Tomas Satoransky, líder de República Checa - Credit: FIBA

Tomas Satoransky y Dennis Schröder dominan en las ventanas FIBA

Grecia, República Checa, Alemania y Lituania clasificadas para el mundial

Los apasionados de baloncesto pudieron vivir cuatro días de partidos emocionantes gracias a las ventanas FIBA disputadas entre el jueves y el lunes pasados. Los 24 equipos que pasaron la primera fase de la ronda europea empezaron su segunda etapa de acercamiento al mundial de China 2019 y no faltaron emociones y sorpresas. Pese a las polémicas que rodearon en general el ambiente en las semanas previas a la cita por la falta de jugadores importantes, con por ejemplos pocos NBA presentes, al final cada selección puso en campo los mejores quintetos posibles con un solo objetivo: ganar.

De los partidos de España, que roza la clasificación, ya hablamos, con lo cual vamos a echar un vistazo a cuanto ocurrido en los demás encuentros de las ventanas FIBA, empezando por el Grupo I, en el cual se encuentra también la selección de Sergio Scariolo.

Los NBA empujan Turquía, Montenegro habla valenciano

La selección de Turquía, con tres jugadores NBA presentes, se desempeñó a lo grande, ganando sus dos partidos frente a Montenegro (79-69) y a domicilio contra la campeona de Europa Eslovenia por 77-86. El veterano alero de los Milwaukee Bucks Ersan Ilyasova y los rookies Cedi Osman y Furkan Korkmaz fueron los mejores en los dos encuentros, superando siempre el doble dígito en el marcador y dando a los suyos esa calidad necesaria para ganar sin pasar por apuros. Turquía se acerca a la clasificación para el mundial, pero hay que ver cómo reaccionará el equipo en las próximas citas sin los jugadores NBA.

Letonia, que antes de caer contra España en los últimos instantes de juego había ganado a Eslovenia por 85-74 con una gran prueba de la pareja del Olympiacos Janis Strelnieks-Janis Timma, sigue en carrera para el mundial, así como la selección de Montenegro cuyo líder, a falta del NBA Nikola Vucevic, es muy conocido en la ACB. El pívot del Valencia Basket Bojan Dubljevic, capitán del equipo, fue el mejor de los suyos con 22 puntos y 9 rebotes en la derrota frente a Turquía y 26 puntos y 8 rebotes en la importante victoria por 90-84 conquistada frente a Ucrania en Niksic: la ciudad natal del proprio Dubi.

¿Y Eslovenia? Pues los actuales campeones de Europa están últimos de grupo, y ven la clasificación muy complicada. A falta de los NBA Goran Dragic y Nikola Doncic fue el madrilista Anthony Randolph el pilar del equipo (24 puntos y 12 rebotes frente a Turquía), pero no fue bastante.

Lituania no apta para cardíacos, Della Valle y Datome encienden Italia

En Lituania el baloncesto es el deporte rey. De hecho, no importa quien juegue, los bálticos solo saben ganar. Sin NBA y con pocos protagonistas de los equipos punteros, no lo tuvieron fácil los chicos de coach Dainius Adomaitis, pero lograron sacar dos victorias sobre la bocina que le valieron la clasificación matemática al mundial. Éxito por 83-84 a domicilio frente a Croacia y por 95-93 tras dos prórrogas en Vilnius contra una Holanda que se jugaba sus últimas esperanzas. El héroe fue Matas Kalnietis, que a partir de la próxima temporada vedemos en el ASVEL francés.

Dos victorias también para Italia que, pese a la ausencia de sus representantes NBA, supo imponerse a Polonia por 101-82 en un festival ofensivo y asaltar el fortín húngaro por 63-69. Los transalpinos, que contaron con un Amedeo Della Valle impecable en el primer encuentro (28 puntos con 8/11 en triples) y con un sólido Gigi Datome en el segundo (18 puntos y 7 rebotes), también están muy cerca del mundial.

Última de grupo está, por sorpresa, Croacia. La selección que contaba con más jugadores NBA en el roster: Bojan Bogdanovic, Dario Saric, Ivica Zubac y Ante Zizic, tras caer por un punto frente a Lituania, fue derrotada en Polonia por 79-74. El alero del Unicaja Málaga Adam Waczynski fue el principal verdugo de los balcánicos con 21 puntos.

