SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
Padre e hijo se separaron - Credit: Los Angeles Clippers

Doc Rivers: “No fue fácil traspasar a Austin”

Austin Rivers fue traspasado a los Washington Wizards

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

El coach de Los Angeles Clippers habló del traspaso de su hijo a los Washington Wizards a cambio de Marcin Gortat. No fue fácil para Doc Rivers separarse de Austin, pero reconoció que ha sido lo mejor para los dos.

Austin y Doc Rivers eran una pareja única en la NBA. El primer padre que entrenaba a su propio hijo en un equipo de la mejor liga del mundo. Este idilio no siempre fácil duró tres temporadas y media, hasta que este verano el escolta de Los Angeles Clippers fue traspasado a los Washington Wizards a cambio de Marcin Gortat.

Bajo el punto de vista meramente deportivo, el intercambio tenía mucho sentido: a la franquicia californiana sobraban exteriores, sobre todo tras el Draft que trajo a dos jugadores de perímetro más como Shai Gilgeous-Alexander y Jerome Robinson. En cambio, con la inminente marcha de DeAndre Jordan, hacía falta fichar a un pívot con centímetros y experiencia, características que no faltan al center polaco.

Sin embargo, el traspaso de Austin Rivers a Washington no fue solo esto, sino que llevó consigo una retrospectiva familiar: Doc se separaba de su hijo, y esta no fue una decisión fácil de tomar por parte de la directiva del conjunto angelino.

“No fue complicado por el hecho que creo que va a ir a un gran sitio…” – explicó Doc Rivers – Fue complicado por el sencillo hecho que no hay ningún manual que explica cómo traspasar a tu propio hijo. Por lo menos, yo no lo he encontrado en el manual de entrenadores”.

Evidentemente, no fue simple. Sin embargo, el valor real del mismo Austin Rivers en la cancha ha sido más veces puesto en discusión y oscurecido por la figura paterna. Una parte de la prensa y de la afición hablaba de “nepotismo” y tenía una cierta manía al escolta nativo de Santa Monica.

“Austin progresó muchísimo en las últimas temporadas en los Clippers,” – siguió Doc – “basta con echar un vistazo a sus números de la última temporada. Llegó a la liga con 20 años y creció. Esto es lo que quieres de todos tus jugadores, lo que buscas en ellos”.

Efectivamente, Austin Rivers cerró el 2017-18 con un promedio de 15.1 puntos, 4 asistencias y 2.4 rebotes por partido, tirando con buenos porcentajes, incluido el notable 37.8% en triples.

Tanto Austin como Doc Rivers vivirán un nuevo comienzo la próxima temporada: Doc con un roster sano y Austin disponiendo de muchos minutos saliendo desde el banquillo en un equipo candidato a Playoffs.