SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
Foto: Getty Images North America

ANÁLISIS | ¿Podrán los Raptors retener a Kawhi Leonard?

La franquicia canadiense tiene todo un reto por delante esta temporada

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Los Raptors deben realizar una gran temporada para poder conseguir convencer a Kawhi Leonard y extienda su contrato con los canadienses.

El pasado día 15 de junio, se encendieron todas las alarmas en las oficinas de los Spurs. Su máxima estrella y estandarte principal para el futuro, había solicitado el traspaso. Una tendinitis en el muslo derecho fue la causante de una bomba que ha dejado a los Spurs al frente de tomar una decisión crítica para la franquicia. Durante la pretemporada, el equipo confirmó mediante un comunicado oficial que Leonard estaría fuera durante un tiempo indefinido para recuperarse de la lesión anteriormente mencionada.

El tiempo fue pasando y en San Antonio no lograban tener al 100% a su estrella. Finalmente se decidieron a probarlo en un partido ante los Mavericks en Dallas con restricción de minutos donde se vio muy limitado. A finales de diciembre, volvió a vestirse de corto en dos partidos consecutivos ante Detroit Pistons y New York Knicks respectivamente. Su aportación en la pista comenzaba a ser mucho más significativa en comparación a sus actuaciones anteriores, aunque el propio Leonard no se sentía preparado para volver a jugar.

A finales de febrero comenzó toda la polémica. Kawhi no estaba conforme con la valoración de los médicos del staff de los Spurs, por lo que puso rumbo a Nueva York para tener una segunda opinión de un doctor de confianza. Acercándose la fecha estimada para el comienzo de los Playoffs, la franquicia empezó a presionar a Leonard para que volviese aunque él sabía que no estaba en el estado físico idóneo para hacerlo. No quería arriesgar su carrera por el bien de unos Spurs que apuntaban a la octava o séptima plaza y a una salida temprana frente a Houston Rockets o Golden State Warriors.

Se produjo, incluso, una reunión con sus compañeros donde muchos le increparon su decisión de no jugar. La franquicia y el jugador iniciaron su distanciamiento al no acercar posturas y los rumores de una posible salida de los Spurs fue ganando más fuerza. No se sentía respaldado por su equipo y sus compañeros mientras que la entidad achacaba su comportamiento a la influencia de su entorno, los cuales querían que Kawhi fuese la estrella de una franquicia de un mercado mucho más grande como Los Ángeles o Nueva York.

Este enfrentamiento entre ambos acabó con Leonard en Toronto Raptors donde la incógnita sobre su futuro se ha convertido en el principal tema de conversación. Masai Ujiri vio una oportunidad de oro para hacerse con un jugador que entra en la conversación de los tres mejores de la competición cuando está completamente sano. El problema estuvo en la moneda de cambio, un DeMar DeRozan que se sintió traicionado por una organización por la cual había dado hasta su última gota de sudor y a la que había permanecido leal ante la oportunidad de haberse marchado a otro equipo de mayor renombre durante la agencia libre.

La NBA es un negocio, algo que todo el mundo sabe. Los protagonistas son tratados como cromos que pueden intercambiar cuando les plazca y en ese trueque los del norte habían salido beneficiados en cuanto a talento se refiere. ¿Estaba Leonard conforme con el negocio que los dos equipos habían realizado? Claramente no. Su prioridad siempre fue marcharse a Los Ángeles, su ciudad natal, para jugar con los Lakers o los Clippers. Desde el primer momento, soñó con vestir el púrpura y oro aunque la llegada de LeBron James y la imposibilidad de convertirse en la principal figura de la franquicia, le echó para atrás de manera instantánea. La opción de los Clippers seguía sobre la mesa aunque el avión al que se subió acabó aterrizando en Canadá.

Son los peligros que afrontan al pedir un traspaso, no tienen la misma libertad que en la agencia libre. El equipo siempre hará el negocio que sea mejor para ellos, y en este caso no satisficieron los deseos de Kawhi. Los medios se hicieron eco del veredicto de Leonard y miles fueron los motivos que aparecieron sobre su marcha hacia California el próximo verano.

No obstante, tras varios días de meditación, el alero decidió dar una oportunidad a los Raptors y los titulares cambiaron de manera repentina. No se da por hecho su continuidad, aunque será una de las principales historias de la temporada. Todos estarán atentos a la actuación de Toronto tanto en temporada regular como en Playoffs para determinar cuál será la próxima decisión del dos veces All-Star.

Los Ángeles sigue siendo la prioridad

Todas las fuentes cercanas al jugador concuerdan en una misma afirmación, la prioridad de Leonard es marcharse a Los Ángeles la próxima temporada. Su decisión es firme y quiere jugar en su ciudad natal el próximo curso. ¿Esto significa que jugará para los Lakers? Las últimas informaciones divulgadas por Adrian Wojnarowski y ESPN apuntan a que su lugar de destino serían los Clippers.

