SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes

ANÁLISIS | ¿Cómo encaja Julius Randle en los New Orleans Pelicans?

Anthony Davis tiene nueva pareja interior

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Analizamos lo que supone para los New Orleans Pelicans la llegada del jugador que ha de sustituir a DeMarcus Cousins, Julius Randle.

Los New Orleans Pelicans han encontrado recambio para DeMarcus Cousins realizando un virtuoso movimiento que vincula al ya ex-jugador de Los Ángeles Lakers, Julius Randle, a la franquicia de Louisiana. Un movimiento de muy poco riesgo y mucho potencial que, además, ofrece un sinfín de variantes para el quinteto de Alvin Gentry.  Lo repasamos.

El fit que Anthony Davis necesita

Si finalmente, la situación de DeMarcus Cousins no se concretaba con la vuelta de “boogie” a la disciplina de New Orleans, una de las prioridades era mantener a Anthony Davis en el puesto de cinco, un puesto en el que se encuentra más cómodo y resulta más beneficioso para el equipo. Pues bien, parece que ese objetivo se ha cumplido.

En el caso de que DeMarcus Cousins no firmara una renovación con los New Orleans Pelicans, una de las alternativas más interesantes en cuanto a tema de encaje en la plantilla era Julius Randle. El Ala-pivot, gracias a su movilidad y a su capacidad de jugar lejos de la zona interior, es el fit perfecto para Anthony Davis, que ya es de buen saber que es un jugador que trabaja muchísimo mejor cerca que lejos del aro en ataque y que es más útil para los Pelicans como ancla defensiva en el otro lado de la cancha

Además, este ha sido uno de los motivos por los que los Pelicans han rendido mejor desde la lesión de Cousins. Davis ya no es ese jugador que hace unos años necesitaba un jugador que lo liberara de tareas defensivas (por ello se ficho a Omer Asik en su día, entre otras cosas). De hecho, los Pelicans han defendido mejor los últimos años con Davis de 5. Y mantenerlo ahí es muy positivo, algo que avala el fichaje de Randle.

AD y JR, la nueva pareja interior en NOLA. Fuente: Sports Illustrated.

Además, no sólo Julius Randle es un gran fichaje para los Pelicans por el espaciado, sino también por la ejecución de juego. Muy infravalorado quizás, pero Julius Randle goza de una visión de juego muy por encima de la media en la NBA, y esto es algo que puede ayudar muchísimo a Anthony Davis dentro de la zona. Sobre todo, al ser Davis un jugador que genera muchísimo gracias a movimientos off-ball, algo de lo que se aprovechará Randle en muchas ocasiones de los partidos

Por último, a diferencia de Cousins, Julius Randle no es un jugador que vaya a asumir muchos tiros. Julius asumirá los tiros suficientes como para demostrar esa valía que no ha podido demostrar en los Lakers (por eso ha decidido firmar con New Orleans) y será una tercera espada perfecta para Davis y Holiday, acompañado desde el banquillo por Nikola Mirotic.

La rotación, otro de los pros de su encaje

Una rotación interior con Anthony Davis y DeMarcus Cousins comprometía, como mínimo, una cifra entre los 70-80 minutos en dos jugadores. Con Randle, a priori, los Pelicans tienen más alternativas para distribuir los minutos en esa rotación interior. Si bien los Pelicans se cerraban mucho con AD y DMC, ahora pueden probar con distintas combinaciones dentro de su zona interior para diferentes fases de los partidos. La rotación quedaría tal que así:

  • Randle + Davis en el 5 titular.
  • Mirotic + Diallo en el banquillo.
  • Mirotic + Davis si el partido requiere mayor espaciado y jugar por toda la cancha.
  • Randle + Davis si los partidos requieren más implicación física.
  • Mirotic + Randle en los minutos de descanso de AD.

En conclusión, la llegada de Randle a NOLA no inhibe en absoluto la participación de jugadores como Nikola Mirotic o Cheick Diallo, algo que sí producía el tener a Cousins y a Davis juntos. En el caso del primero sobre todo, pues Mirotic encuentra en Randle otro 4 que le complementa y completa todas las carencias del serbio-español.

Y el contrato facilita su llegada

Lo primero que nos viene a la cabeza nada más ver que Julius Randle cobrará en los New Orleans Pelicans es; ¿cómo es posible que los de Louisiana se hayan hecho con sus servicios por 9 millones de dólares? Es tan simple como pararse a pensar que es un contrato que beneficia a las dos partes.

Los Pelicans, tras perder a DeMarcus Cousins, han logrado un reemplazo de muchísima calidad aprovechándose de una situación compleja para Randle; es decir, no hay mejor paraje que New Orleans para tener minutos, encajar en el estilo de juego y, a su vez, competir por los Playoffs este año teniendo minutos de calidad y aportando más a la rotación que en su etapa en los Lakers. Sin embargo, firma por dos años, con uno en calidad de “Player Option”, lo que le da la opción de volver a replantearse su futuro de cara a la temporada 2019/20 y buscar una hipotética subida salarial en caso de demostrar un gran nivel en NOLA.

Jrue Holiday, segunda espada

Este movimiento confirma, pues, que en la franquicia confían plenamente en que Jrue Holiday es la segunda espada en el equipo. Y no los culpamos; por fin, después de tantos años de bajas y de lesiones, Jrue ha dado ese paso al frente que le ha convertido en el mejor escudero para Anthony Davis, tanto por su nuevo rol (ahora juega de escolta y se ha liberado del peso en la organización de juego que le lastraba) como por el sublime estado físico en el que se encuentra (se puede comprobar, sobre todo, en su nivel defensivo y en que juega 36,1 minutos por partido). Y las malas lenguas siempre dirán que Jrue Holiday y DeMarcus Cousins no se entendían bien en la cancha.

El movimiento de Randle subcomunica un mensaje bastante claro de cara a la siguiente temporada; sólo Anthony Davis va a asumir más tiros en los New Orleans Pelicans que Jrue Holiday. 

Anthony Davis el reclutador

Si esta temporada ya ha sido un toque de atención del cambio de actitud de Davis (siempre se ha dicho que AD no es lo suficientemente líder en NOLA), confirmamos ahora que la estrella de los Pelicans ha entendido por fin la necesidad real de ser un capitán de barco además de un jugador franquicia. Y eso es, precisamente, otro de los puntos positivos de la llegada de Julius Randle.

Esto es otra excelente noticia para los Pelicans. Anthony Davis, a parte de anotar 30 puntos por partido, ahora está comenzando a aportar también en todas aquellas otras funciones extraoficiales que ayudan al equipo a mejorar fuera de la cancha.