Pablo Laso recibe el trofeo al mejor entrenador de la temporada 2017/2018 de la Euroliga de manos de Jordi Bertomeu. Foto: Real Madrid.

Pablo Laso: “Me gusta más ganar 38-31 que 28-21 un cuarto”

Euroliga

“Lo primero, felicitar a los chicos por la victoria. Comenzábamos una nueva competición jugando en casa. Nuestra puesta en escena ha sido muy buena, nuestro primer tiempo ha sido bastante completo. Nos castigan aún algunos errores que nos habrían permitido, incluso, tener mayor diferencia, pero en líneas generales hemos encarrilado muy bien el partido en el primer tiempo. El tercer tiempo, el que lo viera por televisión o aquí lo ha disfrutado, ha sido un cuarto de muchísimo intercambio. Ellos han jugado muy abiertos, sin especular. El resultado del tercer cuarto lo dice todo, 38-31. Dos equipos con mucho acierto, y hemos rondado los 20-25 puntos de ventaja. Al final la victoria estaba bastante cómoda. Contento por la participación de todo el equipo, contento por la victoria, y ahora a descansar y recuperarnos que nos espera una semana bastante dura con partidos domingo, miércoles, viernes y domingo otra vez”.

“Tengo la sensación de que hemos jugado con mucho ritmo, hemos encontrado muchas posiciones de tiro, ellos han optado por cerrarse mucho en situaciones de salidas bloqueadas, en salidas de pick and roll… Nos costaba encontrar a los pívots pero teníamos tiros liberados, que incluso del buen porcentaje que llevábamos al descanso, podríamos haber metido más porque hemos tenido muchos tiros abiertos. Ellos han incrementado el nivel de defensa, han puesto más presión, lo que les daba muchos más espacios. En líneas generales hemos movido muy bien el balón y hemos tenido acierto en situaciones en las que hemos movido muy bien el balón y hemos dado el balón a tiradores abiertos. En líneas generales hemos hecho ofensivamente un muy buen partido, sobre todo porque la mayoría de tiros eran liberados, sin forzar, buscando la situación del pase extra, tiros abiertos, hemos cogido rebotes de ataque difíciles… En líneas generales el partido ofensivamente nuestro ha sido bastante bueno”.

“No sé si es el inicio soñado, lo que sí quería era ganar, lo tengo claro. Es una competición muy exigente. Sabemos que el calendario es muy exigente. Intentaremos en los posible no sobrecargar a la gente. Tenemos las bajas de Gustavo Ayón, de Trey Thompkins, de Santi Yusta… Melwin Pantzar está bien, pero necesitamos a todo el mundo. El ritmo de partido ha sido muy exigente, por lo que para nosotros será fundamental mantener ese ritmo para mantener preparados a los jugadores. Estoy contento por eso, porque Ayón ha ido entrando en el equipo y ha tenido minutos. Tenemos que ir buscando situaciones en las que nos vayamos encontrando cómodos defensiva y ofensivamente. Contento en líneas generales por la victoria”.

“Prefiero ganar en un cuarto 38-31 que 28-21, me gusta más. Luego me sale la vena de entrenador y veo que hemos cometido muchos errores, muchos de ellos por cansancio y por el ritmo de partido. Seguramente el entrenador de ellos piense lo mismo, había tanto ritmo que había tantos errores defensivo, y tanto cansancio generaba estos errores. Dos equipos que estaban acertados, me gusta el baloncesto ofensivo, y en ese sentido, tal y como se planteaba el partido, hemos sido capaces de mantenernos ahí. Ha sido un cuarto muy atractivo para el espectador”.

Jeffery Taylor aporta cosas muy positivas al equipo. Yo soy el primero que ensalza su trabajo defensivo, que muchas veces es clave para nosotros. Es verdad que hoy ha empezado con mucho acierto, sabe leer mejor las situaciones… Es parte del conocimiento de este tiempo que llega con nosotros de lo que nos puede dar ofensivamente. No es decir simplemente que vale para defender, todos los jugadores tienen su calidad. Todos me dicen que Taylor desde la esquina no falla, pues hoy lo hemos visto, 3/3. Él, poco a poco, va cogiendo confianza ofensiva y va cogiendo sus situaciones. En ese sentido la mejora de Jeffery se va viendo en el tiempo. Respecto a Ognjen Kuzmic, sabemos que tenemos que tener un poco de paciencia. Sabemos que no es lo mismo la recuperación de un jugador más liviano de la misma lesión como Sergio Llull, que al final tiene que mover menos peso. A Kuzmic le está costando, pero valorar ahora a Ognjen es muy pronto. Se encuentra bien, se encuentra mucho mejor. El otro día en un entrenamiento haciendo un ejercicio nos asustamos todos porque le falló una pierna, pero todos nos reímos. Le vemos mucho mejor, está entrenando muy bien, y está siendo muy positivo para el equipo. Le falta pequeños detalles de ritmo, lo que es normal tras un año sin jugar. En líneas generales estoy muy contento”.

