SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
Foto: ACB Photo / E.Cobos

Unicaja recupera el aliento en Fuenlabrada

Montakit Fuenlabrada 79-93 Unicaja Málaga

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Unicaja logró la victoria en la segunda Jornada de Liga Endesa en el Pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada en un choque muy físico.

Unicaja Málaga capturó la victoria en su visita al Pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada tras imponerse por 79-93 a un Montakit que disputó el encuentro hasta el final. A pesar del intercambio de canastas inicial, el cuadro local pudo tomar la delantera con una ventaja de cinco puntos. Contribuyeron especialmente Clark y Cruz sacando partido de sus oportunidades desde el triple con 12 puntos cada uno. Unicaja se vio forzado a sacar su máxima fuerza tras una semana donde han tenido que jugar en competición europea. Jaime Fernández fue el más destacado con 28 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias. El esfuerzo de los malagueños en el último cuarto les hizo romper definitivamente el partido. Mathias Lessort estuvo muy acertado en los últimos minutos de la noche dejando el choque sin la historia ni la emoción que le caracterizó desde el principio.

Duelo de francotiradores

Exhibición anotadora en los primeros minutos de partido con un bello duelo en el tiro desde larga distancia entre Jaime Fernández y Daniel Clark. La noche comenzaba caliente en Fuenlabrada con los malacitanos tomando el liderato hasta que el conjunto local, de la muñeca de Clark, logró recuperar la ventaja en el marcador. Duelo típico del lejano oeste, sin miramientos, sacaron su fusil para sumar los primeros cuatro triples del partido entre los dos. Aperitivo perfecto para un duro enfrentamiento que no tardaría muchos minutos en levantar a la grada local de sus asientos.

El calor del sur llegó a Fuenlabrada

El conjunto de Casimiro notó la fatiga de sus últimos partidos y no logró mantener la cabeza en el partido durante los primeros instantes del choque. Sasu Salin dio vida al cuadro andaluz con dos triples consecutivos que robaban el protagonismo a sus compañeros. La ventaja seguía creciendo y Fuenlabrada no tenía éxito en la pintura. Los lanzamientos desde la línea de personal y la preponderancia de Wiltjer establecían un parcial de 3-10 en pista a favor de los visitantes. La entrada de Cruz al partido daría la vuelta al marcador devolviendo al pabellón Fernando Martín su temperatura habitual. 21-20 al descanso gracias a un triple sobre la bocina de Cruz.

El espectáculo de Paco Cruz

El mexicano no tuvo suficiente con ser el más destacado de los suyos en el primer cuarto. Arrancó el segundo periodo con las pilas puestas y con la intención de romper el choque para encarrilar el partido. Encontró a Chema González en una clásica jugada de pick-and-roll para poner la ventaja en tres puntos. Aunque el juego paró con tiros libres para Brian Roberts, el escolta mantuvo la llama en su muñeca enchufando dos canastas consecutivas, un triple y una canasta de dos puntos que devolvía a los locales una de las ventajas más altas del enfrentamiento hasta el momento. Sus compañeros no dudaron en buscarlo mientras mantenía el gran estado de forma, aunque no todo son puntos. De nuevo, asistió a O’Leary para que el cuadro de Julbe sumara el octavo triple de la noche.

Debut de Lucas Nogueira

Lucas Nogueira efectuó su debut como jugador de Montakit Fuenlabrada. En la primera jornada se quedó fuera de la lista a causa de unas molestias, ingrediente perfecto para que sus primeros minutos como fuenlabreño fueran delante de su nueva afición. En sus primeros minutos se vio algo incómodo pero sus cualidades defensivas le hicieron volver a sentirse como en su humilde hogar en Brasil. Doble tapón sobre Roberts que acababa en triple de Marko Popovic para poner el empate a 36 a poco más de cuatro minutos del final. Su primera canasta fue un mate tras recibir el balón en la zona por parte del escolta croata.

Jaime Fernández, el incansable verde

Jaime Fernández se vio en la obligación de tirar del carro malagueño. No estuvo especialmente acompañado en ataque y sacó partido de las oportunidades que tuvo gracias a sus viajes hasta la cocina y sus continuos intentos desde más allá de la línea de 6,75. Las estadísticas hablan por sí solas, intentó un total de 10 triples anotando 7 de ellos, un porcentaje del 66% de acierto.