Jeffery Taylor realiza un mate en un partido con el Real Madrid. Foto: Real Madrid (realmadrid.com).

Jeffery Taylor y Anthony Randolph seguirán en el Real Madrid

ACB

El Real Madrid ya ha cerrado su plantilla de cara a la temporada que viene. Tras haberse hecho oficiales las llegadas de Klemen PrepelicGabriel Deck y las salidas de Luka DoncicDino RadoncicPablo Laso ya tiene conformado su bloque para reeditar los títulos de esta recién acabada temporada y ampliar su palmarés. Un roster en el cual estarán, finalmente, tanto Jeffery Taylor como Anthony Randolph.

Llegó a las oficinas del Estadio Santiago Bernabéu hace unas semanas una oferta muy tentadora por Jeffery Taylor. Los Houston Rockets le ofrecían al alero dos millones de dólares asegurados en un contrato por una sola temporada. Un rol en el que encajaría perfectamente tras la salida de jugadores importantes para esa faceta como son Luc Mbah a Moute Trevor Ariza. Pero, finalmente, el jugador sueco se quedará en el Real Madrid, equipo con el que tiene contrato hasta 2019. Luego, quizás, pueda optar a volver a la NBA.

Jeffery Taylor en un partido con el Real Madrid. Foto: Real Madrid.

Más complicada parece ser la situación de Anthony Randolph. El Real Madrid le pidió al jugador que se buscara un nuevo equipo, pero fuera del panorama europeo para no reforzar así a un rival directo por la Euroliga. El mal rendimiento en la pista del ala-pívot, sobre todo tras su vuelta de las lesiones que encadenó en el hombro y en el pie, han acabado con la paciencia del club blanco, que esperaba mayor rendimiento del estadounidense con nacionalidad eslovena. De momento, tendrá una nueva oportunidad de desplegar ese talento que atesora en su cuerpo antes de que salga de la entidad madridista. Por contrato estará ligado al actual campeón de la ACB hasta 2020.

Anthony Randolph bota el balón en un partido con el Real Madrid. Foto: Real Madrid (realmadrid.com).

16 jugadores tendrá en su plantilla Pablo Laso para la temporada 2018/2019. Una plantilla muy larga, necesaria si se suceden lesiones importantes como ya sufrió el Real Madrid la temporada pasada, cuando Sergio Llull no apareció hasta los playoffs de Euroliga o Gustavo Ayón estuvo lesionado cuatro meses, pero que sin estas se convierte en un arma de doble filo para aquellos jugadores sin minutos. El técnico vitoriano deberá enfrentarse al rompecabezas de los minutos una temporada más.