ANÁLISIS ACB: Pelea madrileña por la Copa… y por el descenso

Esta jornada, Estudiantes y Fuenlabrada se juegan la plaza de anfitrión

Finalmente, ha pasado lo que el hilo discursivo ha querido que pasara. Como si se tratara de película, vaya. Movistar Estudiantes y Montakit Fuenlabrada llegan a la jornada 14 jugándose esa plaza de anfitrión de la Copa del Rey de Baloncesto 2019 a pies juntillas, los dos con opciones de conseguirla y, sobre todo, influyendo cada uno en el resultado del otro. Pero; ¿cuáles son las posibilidades de cada uno? ¿Qué es lo que tiene que hacer cada equipo para poder estar este próximo mes de febrero en la Copa? Estas son las posibilidades.

¿Qué tiene que hacer el Fuenla? (por Juanpe Belmonte)

Montakit Fuenlabrada afronta una jornada vital para sus aspiraciones de Copa del Rey. La victoria ante Monbus Obradoiro en el último suspiro así como la derrota de Movistar Estudiantes en el Carpena, les permitió tomar la ventaja en la penúltima jornada antes del corte para dirimir cuáles serán los participantes en esta competición tan deseada por todos. No obstante, aún queda  un fin de semana más de Liga Endesa para determinar quién será el ganador de esta cruenta batalla entre los equipos de la Comunidad de Madrid.

Para certificar su pase deben ganar en la cancha del Iberostar Tenerife, siempre y cuando el club estudiantil no caiga de manera sorprendente en cancha del colista, de lo contrario quedaría todo como se encuentra en estos momentos. Duro reto donde los haya, aunque hay que decir que los tinerfeños han perdido sus últimos dos enfrentamientos. En la jornada anterior tuvieron que irse a dos prórrogas para sobreponerse a un peleón UCAM Murcia, mientras que perdieron su segundo partido en la Basketball Champions League.

Por su parte, los fuenlabreños también cayeron en Europa quedándose completamente fuera, por lo que la competencia por la Copa, así como la posibilidad de escalar puestos en la clasificación, quedará como la única motivación restante en el conjunto de Néstor García.  habrá que esperar hasta el final para saber cuál será el conjunto madrileño que acompañará al cuadro de Pablo Laso en el torneo que se disputará entre el 15 y el 17 de febrero.

Fuenlabrada es, quizás, el equipo que más dificultades tiene de los dos. A pesar de que ganara el pasado fin de semana («in extremis», además) al Obradoiro, si quiere estar en Copa este año tendrá que ser mucho mejor que el Tenerife, que además de jugar en casa, tiene mejor récord que el equipo fuenlabreño (10-6 por el 6-10 de los madrileños). Con la victoria, eso sí, estarían automáticamente clasificados, hiciera lo que hiciera Estudiantes.

¿Qué tiene que hacer el Estu?

Ganar. Tan simple como eso. Ganar y esperar al enfrentamiento en las islas, confirmando por el camino las buenas sensaciones que llevan arrastrando desde hace ya algunas jornadas y han servido para ganar a Real Madrid y a UCAM Murcia, quedándose muy cerca también de hacer lo mismo ante Unicaja de Málaga o Valencia Basket.

El rival, Detelco GBC. Con 3 victorias y 13 derrotas, el peor clasificado de la liga. No puede haber mejor oportunidad para el equipo colegial que jugarse esa plaza de anfitrión ante un equipo con peor plantilla, peor récord y peor dinámica.

No obstante, el equipo debe salir concentrado, pues no deja de ser la primera final de la temporada. El objetivo es algo más psicológico que meramente técnico; cuidar el balón, la selección de tiro y, sobre todo, evitar las desconexiones del partido, que han sido el principal problema del Estu a lo largo de esta primera mitad de temporada.

Y bueno, el resto, que Darío Brizuela y Alessandro Gentile obren su magia.

¿Es la Copa el objetivo real?

Cualquier resultado que sea disputar la Copa del Rey será un triunfo para dos equipos que esta temporada no están en una situación favorable que digamos. Más para el Estudiantes si cabe, pues a fin de cuentas, es la primera temporada mala de Montakit en la historia reciente, mientras que los colegiales necesitan un evento así como agua de mayo.

Que haya una plaza de Copa del Rey entre el 14º y el 17º clasificado es algo más o menos criticable, pero lo que sí que está claro para los dos equipos de es que, independientemente de lo que pase este fin de semana, la temporada acaba más allá del 14, 15, 16 y 17 de febrero. Que hay una media tabla en la liga muy fuerte y que la permanencia este año es una pelea dura. Quizás el Movistar Estudiantes ha logrado reforzar su plantilla lo suficiente como para ver cada vez más lejos esa posibilidad, pero el Fuenlabrada ha realizado también muchos cambios en su plantilla (no del calibre de Estudiantes, pero sí como para tener cierto colchón) y también se permite cierto margen de mejora.

Multipantalla

Y sí, al igual que en la demencia tendrán la jornada virtual de la ACB bien abierta para saber cual es el resultado a tiempo real del Fuenla, los «blues» también estarán pendientes de lo que pase en el Palacio de los Deportes de la calle Narváez (o Felipe II, o Goya… según lo quieran mirar). Tanto Estu como Fuenla se lo juegan todo el domingo a las 13:00 del mediodía. No sólo habrá multipantalla, sino que tampoco habrá presión en ninguna de las dos plantillas. Con lo cual, tendremos mañana dos enfrentamientos magníficos de baloncesto, con los dos equipos enfocados al 100% en ganar.

No sabemos ustedes, pero nosotros no nos lo vamos a perder de ninguna de las maneras.

Leave A Reply

Your email address will not be published.