiro de tres puntos que, con un poco más de trabajo, puede ser bastante efectivo.

Sin embargo, Bickerstaff ha preferido mantener a Marc Gasol y Mike Conley como los principales ejes del ataque, sacando al novato de la escena en los momentos más importantes del partido en los que podría ser de gran ayuda. Uno de esos ejemplos lo tuvimos en el partido que les enfrentó a Los Ángeles Lakers el día 23 de diciembre donde Jackson, delante de su padre, dio un recital ofensivo para derrotar al equipo de LeBron James en un momento muy delicado para la plantilla del Luke Walton. Entrando en la segunda mitad de la temporada y con unos resultados bastante mejorables como los de Grizzlies, podrían soltarse la melena y dar todos los minutos necesarios a este proyecto tan interesante que podría convertirse en la futura estrella de la franquicia de Tennessee. Hasta ahora, sus estadísticas son de 13,5 puntos, 4,6 rebotes, 1,5 tapones y 1,1 asistencias por encuentro.

Leave A Reply

Your email address will not be published.