Facundo Campazzo tira a canasta desde su propio campo en un Real Madrid - Barcelona. Foto: Liga Endesa.

El Real Madrid mete al Barcelona en crisis

Euroliga

La duodécima jornada de la Euroliga traía en el WiZink Center uno de los partidos más bonitos que puede verse en Europa y en España, un Clásico entre Real MadridBarcelona. Un duelo con equipos que llegaban en situaciones dispares. Los madrileños llegan con un 9-2 muy prometedor, mientras que el 6-5 de los catalanes les obligaba a empezar a sumar para no complicarse.

La partida de ajedrez entre Pablo Laso y Svetislav Pesic

Quiso imponer Svetislav Pesic su ley dominante saliendo con un quinteto muy alto, con Adam Hanga como escolta. El objetivo era complicar los ataques del Real Madrid. Por ello, la defensa fue la protagonista del inicio del partido. El triple fue el principal arma, pues las zonas eran inexpugnables, además de los contraataques rápidos y la presión arriba para desgastar al rival. Precisamente era muy defendido por el húngaro un Sergio Llull constantemente vigilado. Los primeros cinco minutos se saldaron con un apretado 10-7.

El plan de Svetislav Pesic funcionaba. Adam Hanga borraba a Sergio Llull, pero en ataque no terminaban de certificar esa buena defensa. Cada par defensivo era una guerra, el partido fue muy estudiado por ambos entrenadores. Pablo Laso respondió a la defensa cerrada con Anthony Randolph abriendo la pista, y le funcionó al Real Madrid. La primera ventaja clara llegó tras canastas del estadounidense en tiros laterales, un +7 muy trabajado. Aún así, el primer cuarto acabaría con el 22-17 en el marcador del WiZink Center.

No cejó en su empeño Svetislav Pesic en cerrar la zona y en presionar arriba para desgastar a los jugadores del Real MadridPablo Laso siguió apostando por ala-pívots tiradores, así que el cambio de Anthony Randolph fue otro triplista, Trey Thompkins. Cada cambio de cada entrenador era la respuesta al anterior. Si salía Kyle Kuric, salía Jaycee Carroll; si salía Walter Tavares, salía Artem Pustovyi… No se escapaba ni un sólo detalle. Fue el escolta americano el que volvió a empujar a su equipo a una nueva máxima, el +9, poniendo el 32-23 a falta de seis minutos para el descanso.

Recuperó Svetislav Pesic su quinteto inicial, pero la «segunda línea» del Real Madrid también hacía daño al BarcelonaWalter Tavares eliminaba a Ante TomicTrey Thompkins anotaba sus tiros y Jaycee Carroll destrozaba sumando puntos. Los blaugranas no se encontraban en la pista en el segundo cuarto. La diferencia en el marcador no paraba de aumentar. Sólo Thomas Heurtel parecía sumar para su equipo. Si los catalanes no igualaban el nivel físico de los blancos, el partido no tendría historia en la segunda parte. El descanso llegaría con un jarrón de agua helada para los visitantes, 53-20 en el marcador del WiZink Center y con un triplazo desde casi línea de fondo y atravesando todo el campo de Facundo Campazzo.

El Real Madrid vivió de la renta

Las caras del Barcelona a la vuelta del vestuario eran espejos de lo que mostraba el equipo sobre el parqué. Svetislav Pesic renovó con un nuevo quinteto para intentar revertir la situación. Aunque bajó el ritmo anotador del Real Madrid, los rebotes caían de su lado y el nivel físico siguió siendo muy superior al de los blaugranas. Los puntos de Kevin Pangos, liderando en individualidades, promovía que aumentara su marcador.  La defensa bajó los brazos, los catalanes estaban impotentes, y los blancos sólo tenían que percutir para seguir aumentando su ventaja. Un dato a destacar del partido son los 1000 puntos anotados en la Euroliga por Anthony Randolph. Tras cinco minutos de tercer cuarto, 64-44 en el marcador.

No bajó los brazos el BarcelonaRolands Smits anuló a Anthony Randolph, y además ayudaba en la presión y anotaba puntos. Además, Thomas HeurtelVíctor Claver se echaron a la espalda al equipo en el apartado anotador. Svetislav Pesic apostó por el músculo y el trabajo y sacrificó el talento. De -27 pasaron al -17. El Real Madrid comenzó a perder balones y a no encontrar soluciones en ataque. Mención especial para Gabriel Deck, que hacía el trabajo sucio y, encima, anotaba puntos. Cumplidor donde los haya. Acabó el tercer cuarto con el 69-50 en el marcador.

El Real Madrid se encontraba ante un último cuarto cómodo. Manteniendo el nivel físico y sin bajar mucho el nivel ofensivo, la victoria estaría muy cómoda. Aún así, chapó el Barcelona, que no bajó los brazos y siguió peleando y probando cosas de cara al futuro. Volvió a subir la presión y así, al menos, sacar alguna sensación positiva.

También sirvió este último cuarto al Real Madrid. Aunque el acierto ofensivo decayó, la intensidad defensiva subió y pudo dar descanso a jugadores importantes. Los últimos minutos sirvieron para hacer daño y hundir a un Barcelona que entra en una crisis seria. Svetislav Pesic tiene mucho trabajo con sus jugadores en las próximas semanas. El marcador del WiZink Center reflejó al término del Clásico el 92-65.

Anthony Randolph tira a canasta ante Ante Tomic en un Real Madrid – Barcelona. Foto: Liga Endesa.

 

Ficha técnica

Real Madrid- 92: Sergio Llull (6), Fabien Causeur (5), Gabriel Deck (9), Anthony Randolph (16), Gustavo Ayón (2) -quinteto titular- Facundo Campazzo (7), Felipe Reyes (-), Jaycee Carroll (15), Walter Tavares (12), Klemen Prepelic (-), Trey Thompkins (17), Jeffery Taylor (3).

FC Barcelona Lassa- 65: Thomas Heurtel (16), Adam Hanga (8), Víctor Claver (8), Chris Singleton (-), Ante Tomic (6) -quinteto titular- Kevin Seraphin (-), Kevin Pangos (11), Jaka Blazic (-), Rolands Smits (2), Artem Pustovyi (4), Pierre Oriola (5), Kyle Kuric (5).