Foto: Ronald Cortes/Getty Images North America

Los Timberwolves despiden a Tom Thibodeau

Los Timberwolves anuncian el despido de Tom Thibodeau

Cambio drástico el que se avecina en Minnesota Timberwolves. Tras la victoria de los norteños sobre Los Ángeles Lakers por 22 puntos de diferencia, el periodista de The Athletic Jon Krawczynski confirmaba que la franquicia había decidido rescindir el contrato de Tom Thibodeau como entrenador y presidente de operaciones de baloncesto. Scott Layden continuará como General Manager y Ryan Saunders, hijo del fallecido Flip Saunders, se hará cargo de controlar el banquillo de los Wolves de manera temporal.

Una decisión más que sorprendente, sobre todo con un Thibs al que le quedaban dos años más de contrato a pesar de la falta de conexión con el dueño del equipo, Glen Taylor. Le había pedido resultados a su entrenador y, de momento, los Timberwolves no estaban cosechando los mejores resultados posibles a pesar del intento de retomar el vuelo de los últimos encuentros.

Fred Hoigberg y un ‘deja vu’ de banquillos

Justo después de que se conociera la decisión de los Timberwolves, el periodista de ESPN Adrian Wojnarowski, confirmó que el candidato favorito para hacerse con el puesto sería Fred Hoiberg. Esta situación llama mucho la atención puesto que él también fue el encargado de sustituirlo en Chicago cuando los Bulls decidieron separar sus caminos con Thibodeau. Hay que recordar que algunos de los integrantes de la actual plantilla de Minnesota como Rose o Gibson compartieron vestuario con Hoiberg durante su estancia en la ciudad del viento.

Foto: Chicago Tribune

Dentro de la organización conocen bien al propio Hoiberg, ya que tomó el cargo de vicepresidente de operaciones de baloncesto justo después de anunciar su retirada como jugador. La reacción de los Bulls con él en el banquillo no fue del todo buena, alcanzó los Playoffs en una sola ocasión y cayendo en primera ronda ante Boston Celtics como octavo clasificado. Tampoco pudo manejar la situación con los jóvenes y acabó provocando inevitablemente su despido de unos Bulls que siguen sin encontrar su rumbo a día de hoy. No obstante, las opiniones a cerca de su habilidad para liderar al grupo eran muy dispares y fuera de la organización se posicionaron en contra de su decisión.

Una oportunidad para Saunders

La otra historia que ha surgido tras este despido es la de Larry Saunders, hijo del fallecido Flip Saunders. Por primera vez, tendrá la oportunidad de ser el entrenador jefe de un equipo en la NBA y que mejor que hacerlo siguiendo el legado de su padre. Anteriormente se había encargado de dirigir a la franquicia en la Liga de Verano de Las Vegas y tiene buena relación con el núcleo de la plantilla.

Si logra superar las expectativas que hay puestas en él, podría quedarse con el puesto de manera definitiva hasta que finalice la temporada. Por otro lado, es una oportunidad perfecta para mostrarse al mundo en caso de que la franquicia decida optar por entrenadores de mayor recorrido como Monty Williams o Jeff Van Gundy, que han sonado como otras opciones.