Foto: Nick Wass/AP

Wizards y Suns baten el récord de puntos en un partido desde 2008

Las dos franquicias llegaron a tres prórrogas para decidir el partido

Wizards y Suns fueron los encargados de superar la máxima anotación que se ha visto en la NBA desde 2008. Los últimos en conseguirlo fueron los Nuggets y los Supersonics con 298 puntos, una cifra más alta de la que se vio anoche en el Capital One Arena. Esta vez, fueron 295 los que fueron capaces de acumular entre Washington y Phoenix en un duelo que se fue hasta tres prórrogas. Se trataba de un choque con especial interés puesto que Kelly Oubre volvía a verse las caras con sus antiguos compañeros, al igual que un Trevor Ariza que no tuvo mucho tiempo para establecer amistades con las jóvenes promesas de los Suns.

El conjunto de Igor Kokoskov llegaba con una racha de cuatro victorias consecutivas desde el traspaso del veterano alero, aunque vieron cómo acababa su suerte a manos de Bradley Beal, que sumó su primer triple-doble con 40 puntos, 11 rebotes y 15 asistencias. Igualó a Michael Jordan con su octavo partido de 40 puntos con la camiseta de los Wizards. La otra historia de este partido espectacular estuvo en el jugador de segundo año, Thomas Bryant. Fue cortado por los Lakers y recayó en unos Wizards que no le han dado muchas oportunidades valiosas. Con la lesión de Howard, ha visto como aumentaban sustancialmente sus minutos y los aprovechó de la mejor manera posible. Finalizó con 31 puntos y un 14 de 14 en tiros de campo, la primera vez que alguien consigue algo parecido desde Wilt Chamberlain. Los Suns contaron con un gran partido de Booker con 33 puntos y un Deandre Ayton que firmó uno de sus mejores partidos en la NBA con 26 puntos y 17 rebotes.