SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
Foto: FIBA.com

España sigue implacable y derrota a Bielorrusia en Ventanas

España 80-60 Bielorrusia

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

España mostró su superioridad ante Bielorrusia, que solamente pudo aguantar el ritmo defensivo de los de Scariolo durante dos cuartos.

La selección española se daba cita en Málaga con los aficionados para tratar de cerrar su travesía por las Ventanas FIBA con pleno de victorias. El partido comenzó con una gran imprecisión por parte de ambos combinados; España fallaba tanto de larga distancia como debajo del aro y ni la potencia física de un Hernangómez que se metió en la pintura como quiso, pudo romper la igualada a cero. Al menos, evitaron las posesiones perdidas con el rebote ofensivo, donde Fran Vázquez se mostró muy cómodo. Pero la bola seguía sin entrar y los pases tampoco conectaban. Se notaba un escaso nivel de concentración que no era aprovechado por nadie. Las faltas personales permitieron al plantel de Scariolo abrir el partido desde la línea.

Mientras avanzaba el reloj, la selección de Krutsikau se iba mostrando más cómoda y el talento ofensivo de Devon Saddler les hacía tomar la ventaja en el marcador. La entrada de Parakhouski dio un mayor grado de fisicalidad a su juego interior y continuaron sumando mientras la selección española solo tenía opción de hacer falta. Quino Colom se calentó y puso la ofensiva en juego con la combinación con sus compañeros por bandera, sacando provecho de los espacios que dejaba la defensa rival. Poco a poco se iban agotando en los cambios defensivos y llegó el momento del festival de tes. Vicedo y un vitoreado Alberto Díaz que jugaba en casa, aumentaron la ventaja hasta los diez puntos a cinco minutos del final de la primera mitad, 29-19.

Decisiones muy precipitadas de Bielorrusia buscando el juego bonito y perdiendo balones importantes en situaciones de canastas fáciles bajo el aro. España no supo aprovechar por falta de comunicación en el juego a la contra donde el “extrapass” no funcionaba y terminaba en balón perdido. La defensa bielorrusa no lograba estructurar su defensa en el juego en transición y a pesar del fallo habitual en situaciones bajo presión, el plantel de Sacriolo sacó ventaja en el tiro libre. Al final del primer periodo, el partido mostraba los símbolos de un choque muy físico donde España estaba superando numéricamente a su rival con 20 rebotes sobre 14. Bielorrusia no daba con la tecla y las pérdidas de balón marcaban su juego, 10 al descanso frente a las 6 de España. Fran Vázquez lideraba las estadísticas con 6 puntos y 4 rebotes con una valoración de 14.

Bielorrusia se quedó saca tras el descanso, comenzaron muy fríos mientras que España finalizaba con facilidad a la contra y con seguridad en las segundas oportunidades. Si continuaba la imprecisión del conjunto de Aliaksandr Krutsikau, se descolgarían demasiado haciendo imposible cualquier atisbo de remontada.Y así fue, continuos triples fallados, pases peligroso en la zona que acababan en pérdidas y rebotes defensivos que pasaban como la brisa del mar sobre sus rostros. Los interiores españoles se nutrieron rápidamente por la pasividad defensiva de su rival. Contundencia defensiva y búsqueda de la canasta fácil, de esa manera España se puso 20 arriba a 4 minutos del tercer cuarto, 51-31.

Bielorrusia se quedó sin ideas y lo más sorprendente era verlos anotar. España, por su parte, mantuvo un ritmo alto con un juego vertiginoso buscando el pase más favorable para desbaratar la defensa y abrir huecos. Gracias a esto, los interiores se lucraron enormemente también en ataque. Manos rápidas para los españoles que acumularon un total de seis robos hasta el final del tercer cuarto. Siempre buscando la mejor opción y sin dar por perdida ninguna posesión, uno de sus partidos más sólidos en Ventanas. El 37% de acierto en tiros de campo frente al 44% de España, relataba bien la historia del encuentro.

España no quitó el pie del acelerador en el último cuarto con un Oriol Paulí con ganas de guerra. Devon Saddler se echaba el equipo a la espalda con constantes aclarados y entregas en el último momento para sus compañeros. Anotaban puntos con poco significado, ya que el partido estaba prácticamente muerto a poco más de seis minutos para el final. Contestación de triples a ambos lados de la cancha e intento de sumar poco a poco desde la línea para los visitantes. El partido fue muriendo poco a poco y España se aseguró una nueva victoria para mantenerse invictos en Ventanas FIBA.

SomosBasket MVP: Fran Vázquez. 9 puntos, 8 rebotes, 1 asistencia, 1 robo.