Tomas Satoransky lleva República Checa a China

República Checa estará en el próximo mundial; increíble, pero cierto. Los checos ganaros sus dos partidos, frente a Rusia en casa por 80-78 y a domicilio contra Bosnia y Herzegovina por 80-85 luchando por 80 minutos en total. Una estrella ha brillado sobre todos: Tomas Satoransky. El base de los Washington Wizards anotó 16 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias frente a Rusia y 22 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias contra Bosnia y Herzegovina. Dominante en estas ventanas FIBA.

A propósito de Rusia, esta ronda de clasificación está siendo bastante decepcionante para ellos que, aún así, no van mal encarrilados para clasificarse para la siguiente fase. La selección de Sergey Bazarevich resultó tan Shved-dependiente como el Khimki. Contra República Checa, con el 1/10 en triples de Alexey Shved, cayeron, mientras que el base del Khimki se hizo perdonar con la buena actuación frente a Bulgaria: 22 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias en la victoria por 77-73.

El escolta del Unicaja Málaga Sasu Salin mantuvo viva Finlandia, gracias a su estelar prestación frente a Bosnia y Herzegovina: 27 puntos (con 6/8 en triples) y 30 de valoración. A propósito, pese a la presencia de los NBA Jusuf Nurkic y la nueva sensación Dzanan Musa, Bosnia no pudo con sus rivales. Y eso que los dos jugadores ejercieron de líderes en la cancha, pero no fueron bastante. Una Francia ni fu ni fa está con un pie y medio en China; fue otro jugador del Unicaja, el nuevo fichaje Mathias Lessort, el mejor en campo de la victoria frente a Finlandia por 83-67.

Grecia y Alemania, clasificadas; Calathes y Schröder colosales

El Grupo K parece el más “fácil” de las ventanas FIBA europeas. Grecia y Alemania sacaron su billete para China con pleno de victorias. Todo sencillo para los teutones, ganadores por 43-86 en Estonia y 112-98 frente a Israel. El base de los Oklahoma City Thunder Dennis Schröder se vistió de héroe para llevar a los suyos a la ronda mundial. 18 puntos, 10 asistencias y 6 rebotes contra Estonia y 30 puntos, 13 asistencias y 4 rebotes frente a Israel. Decisivo.

La clasificación de Grecia, en cambio, fue emocionante y divertida, posiblemente lo mejor que nos han dejado estas ventanas FIBA. No estaba Giannis Antetokounmpo, pero una plantilla con estrellas de la Euroliga supo ganar a Serbia por 70-63 y frente a Georgia a domicilio por 85-86, gracias a un increíble game-winner de Kostas Papanikolau sobre asistencia magistral de Nick Calathes. El base del Panathinaikos fue espectacular; tras los 15 puntos, 5 asistencias y 5 rebotes del partido frente a Serbia, añadió 31 puntos, 8 asistencias y 5 rebotes (35 de valoración) en el encuentro contra Georgia.

Se retiró del baloncesto Dimitris Diamantidis, se apartó de la selección Vassilis Spanoulis, pero el destino de Grecia es tener unos bases que recuerdan las divinidades del Olimpo. Porque también hay que tener en cuenta que, cuando Calathes se sienta en el banquillo a descansar, salta a la cancha Kostas Sloukas, jugador del Fenerbahçe y uno de los mejores sextos hombres de Europa. Además, lo bonito de la selección griega, es ver como un jugador del Panathinaikos regala una asistencia a uno del Olympiacos y luego corre a abrazarle. Esto resulta siempre muy extraño para los fanáticos de la Euroliga, y que a lo mejor siguen también algo del campeonato griego. Pero fue así. Junto con Calathes, los mejores fueron dos jugadores del eterno rival: Georgios Printezis contra Serbia y Kostas Papanikolau frente a Georgia.

Si la presencia de los dos NBA Bogdan Bogdanovic y Nemanja Bjelica no fue diferencial frente a Grecia, los dos jugadores de los Sacramento Kings ejercieron sus galones en ocasión de la victoria por 91-65 contra Estonia. Bjelica fue el mejor del encuentro con 14 puntos, 6 asistencias y 6 rebotes. Serbia lo tiene bien encaminado para clasificarse para el mundial, el único rival de espesor parece ser la Georgia de Toko Shengelia y del naturalizado Matt Janning. Los dos jugadores del Baskonia fueron los mejores en campo de la victoria por 80-85 en Israel.