SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
NO CC

ANÁLISIS | ¿Es esta Agencia Libre el fin de los Houston Rockets?

Repasamos los jugadores que acaban contrato en la franquicia

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Cinco de los jugadores determinantes de los Houston Rockets son agentes libres este verano y podrían disolver al que ha sido el mejor equipo del oeste, acabando así con los mejores Rockets de todos los tiempos.

La agencia libre de 2018 puede ser de gran importancia por jugadores como Paul George, Lebron James o el más que probable traspaso de Kawhi Leonard. Pero desde luego, también puede producirse la disolución del mejor equipo del oeste la pasada temporada. Los Houston Rockets pueden perder a dos de sus tres pilares básicos rompiendo del todo el equipo que ha registrado el mejor récord en la historia de la franquicia. La marcha de Chris Paul y Clint Capela podría suponer la caída del único equipo que ha puesto en apuros a los Golden State Warriors de la era Durant (ya que los Oklahoma City Thunder también forzaron un séptimo partido, pero contando con el alero en su plantilla).

Un director perfecto para el rancho

El equipo del 65-17 se quedaba solo a un partido de lograr llegar a las ansiadas finales, pero la sensación que daba el equipo era que la baja de Chris Paul fue la causa de esa derrota y que en caso contrario los tejanos habrían vuelto de nuevo a unas finales rompiendo la hegemonía de los Warriors. Precisamente este jugador puede abandonar la franquicia del oeste rompiendo así la gran pareja que ha formado el veterano junto a la barba. Las exigencias de Paul son de un contrato máximo a largo plazo, oferta a la que se resiste Houston, ya que considera que la edad del base puede ser un problema. El base ha aportado esta temporada a la franquicia 18,6 puntos, 5,4 rebotes y 7,9 asistencias y una segunda espada de garantías capaz de liderar al equipo en todos esos partidos en los que James Harden muestra su versión más “humana”.

La continuidad de Chris Paul, en el aire.

El dueño de la zona tejana

Otra de las posibles bajas considerables del equipo puede ser Clint Capela, uno de los jugadores revelación de la última temporada (segundo en el premio al jugador más mejorado de la temporada). El joven pívot suizo se convertirá en agente libre restringido en este verano, dándose la posibilidad de que un equipo le ofrezca al europeo un máximo y los Rockets se vean ante una situación complicada. Este contrato máximo significaría renunciar a cualquier posibilidad de atraer a los mejores jugadores de la agencia libre (Paul George o Lebron James).  El pívot suizo será una de las perlas del mercado ya que una gran cantidad de franquicias buscaran conseguir a uno de los mejores jugadores interiores modernos, capaz de defender a cualquier jugador y de cerrar su aro. Los promedios de Capela fueron de 13,9 puntos y 10,8 rebotes.

Clint Capela ante los Golden State Warriors, clave en el enfrentamiento

Unos secundarios a la altura de los mejores

Pero no solo pueden perder dos de los pilares básicos de la franquicia, además varios actores secundarios de la franquicia pueden abandonar el equipo. Trevor Ariza es el primero de los jugadores secundarios que pueden cambiar de aires esta misma temporada. El alero busca una oferta mayor dado su rendimiento y papel en la franquicia, y según Shams Charania, estas pretensiones son menores a los 50-60 millones que se rumoreaban. El jugador tuvo un papel importante a lo largo de toda la temporada promediando en la liga regular 11,7 puntos, 4,4 rebotes y 1,6 asistencias.

Gerald Green fue uno de los revulsivos principales desde el banquillo que más rentables le han salido a los Rockets pero el jugador será otro de los que formaran parte de la agencia libre. El escolta puede ser una de las bajas destacables de la franquicia junto a Luc Mbah a Moute, quien teniendo en cuenta su gran dominio defensivo tendrá una gran variedad de ofertas.

En el caso de que todos estos jugadores abandonaran la franquicia además de perder a varios de los jugadores determinantes de la plantilla también perderían el 56,8% de los puntos del equipo (63,8 puntos). El triple es una de las mayores señas de identidad de este equipo, y sin estos jugadores, los Rockets perderían a tres de sus mejores triplistas (Paul, Green y Ariza) además de lanzar casi 24 triples menos por partido (55% de los triples del equipo). Otro de los factores que se vería drásticamente reducido serían los rebotes ya que estos cinco jugadores engloban el 61,6% de los rebotes del equipo (26,8).

Teniendo en cuenta que esta plantilla ha sido la mejor de la historia de la franquicia en cuanto a récord, la franquicia no puede tirar la casa por la ventana por intentar cumplir unas incorporaciones que son de una dificultad inigualables, por lo que deberían mantener en la mayor medida posible el núcleo duro de un equipo que tuvo contra las cuerdas y casi besando la lona al actual campeón.