Foto: Brian Babineau/NBAE via Getty Images

Irving y su llamada a LeBron para poder liderar a estos Celtics

El base reconoció sus errores del pasado y le preguntó a su ex compañero en busca de consejo

Las cosas no siempre salen como uno espera, la NBA, como metáfora de la vida, da muchas vueltas y puede dejar historias impresionantes al igual que impredecibles. Nadie esperaba que los Celtics lograran llegar a un séptimo partido de las Finales del Este sin Irving o Hayward, al igual que tampoco pensaban que a estas alturas, con todas sus estrellas sanas, estén peleando por la ventaja de campo habiendo sobrepasado el ecuador de la temporada.

Muchos han sido los problemas que han tenido que superar los Celtics y casi todos han tenido el mismo tono. Desde los medios de comunicación pasando por las declaraciones de pesos pesados del vestuarios de los verdes, todos comentaban que este equipo necesitaba jugar sin ego y con un líder para poder poner fin a la mala racha y mirar hacia arriba. Tras muchas noches de intensas peleas en la pista, parece que los chicos de Brad Stevens han logrado encontrar ese camino al que han ido de la mano de Irving.

¿Pero cómo ha cambiado todo de la noche a la mañana? Uno de los posibles razonamientos lo dio anoche el base de los Celtics tras superar un duro reto, vencer a unos Raptors que son los candidatos principales a representar a la Conferencia Este en las próximas finales de la NBA. En los momentos más difíciles, Kyrie recordó la labor que ejercía LeBron James durante su paso por la franquicia de Ohio y quiso seguir sus pasos. Por ello, decidió llamarle para pedir perdón por su comportamiento.

Me disculpé con LeBron por ser un simple joven jugador que lo quería todo para mí. Yo quería ser el encargado de llevar a mi equipo al campeonato, quería ser ese líder. Es una gran responsabilidad que no está destinado a muchas personas. Él era la persona adecuada a la que acudir en busca de consejo para liderar a un grupo joven y así poder ayudarles a que se den cuenta de lo que se necesita para ganar un anillo”.

El resultado de su último partido habla por sí solo, así como la actuación del propio Irving que finalizó con 27 puntos, 18 asistencias (récord personal) y 5 rebotes. Estos Celtics están madurando poco a poco y están listos para dar el siguiente paso y continuar peleando por llegar a las Finales.