Foto: Noah Graham/NBAE via Getty Images

Los Lakers se dan un festín en Oakland por Navidad

LeBron James se retiró lesionado, pero los jóvenes Lakers hicieron el resto del trabajo

Golden State Warriors y Los Ángeles Lakers ofrecieron a las mesas de los aficionados de la NBA el plato principal del menú navideño. Era la primera vez que se enfrentaban estos dos equipos de la división pacífico, un duelo especial ya que era la primera vez que LeBron James se medía a sus verdugos en las dos últimas Finales de la NBA con su nueva camiseta. El partido no tuvo mucha historia, los Lakers dominaron desde el inicio en una noche en la que Golden State no pudo jugar su juego. Tuvieron muchos problemas en la pintura y esto fue aprovechado por un Ivica Zubac que consumó uno de sus mejores partidos desde que está en la competición con 18 puntos y 11 rebotes.

Ni Kevin Durant ni Stephen Curry pudieron sacar del barro a unos Warriors que no paraban de hundirse por el juego combinativo de los jóvenes angelinos. Klay Thompson y Draymond Green siguieron desaparecidos, un grave problema que les estaba afectando desde varios partidos atrás. Andre Iguodala resurgió para firmar su máxima anotación del curso con 23 puntos, aunque no fue suficiente. LeBron James no tuvo su mejor noche, tuvo que retirarse lesionado por una distensión en la ingle izquierda y se quedó en 17 puntos, 13 rebotes y 5 asistencias en 21 minutos de juego.