Desde que pidió su traspaso, su deseo era vestir el púrpura y oro de la franquicia más condecorada en el estado de California. No obstante, el fichaje de LeBron James desbarató todos sus planes puesto que su intención es convertirse en la imagen principal del equipo. Esto deja la puerta completamente abierta para unos Clippers que son los favoritos para aterrizar a Leonard el próximo verano.

La organización de Steve Ballmer ha tenido que sufrir la salida de los tres principales integrantes de su equipo y mira con esperanza al futuro, aunque sin iniciar una reconstrucción como mandan los cánones. No se han desprendido de ninguno de sus mejores jugadores y optarán por luchar por ese octavo puesto del Oeste. La adición de Kawhi Leonard podría meter de nuevo a los Clippers en la conversación, aunque a estas alturas el proyecto deportivo de los Lakers es muy superior.

¿Sería rentable para Leonard marcharse a los Clippers para no tener opciones reales de ganar el anillo? Esa es la gran pregunta que podrá decantar la balanza a favor de los Raptors. Mientras tanto, en Los Ángeles se preparan para su llegada y la primera medida ha sido el despido de Bruce Bowen, comentarista de los Clippers, por sus comentarios negativos hacia el jugador.

Se ven con serias posibilidades de hacerse con sus servicios en la agencia libre y no pararán hasta conseguirlo. Tienen ahora la misión de dejar una buena imagen en temporada regular para demostrar a Kawhi que con su ayuda pueden competir por avanzar rondas en los Playoffs del Oeste. La Conferencia nunca ha estado tan igualada con equipos como Golden State Warriors, Houston Rockets, Utah Jazz, Oklahoma City Thunder, Los Ángeles Lakers, Denver Nuggets, New Orleans Pelicans o Minnesota Timberwolves que podrían estar en la lucha por ventaja de campo.

Su llegada a los Clippers favorecería enormemente a su marca, que se ha visto dañada por su escueta presencia en las redes sociales y los medios y la falta de comunicación entre el jugador y la franquicia de los Spurs en el proceso de su salida. Jordan, la marca que le patrocina, no estarían interesados en extender su contrato cuando este finalice. Debe ganar ventaja en este terreno para poder lograr unos buenos ingresos por su imagen como cualquier otra estrella de su categoría en la NBA.

¿Qué pueden ofrecer los Raptors?

Deportivamente, la mejor opción para Leonard sería renovar su contrato con los Raptors. A la espera de ver cuál será su estado físico, convertirse en la principal espada de una franquicia aspirante como los Raptors le podría llevar al mismo lugar de dominación en el que se encontraba LeBron James anteriormente. Con su salida a los Lakers, hay un puesto libre que debe ser cubierto por otro jugador de sus características, y Kawhi tiene todas las papeletas para ganar.

Si vuelve completamente sano y al mismo nivel que tenía antes de su lesión, podríamos estar hablando de un principal candidato al MVP que puede llevar a los Raptors a las Finales y establecerse en la primera posición de la Conferencia Este. A pesar del traspaso de DeRozan, los cambios en la plantilla han sido mínimos y este equipo logró dominar al resto de su Conferencia durante temporada regular con una rotación joven y muy hambrienta de éxitos.

El principal cambio llega en un banquillo que ya no contará con Dwane Casey sino con un Nick Nurse del cual no se sabe exactamente su potencial. La oferta deportiva de los Raptors es inigualable por Clippers o Lakers puesto que en el norte tienen posibilidades reales de llegar a las Finales. Su competencia con Celtics, Sixers y Pacers parece mucho más asequible que la que tendría en el Oeste con Warriors, Rockets, Jazz, Thunder o Lakers.

Además, los Raptors están haciendo todos los movimientos posibles para que Leonard se encuentre cómodo en el equipo y renueve en el verano de 2019. El último movimiento de la franquicia fue la contratación de un amigo cercano de Kawhi, Jeremy Castleberry, a su staff técnico. Fueron compañeros en el instituto y la Universidad e incluso formó parte de la organización de los Spurs siendo uno de sus principales apoyos dentro del equipo. Otro aspecto a tener en cuenta en esta conversación es el contrato que puede llegar a firmar en la próxima agencia libre.

Los Raptors podrían ofrecerle un contrato de cinco años a razón de 190 millones de dólares mientras que si se marcha a otro equipo solamente podrían ponerle sobre la mesa como máximo un contrato de cuatro años y 141 millones de dólares, si es que hay alguna franquicia con el espacio salarial disponible para ofrecerle ese contrato. Todo apunta a que la decisión de Kawhi estará muy influenciada por el rendimiento de los Raptors durante la temporada. Parece indiscutible que renovará si los Raptors alcanzan las Finales, aunque viendo su historial reciente no será una misión sencilla.