Lugo vibró con la vuelta del derbi gallego

Más de 17 años después, dos clubes gallegos se volvían a enfrentar en la máxima categoría del baloncesto nacional

Había pasado mucho tiempo, pero la rivalidad local volvía al baloncesto en Galicia. Más de 17 años. Concretamente 6.441 días de espera, pero este sábado a las 18.00 horas, esa espera llegó a su fin. Cafés Candelas Breogán y Monbus Obradoiro se enfrentaban por primera vez en Liga Endesa para el disfrute de todos los aficionados al baloncesto gallego.

El Pazo dos Deportes de Lugo, vestido con sus mejores galas, fue el escenario de este histórico partido. Desde el primer ejercicio de calentamiento, la hinchada local estuvo del lado de los suyos. Cánticos y ánimos que solamente cesaron en el momento en el que los seguidores de ambos equipos se unieron para cantar el himno gallego que tanto tiempo llevaba sin sonar en un pabellón ACB.

Fue un derbi descafeinado, en el que los ataques de los dos equipos no fueron capaces de superar un imponente escenario y unas defensas asfixiantes. Especialmente destacable fue la defensa de los de Natxo Lezkano, que imitaron aquella defensa alternativa de cambios constantes que había caracterizado al conjunto compostelano en las últimas temporadas.

El resultado fue, en cierto modo, inesperado. Obradoiro partía como favorito, pero el Breogán les superó en todo momento. Los de Natxo Lezkano, que llegaban necesitados de resultados, volvieron a llevarse el derbi una vez más, como aquella tarde del 2001. Ese día de comienzos de Siglo habían vencido al Club Ourense Baloncesto por 99-80 y, de nuevo, le dieron una alegría a su ciudad, además de el subidón moral que estos resultados imponen en la dinámica de cualquier equipo.

Derbi de reencuentros

Ciertos protagonistas del partido también vivieron reencuentros con sus anteriores clubes o compañeros. Por los locales, Alec Brown. El pívot norteamericano se enfrentó por primera vez al Obradoiro, el equipo que le dio su primera oportunidad en el baloncesto europeo. Después de disputar la Summer League con los Phoenix Suns y jugar una temporada en el filial de los de Arizona, el conjunto santiagués le dio la oportunidad de jugar a nivel profesional en la temporada 2015-16. En Compostela jugó 29 partidos, promediando 6 puntos por encuentro. Con 8 puntos, 7 rebotes y 12 puntos de valoración, fue de los más destacados del partido

Moncho Fernández, el entrenador de Monbus Obradoiro, también vivió una situación especial. El gallego regresó a la que fue su casa, ya que en la temporada 2005-06 fue entrenador asistente del por entonces Leche Río Breogán. Esa fue la temporada del descenso a la Liga LEB y la última de los azules en la ACB. Parece que en Lugo no guardaron un buen recuerdo del entrenador gallego ya que, desde el primer momento, Fernández se encontró con un ambiente hostil.

El último antecedente había puesto al Obradoiro en ACB

El anterior partido oficial entre estos dos equipos fue un encuentro que a posteriori sería clave. Fueron los Playoffs de ascenso a la liga ACB en el año 2011 y el Obradoiro hizo valer su condición de favorito para vencer en el Pazo por 54-77 y certificar el pase a la ronda final por 3-0. En esa final se impusieron a Ford Burgos para ascender a la primera división, en la que se han mantenido hasta el día de hoy.

Imagen del primer partido de los Playoffs del 2011. Fuente: obradoirobasketfoto

Con este encuentro Galicia se convirtió en la cuarta Comunidad Autónoma en tener un derbi local en la ACB. Madrid, Cataluña y el País Vasco son las otras 3 regiones que este año van a disfrutar de estas rivalidades, pero pocos partidos van a despertar la expectación de este primer encuentro en Lugo, que superó todas las expectativas, consiguiendo un “sold out” histórico y que en todo el panorama nacional (e incluso internacional) se hablara del ambiente del Pazo.

Galicia está de suerte. Galicia vuelve a recuperar un hueco en la élite baloncestística. Y allí esperan que sea para muchos años más. Sus dos equipos tienen capacidad y jugadores para mantener la categoría y sus aficionados desearán que así sea para seguir viviendo esta bonita rivalidad durante muchos años más.

Leave A Reply

Your email address will not be published.