“A mí me divierte mucho ganar, es lo que más me divierte. Hoy nosotros, si piensas en un partido de 50% de defensa y 50% de ataque, hoy ofensivamente ninguno de los dos entrenadores nos podemos ir descontentos de cómo se han manejado ambos equipos. A mí eso me gusta, porque significa que hay un trabajo detrás en el que hemos visto muy buenas circulaciones de balón, muchos tiros abiertos, paciencia en esperar el momento para esperar al tirador… Ha habido una jugada en la que Rudy Fernández ha pasado a la esquina a Jaycee Carroll perfecta en el timing… Son cosas que entrenas y que te ponen contento y las disfrutas. Ahora, ¿qué hacemos? ¿Quejarnos de todos los fallos defensivos? Pues también ha habido. También ha habido ofensivos, pero hoy defensivamente hemos tenido más, muchos por cansancio y por falta de ritmo, pero ha sido un partido atractivo, para mí también por la victoria. El aficionado ha disfrutado de un partido atractivo que, para mí, como entrenador, está bien porque jugamos para las personas que vienen aquí a ver un espectáculo en el que, encima, ganemos. Hoy ha sido un partido para estar muy contento”.

“Siempre digo que lo que más me enorgullece como entrenador es el día a día. Siempre lo digo. Obviamente cuando ganas una Euroliga o ganas una ACB o ganas una Copa del Rey estás muy feliz en ese momento, pero al final estoy muy orgulloso de la trayectoria de mi equipo en el tiempo. Se ve en el campo, en el apoyo de la gente, en cómo vibra el WiZink Center con nosotros, en lo que transmite el equipo… Para mí, eso es un motivo de orgullo como entrenador, más allá de que me den el premio al mejor entrenador. Por eso también estoy muy contento, es un premio, lo pongo en casa, lo veo de vez en cuando y cuando discuto con mis hijos les digo que soy el mejor entrenador de Europa, pero me vale para poco más, y tampoco para eso (entre risas). Al final de lo que me siento orgulloso es del tiempo, de esa sensación de que el aficionado del Real Madrid vea a su equipo competir. Puedes tener un día malo, puedes perder… Esto es deporte, no hay nadie que gane siempre en deporte, pero en el tiempo estoy muy orgulloso de cómo ha competido el equipo en el tiempo que llevo como entrenador. Ganas, pierdes… ¿Podría haber ganado más campeonatos? Sí, pero también menos. En líneas generales estoy muy contento porque es un equipo muy reconocido y reconocible, no solamente aquí, sino también fuera de lo que es el Madrid, es un equipo reconocido y reconocible, y en eso me siento muy orgulloso, pero no es cuestión de Pablo Laso, hay mucha gente que trabaja detrás para que esto sea así”.

“No suelo dar el partido por ganado casi nunca. Tampoco lo doy perdido. Hace menos de una semana tuvimos una situación aquí con Unicaja a falta de dos minutos en la que nos pusimos cuatro abajo. En ese momento yo nunca lo vi perdido. En ese momento tienes que reaccionar. El entrenador siempre tiene que estar atento, es muy difícil que un entrenador se relaje. Si estás ganando de 20 puntos a falta de 40 segundos pues sí, el partido está ganado. No sé si anoche visteis perder al Brose Bamberg en el último segundo en casa contra el Montakit Fuenlabrada. El entrenador nunca está tranquilo, hemos visto cosas de todos los colores en baloncesto. Lo que sí es verdad es que tienes una sensación que el equipo está muy bien, esa sensación sí la tienes. Luego puedes ganar o perder, pero estaba muy tranquilo porque veía al equipo jugar muy bien, con confianza, con sus errores… Estamos empezando la temporada, hay muchas cosas que mejorar, pero sí es verdad que, en líneas generales, el equipo ha empezado la temporada bien y, en eso, estoy contento”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.