El Real Madrid le gana al Baskonia otro título más

Real Madrid 80-73 Baskonia

El Real Madrid se proclamó campeón de la Supercopa 2018 por 80-73 ante un Kirolbet Baskonia que no supo aprovechar los momentos en los que gozó de ventaja en el marcador. La defensa de los blancos en el último cuarto fue clave para desatascar el encuentro y, por supuesto, atascar el juego de los vitorianos, que nada tuvo que ver con el mostrado ante el FC Barcelona Lassa en semifinales.

Otro último cuarto emocionante

Gracias a un gran Klemen Prepelic, el Real Madrid comenzó a tomar distancia en el marcador con su rival, que a pesar de no salir del partido, no encontraba su mejor versión. Darrum Hilliard solucionaría esto, formando una pareja excelente con Vincent Poirier, que se encontraba cómodo en su área de influencia; la pintura. La defensa de los vitorianos también se intensificaría, teniendo el pívot gran culpa de ello. La batalla con Tavares era durísima. Pero los blancos supieron mantener la ventaja y acabaron cerrando el encuentro con varias defensas exitosas al final.

La efervescencia de Prepelic

Entró en el tercer cuarto el esloveno como una exhalación, sin haber jugado ni un minuto previamente en el partido, a darle al Real Madrid esa consistencia anotadora que le estaba faltando en el partido, sobre todo en los momentos en los que Sergio Llull se encntraba en el banquillo. Anotó 8 puntos en los últimos cuatro minutos del 3Q y volvió a responder con 5 puntos en el cuarto decisivo.

Klemen Prepelic, eficiencia a muy gran escala. Fuente: ACB

Esto es precisamente lo que el Madrid necesita de él. Sería descaro la mejor palabra para definir su aportación, al menos en esta final. Pero el potencial ofensivo se va viendo. Al fin y al cabo, es el sucesor de Jaycee Carroll, y Pablo Laso está ratificándolo con esta presencia en minutos calientes.

Walter Tavares es vital

Da igual que me lo pregunten a mí o que se lo comenten a Vincent Poirier, pero se ha vuelto a demostrar otra vez cuan importante es el caboverdiano para los blancos. La defensa en los últimos minutos fue el factor que decantó la balanza para el Real Madrid. Y así lo confirmó la persona que más lo sufrió en rueda de prensa: Pedro Martínez. Esto dijo en su valoración del partido: 

«El partido se nos ha hecho demasiado largo. No hemos tenido un buen inicio, pero hemos reaccionado bien. Hemos conseguido buenos tiros en la primera parte, contraataques. Hemos estado bien, pero no lo hemos mantenido en la segunda parte. Hemos encontrado menos tiros de tres de los que deberíamos Nos ha fallado mover el balón, ser más incisivos».

«Tavares nos ha hecho modificar el juego, nos obliga a dudar y rectificar. Tenemos que aprender de este partido y seguir trabajando, pensar en el esfuerzo y ojalá que cuando volvamos a tener una oportunidad como hoy estemos más preparados».

Pablo Laso, el equilibrio por bandera

SomosBasket tuvo la oportunidad de efectuar una pregunta en la rueda de prensa de Pablo Laso, que fue acerca de la gran defensa ejecutada en el último cuarto. Esto fue lo que contestó:

“Me alegro mucho de que se hable de nuestro ataque, pero yo no creo en que el baloncesto es ataque o defensa. Yo creo en un baloncesto en el que la defensa tiene una importancia capital. Los dos partidos defensivos han sido muy buenos, con errores normales a estas alturas, pero en líneas generales ha sido muy buenos».

«Ofensivamente hemos ido encontrando soluciones de lo que llevamos entrenado para anotar y para encontrar situaciones de tiro. El equipo ha mostrado ritmo desde el primer minuto del torneo y eso es encomiable, porque al final necesitas de todos los jugadores para mantener ese ritmo”.

Además, recordar también el increíble palmarés de Pablo Laso:

Sergio Llull, MVP del torneo

Tanto para nosotros como para la ACB, Sergio Llull ha sido el jugador más destacado del partido y del campeonato. 16 puntos, 4,5 asistencias y 17 de valoración en 22 minutos por encuentro han sido el total de la aportación del mallorquín, que se va asentando cada vez más en el equipo y demostrando que esa lesión que le tuvo apartado tanto tiempo tan sólo es un fantasma del pasado. Se convierte así en el tercer jugador en ganar al menos dos MVP´s de la Supercopa, por detrás de Juan Carlos Navarro (3 MVP’s) y Tiago Splitter (2 MVP’s).

Tuvo también unas palabras acerca de ello:

“Los premios individuales no me obsesionan, pero este MVP Movistar me hace especial ilusión porque el año pasado fue muy duro, con una lesión larga».

«Hemos trabajado muy duro durante el verano, durante la pretemporada, para poder llegar al cien por cien. Estoy feliz por estar recuperado, por dejar de pensar en la rodilla y por volver a ser el de antes”.

En el partido de la final en sí, fueron 15 puntos y 3 asistencias en 25 minutos para 15 de valoración.