Foto: Carlos Calvillo (SB)

Un FC Barcelona que gusta y un Valencia a mejorar

El partido de la jornada

Con la reciente visita del Real Madrid a la Fonteta tan solo dos jornadas antes, el FC Barcelona salía a la pista taronja para demostrar por qué es el líder de esta Liga Endesa. El marcador reflejó la igualdad que hubo entre los dos equipos, pero no lo que de verdad había dominado el conjunto de Pesic durante el partido (85-86). Un triple de Guillem Vives tuvo la culpa.

¿El proyecto definitivo blaugrana?

La Fonteta era una pista que se estaba resistiendo a los blaugrana en los últimos años, pero esta vez fue diferente. Primero, se vio un FC Barcelona más serio en el planteamiento del partido, pues en todo momento se pudo apreciar que era un equipo que sabía lo que quería y cómo lo quería. Segundo, lograron imponer su ritmo ofensivo ante los valencianos y sus intentos de remontada, basándose en el acierto de sus jugadores.

La diferencia principal respecto a las pasadas temporadas es que el equipo sabe a lo que juega y tiene claro lo que el entrenador quiere, y es un gusto verlo en pista. Además, se ha acertado en los fichajes. Por fin, han encontrado jugadores que aportan colectivamente, que hacen buenas actuaciones ofensivas y tienen un rol importante a la vez. No hay más que mirar los máximos anotadores: Kevin Pangos, Jaka Blazic, Chris Singleton, y Kyle Kuric, todos nuevos fichajes. Jugadores que no se marcan por individualidades.

Con las piezas que funcionaron del año pasado, las ya existentes, un entrenador conocido y fichajes que rinden, este FC Barcelona parece que puede dar guerra (al menos en ACB, en Euroliga aún se tienen que encontrar).

La revolución del apellido Thomas

Si tuviéramos que resumir la temporada taronja en una palabra, seguro que nos viene a la cabeza el apellido “Thomas”. Ante el buen nivel que está mostrando en este inicio Will Thomas, superando siempre los dos dígitos en casi todos los partidos disputados, Valencia ha encontrado en el americano el líder ofensivo ante un Bojan Dubljevic que aún se tiene que encontrar. Aunque en este partido no fue el máximo anotador, hay que destacar sus 9 puntos y 9 rebotes que le dan un 17 de valoración.

Foto: Carlos Calvillo (SB)

Pero Will no fue el Thomas que sorprendió este domingo, sino que fue Matt, el otro Thomas, el que realizó una actuación estelar con 27 puntos y 3 rebotes, para 29 de valoración. Unos números brillantes y una gran mano para los tiros hicieron que el americano fuera el referente ofensivo y mantuviera en el encuentro a los taronja ante un Barcelona muy coral.

Después de haber ganado el concurso de triples con un récord histórico, la Fonteta tenía ganas de ver por qué es un ‘tirador letal’ Matt Thomas, y en este partido lo pudieron demostrar. ¿Nos repetirá más actuaciones como estas?

Más defensa y zona interior

El FC Barcelona realizó un gran partido y poco podemos achacar al equipo de Pesic, pero Valencia Basket volvió a caer derrotado en casa por un rival directo, y demostró una serie de debilidades que aún tiene que corregir Jaume Ponsarnau si quiere que su equipo luche por lo más alto de la Liga Endesa.

La defensa sigue siendo tarea pendiente. En este partido, hubo momentos en el que los visitantes anotaban con facilidad, solo necesitando unos pocos pases para acabar en canasta, y en pocos momentos se vio una fuerte defensa que tuviera acorralado a los blaugrana. Es cierto que en algunos partidos se ha visto un buen trabajo defensivo, pero no se ha acabado de perfilar la defensa, y ya sabemos que, sin ella, es muy difícil ganar partidos.

Otra de las cosas negativas a destacar fue la poca aportación de los jugadores interiores a la anotación global. Bojan Dubljevic, la referencia en el cinco, apenas anotó 8 puntos, mientras que su sustituto Mike Tobey solo 3, a lo que hay que añadir solo otros 3 de Labeyrie, y ya, eso sí, 9 de Will Thomas. Pero los hombres más altos, Dubljevic y Tobey, no fueron capaces de ser una intimidación en la zona y con solo 11 puntos por parte de los pívots solo puedes ganar partidos si eres implacable desde el triple, cosa que en cierta medida sí se consiguió, pero no fue suficiente seguramente por el nivel del rival.

Valencia Basket también cabe comentar que se desconectó durante unos momentos por las decisiones arbitrales, que no eran muy del agrado de la grada taronja, y que mantuvo el partido con un caldeado ambiente que desconectó a los de Ponsarnau en algunos momentos. Siempre es una lástima cuando los árbitros quieren ser más protagonistas de lo que tocaría, con lo que uno no quiere decir que se tomaran malas decisiones.

Leave A Reply

Your email address will not be published.