SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes

San Antonio Spurs 2018-19: Renovarse o morir

Los de Popovich tienen un reto importante esta temporada

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

LaMarcus Aldridge y DeMar DeRozan cogen las riendas de unos Spurs mermados por la pérdida de sus estandartes o de su base titular por lesión. Pero con Popovich al mando, todo puede pasar.

¿Serán los San Antonio Spurs capaces de superar la baja de Leonard y formar otro núcleo capaz de continuar la senda ganadora? Por ahora, el fichaje de DeRozan crea cierta expectación, pero la lesión de Dejounte Murray deja al equipo en una situación crítica, sobre todo de cara al sistema defensivo. Bienvenidos a otra previa más, esta la de los San Antonio Spurs.

El fin de una era; el fin del “Big Three”

La vida deportiva de un jugador profesional no es eterna, aunque muchas veces desearíamos que así fuera, y cuando llega a su fin no nos lo podemos creer. Ahora mismo todos los aficionados de los San Antonio Spurs solo pueden pensar una cosa: queda menos de un mes para comenzar la temporada regular pero esta no es una más, por primera vez desde hace… ¡21 Temporadas! En las camisetas de la plantilla no aparecerá ninguno de los nombres de su “Big Three” particular, el culpable del cambio de su historia.

Fue en un lejano Junio de 1997, los Spurs venían de firmar el peor récord de la liga y conseguían el número 1 de la lotería del Draft, el cual utilizaban para seleccionar a un Joven Pívot de Las Islas Vírgenes procedente de Wake Forest: Timothy Theodore “Tim” Duncan. Poco tardo este joven en formar pareja de baile con la entonces estrella del equipo, David Robinson, ya que en 1999 consiguieron juntos el primer anillo de la franquicia Texana.

Precisamente en 1999 los Spurs usaban su elección de segunda ronda, concretamente el puesto 57, para traerse a un Argentino que maravillaba en Italia, Emmanuel David Ginóbili “Manudona”, aunque el escolta permaneció aun 3 años más en Italia hasta unirse finalmente al equipo en 2002.

Un año antes de la llegada de Manu, después de una muy buena temporada regular y siendo eliminados por el a la postre campeón, Los Ángeles Lakers, los Spurs seleccionaban en el puesto 28 de la primera ronda al francés William Anthony “Tony” Parker procedente del Paris Basket Racing.

Fue así como para el comienzo de la temporada 2002-2003, los San Antonio Spurs habían formado sin saberlo al mejor “Big Three” de su historia, los encargados de cambiar la cara al equipo. Antes de la llegada de Duncan nunca habían ganado un título, ni tan siquiera habían llegado a alguna final (únicamente 9 títulos de división en 32 años de historia de la franquicia). Pero todo eso cambio en 2002, en las 14 temporadas que se mantuvieron juntos (desde 2015 son el trio de jugadores que más partidos han jugado juntos en un mismo equipo superando a los Celtics de los 80), ganaron 701 partidos oficiales (record), lo que se transformó en 9 títulos de División, 5 de Conferencia y 4 Anillos de campeón.

Todo comienzo tiene su final, pero cuando pasa, aun sabiéndolo, nos hace sufrir. Después de que Duncan se retirara en 2016 (a los 40 años), este verano Parker fue traspasado a los Charlotte Hornets y Ginóbili se retiró (a sus 41 “tacos”). Poniendo así el punto y final a los mejores años deportivamente hablando de la franquicia.

Como será el futuro de la franquicia solo el tiempo nos lo dirá, el capitán del barco (Gregg Popovich) se mantiene, pero sin sus mejores marineros habrá que ver como se enfrenta a las duras tormentas que les esperan.

¿Funcionan juntos DeRozan y Aldridge?

Una de las incógnitas más grandes de cara a este año es si DeMar DeRozan será capaz de asentarse en el estilo de juego de Pops. Estas son las claves para que ocurra:

  • Lo que podemos ver con estas estadísticas es que son jugadores muy completos y que si los juntamos conseguimos una pareja la cual no se queda corta en anotación ya que tienen más de un 50% de acierto.
  • Hay que tener en cuenta que estos dos jugadores en la temporada pasada también tenían en sus equipos otra estrella (en el caso de Aldridge tenía a Leonard y en el caso de DeRozan a Lowry), lo cual nos hace preveer también que no existirían hipotéticos problemas de solapación entre ellos dos.
  • Aldridge se ha acostumbrado a que, si ya no hay alguien que tire los triples, él tiene que tirarlos. Es decir, no habrá problemas de cara a adaptarse a un estilo de juego abierto, estilo en el que más daño hace DeRozan. En la temporada anterior a esta tenía un 0% en triples, pero este año ese porcentaje ha aumentado de manera considerable a un 27,3%.
  • DeRozan es un escolta de corte penetrador, por lo tanto, su faceta de exterior se le olvidara un poco. Esto hace que sea un jugador más agresivo, algo que necesitan los Spurs tras perder a Kawhi Leonard.

