Tapón de Tyson Chandler a Trae Young/ NBA.com

Semana Laker (4ª Semana): Tyson Chandler cambia los Lakers

El pívot ha conseguido mejorar la defensa del equipo hasta ser una de las mejores de la NBA

Si la semana pasada fue la peor hasta el momento, esta puede ser la que marque el inicio de una gran mejora en el juego. La llegada de Tyson Chandler fue el punto de inflexión que cambio la defensa por completo haciendo que se haya tenido un rating defensivo de 97,4 puntos por cada cien posesiones, segunda mejor defensa de la liga esta semana.  Esta mejora defensiva es un pequeño indició de lo que pueden ser los nuevos Lakers, y como la mejora en la defensa proporciona unos mejores resultados.

El récord de esta semana es de 3-0 y el global de 7-6, estando los Lakers en puestos de Playoffs tras varios años sin formar parte de la zona noble de la liga aunque es cierta que aún queda mucha temporada.  Pese a la mayoría de las alegrías que ha dejado esta semana, también se han producido pequeñas imprecisiones que deben mejorarse:

Los tiros libres, el gran miedo

Lebron James lanzando tiros libres en el partido ante los Atlanta Hawks /Andrew D. Bernstein NBA Getty Images

El equipo de Luje Walton ha sido en esta semana el peor equipo de toda la liga en los lanzamientos de tiros libres con un cuestionable 60% desde la línea de personal. El equipo no puede permitirse estos porcentajes por que pueden declinar la balanza hacía el rival, un claro ejemplo fueron los tiros libres al final del partido ante los Atlanta Hawks. El partido podría haberse perdido si no se hubiera conseguido el rebote ofensivo, esos dos tiros libres fallados por Lebron James son una de las carencias que se ha visto a lo largo de esta semana y que no puede permitirse un equipo que como mínimo aspira a formar parte de los ocho primeros clasificados.

Dos bases negados de cara al aro

Lonzo Ball defensivamente es hasta el momento uno de los mejores jugadores y gracias a el en parte el equipo ha podido mejorar la defensa del perímetro, pero al igual que destaca positivamente por su defensa lo hace negativamente por su ataque no cumpliendo las expectativas puestas en él.

El joven base de los Lakers ha tenido unos porcentajes en los tiros de campo nefastos siendo de un 23,8 % y en el tiro de tres un horroroso 16,7%, no llegando a promediar ni un triple por encuentro. En el tema de las asistencias y rebotes el jugador sigue teniendo un buen nivel pero debe mejorar sus lanzamientos y selecciones de tiro o de lo contrario dejara de ser una alternativa en ataque y los defensores le dejaran espacio ante sus malos números.

Lonzo Ball ante los Minnesota Timberwolves/ Andrew D. Bernstein NBA via Getty Images

Su compañero Rajon Rondo es otro de los que ha tenido unos porcentajes nefastos en todos los ámbitos teniendo un 20% tanto en tiros de campo y triples además de un pésimo 25 en tiros libres. Los dos bases del equipo por tanto no han sido jugadores fiables en el lanzamiento, no han podido ser empleados como alternativas en el ataque siendo solo dos organizadores de juego sin el más mínimo poder anotador.

Ingram no sale del cascarón

Brandon Ingram sigue sin cumplir las expectativas anotadoras pese a ser el tercer máximo anotar de la semana promediando 14 puntos, aunque estos siguen siendo menores de los 20 por partido que muchos esperaban que promediara.  A nivel defensivo el jugador a tenido un progreso siendo una muestra clara el último cuarto ante los Atlanta Hawks reduciendo a Trae Young.

Pero pese a ello se espera más, descaro, atacar la canasta garra fuerza estas son las palabras que surgen entre los aficionados a la hora de hablar de lo que necesita el joven jugador.Parece que por sus venas corre hielo al igual que le ocurriera a su excompañero D’Angelo Russell, siendo muchos los que auguran que el alero puede correr la misma suerte que el base si no logra explotar del todo y ser el hombre que Magic Johnson quiere que sea.

Soluciones

El problema de los tiros libres debe solucionarse a base de práctica y lanzamientos durante los entrenamientos, por que de no mejorarse esta estadística puede acarrear más de una derrota al equipo angelino por no anotar desde la línea de personal.  En el caso de los porcentajes de los bases, estos deben buscar unas mejores situaciones para el lanzamiento ya que deben ser una alternativa más en ataque o de lo contrario no resultará descabellado ver a los defensores rivales «flotar» a los bases de los Lakers.

Brandon Ingram por su parte tiene que despertar del sueño en el que esta sumido, tiene que ser la estrella que todo aficionado de Lakers esta deseando que sea o de lo contrario puede acabar la temporada haciendo las maletas para poner rumbo a un lugar lejos de Hollywood. Para evitar esto tiene que mejorar la anotación y su importancia en el ataque angelino siendo el fiel escudero y aliado del rey en estos nuevos Lakers.

Jugador La Fiebre de la semana: Tyson Chandler

Dejando a un lado a Lebron James como el líder anotador y el más que probable MVP de prácticamente todas las jornadas, se debe destacar esta semana la figura del último jugador en incorporarse a los Lakers pero probablemente uno de los que más ha influido en el juego.

Tyson Chandler ha disputado únicamente tres encuentros con Los Ángeles Lakers pero ya ha sido decisivo desde el primer minuto, ya en el primer partido en el Staples Center frenaba a Karl Anthony Towns y reducía las facilidades para anotar en su zona. Pero sobre todo ha sido decisivo en el último encuentro colocando el tapón que le otorgaba a los Lakers la victoria necesaria para entrar en la octava posición.

Imagen editada por @pmgd1997

El jugador ya se ha adueñado de la zona y la ha convertido en un fuerte inexpugnable que para asaltarlo se debe pasar por una quimera. Es indiscutible su influencia en el juego contagiando a sus compañeros en defensa y reduciendo los puntos anotados por cada cien posesiones a 97,4 puntos algo impensable en los primeros partidos de los de Luke Walton.

El pivot veterano ha llegado con fuerza y quien sabe si su llegada será el detonante que coloque  a los Lakers entre los mejores equipos a nivel defensivo, solo el tiempo dirá pero desde luego el jugador ha llegado pisando fuerte y siendo indispensable.