La lesión de Dejounte Murray

Es como si tuviéramos que estar actualizando constantemente esta previa. Y es que en San Antonio ha ocurrido uno de los peores sucesos que podrían ocurrir;  Dejounte Murray, pieza clave en el sistema defensivo de Greg Popovich y jugador en pleno crecimiento para una franquicia necesitada de potencial, estará 8 meses de baja por causa de una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Sí, el cruzado.

Pero sin echar la vista demasiado para adelante (ese ya será un tema del que hablaremos cuando todo esté más frío), de pronto los San Antonio Spurs se plantan a tres días de comenzar la temporada regular con la posición de base, si no había perdido ya demasiados activos, tiritando como frío de enero. Con la marcha este pasado verano de Tony Parker a los Charlotte Hornets y este contratiempo, queda sólo Patty Mills en la posición de base y Gregg Popovich comienza el curso con uno de los retos más difíciles a los que se ha tenido que enfrentar; ¿cómo afronto la temporada con sólo un base, que además es completamente opuesto a mi estilo de juego? Desde luego, si alguien puede superar esta dificultad es Pops, y admitimos que será bonito ver que estrategia utiliza para salir de esta. Con lo cual, sentarse, esperar y dejar que Popovich obre su magia.

Pau Gasol, mentor y sexto-hombre a tiempo completo

Una de las más fuertes dudas para esta temporada es la situación de Pau Gasol. Entre rumores de traspaso como moneda de cambio, su ya tardía edad y el alto sueldo que tiene, faltándole dos años de contrato en los que cobrará 16 millones cada temporada, no se sabe todavía cual será el desenlace de Pau en los próximos meses. Sin embargo, a día de hoy, el facto es que “E.T” sigue siendo jugador de la plantilla tejana, por lo cual nosotros vamos a analizar su situación en base a ello. Por lo tanto…

¿Cómo va a entrar Pau en la rotación? Viviendo la época small-ball, se espera a Rudy Gay como el cuatro titular y a LaMarcus Aldridge en la posición de center del equipo. Tal y como lleva haciendo estos últimos dos años, Paul Gasol seguirá siendo una voz en el banquillo, una ayuda al crecimiento de un equipo renovado con miras a competir en el salvaje oeste. Sexto hombre, concretamente, al ser el jugador con más talento del banquillo.

Pero como aspecto más importante y mirando el potencial del equipo, Gasol es un jugador que tendrá un papel fundamental en la progresión de los jóvenes esta temporada. Y si tenemos que destacar un caso en especial en el que la continuidad de Pau en la plantilla es clave, ese es sin duda el del pívot recién llegado del traspaso de Kawhi Leonard a los Toronto Raptors; Jakob Poetl.

Jakob ha sido poco mencionado a pesar del potencial que puede llegar a tener siendo jugador de los Spurs, donde los jugadores no nacidos en los Estados Unidos muestran con más facilidad su capacidad como jugadores. La función de Gasol sería, al ser un jugado parecido al austriaco tanto física como técnicamente (salvando las distancias, eso sí), enseñarle todo lo que tiene que saber para poder hacerse un hueco en la liga.

Se repartirían los minutos en la rotación de una forma parecida a la de Dewayne Dedmon en su primer año como “spur”; Poelt saldría como suplente en el puesto de cinco y Pau le secundaría desde su posición natural, la de ala-pívot, abriendo la pista.

Marco Belinelli, otro ‘veterano’ listo para hornear puntos

Junto con Pau Gasol, otro ‘sexto hombre’ que aportará puntos y experiencia será el italiano Marco Belinelli. El escolta transalpino, que vuelve a Texas tras las exitosas campañas 2014-15 y 2015-16, sabe bien que los nuevos Spurs poco tendrán a que ver con el equipo con el cual ganó el anillo en 2014.

“Va a ser muy raro estar en este vestuario sin encontrarme sentado entre Duncan y Ginóbili,” – confirmó el jugador en ocasión del Media Day – “pero yo también soy diferente: más maduro y cociente de mis medios. Me encantaría des el nuevo Ginóbili, pero Manu es Manu y es único. Aún solo acercarme a lo que fue él en este equipo sería fantástico. Él mismo me puede ayudar en ello”.

En su periplo entre las franquicias NBA (nueve equipos diferentes en once temporadas), Marco Belinelli coincidió también con DeMar DeRozan en los Toronto Raptors, donde jugó en el 2009-10 junto con su compatriota Andrea Bargnani.

DeMar mejoró muchísimo desde que compartimos vestuario,” – dijo el italiano – “por ejemplo, ahora también tira desde la línea del triple, mientras que en aquel entonces ni se lo planteaba. Mejoró también como liderazgo, y estoy convencido que entre LaMarcus Aldridge y él se jugarán los balones más importantes”.