ANÁLISIS | La Agencia Libre de los New Orleans Pelicans

Muchos casos aún sin resolver en Louisiana

Los New Orleans Pelicans se enfrentan a una de las Agencias Libres más difíciles de toda su historia. Pudiendo perder a dos de sus activos más importantes, deben plantearse que decisión tomar y si repartir máximos sin mesura. Y, sobre todo, deberán hacerlo con un margen salarial que no pasa el millón de dólares. ¿Cuáles son las dos incógnitas más importantes del equipo y en que punto están las negociaciones? Los nombres que más nos interesan ahora mismo son los de Rajon Rondo y, como no, DeMarcus Cousins.

Tema DeMarcus Cousins; ¿más fuera o más dentro?

DeMarcus Cousins, ¿renovar o no renovar? Fuente: Sporting News

La situación de DeMarcus Cousins es, sin quedarnos ni cortos ni perezosos, el culebrón del verano en la NBA tras los culebrones de Kawhi Leonard y, cómo no, LeBron James. Y los New Orleans Pelicans tienen, a parte de mucho trabajo por delante, un problema muy grande con DMC. Y ese problema comienza a partir de su lesión.

¿Pueden arriesgarse los Pelicans a darle un contrato máximo a un jugador que sale de la peor lesión posible para un hombre grande? Pero si no lo hacen y se va a otro equipo, los Pelicans están perdiendo al mejor pívot de la liga y a su segundo mejor jugador. ¿Pero los Pelicans funcionan mejor sin DeMarcus? ¿Pero los Pelicans pueden renovarle dados sus problemas con el tope salarial?

El primer problema que encuentran la gerencia de New Orleans, efectivamente, el tope salarial. Los Pelicans, para la temporada 2018/19, tienen comprometidos a día de hoy 98,5 millones de dólares (98,496,198 $, en concreto). Pues bien, el tope salarial oscila en una cifra cercana a los 99 millones de dólares. Es decir, los Pelicans tienen tan sólo un margen de actuación de 530.802 dólares. Y Cousins no pide menos de 30 o cifras por el estilo.

La primera alternativa en el tema Cousins sería acogerse a sus Bird Rights. Se pagaría un pequeño impuesto de lujo, pero el pívot podría renovar con los Pelicans. El problema es; ¿estaría dispuesto DeMarcus Cousins a rebajar su sueldo para quedarse en New Orleans?

La segunda, la que más se ha valorado, es un Sign&Trade. En el caso de no haber acuerdo por Cousins, sería una opción beneficiosa para ambas partes firmar al pívot para traspasarlo de inmediato. Por esta vía, DeMarcus consigue el contrato que quiere con el dinero que quiere, pero tampoco deja a los Pelicans con las manos vacías.

La verdad es que no se presenta una buena situación para los Pelicans. Todo parece indicar que, desgraciadamente, el pívot estaría más fuera que dentro. No existe una declaración tajante sobre su futuro, y desde el front-office tampoco están seguros de su continuidad. Sea cual sea el camino que decidan recorrer en la negociación, todo pasa por esos Bird Rights a los que los Pelicans se acogen. Además, todavía no hay ninguna información más que el interés de una franquicia que va con todo a por él: Dallas Mavericks.

Tema Rajon Rondo; ¿según lo que haga DMC?

La continuidad de Rondo, también en el aire. Fuente: USA Today

La situación de Rajon Rondo es un poco más sencilla que la de su aún compañero de equipo DeMarcus Cousins. Rondo ha funcionado muy bien en el sistema de juego del equipo (muy bien es muy bien) y en NOLA hay un interés real en que Rajon siga. 

Sin embargo, en las últimas horas hemos podido conocer un poco más acerca de las pretensiones del veterano base. Según muchos periodistas de NOLA, Rajon Rondo estaría buscando un acuerdo cercano a los 16 millones de dólares en razón de dos años, y que si no lo consigue con los Pelicans, podría buscarlo en otro lugar. Esto, a priori, le aleja bastante de la franquicia de Louisiana debido a la mala situación salarial en la que se encuentra. Aunque aún se pueden agarrar a un clavo ardiendo.

Si bien por todos es sabido que Rajon Rondo no encaja en muchos equipos por su concreto perfil y es una gran incertidumbre brindarle un contrato pesado por su personalidad, los Pelicans podrían utilizar a DeMarcus Cousins como reclutador para que aguantara junto a él en la franquicia. Eso sí, primero habría que renovar a Cousins.

Ian Clark, incertidumbre total

Ian Clark ha sido un jugador importantísimo para el equipo este año. De menos a más, ha sido el sexto hombre que los Pelicans necesitaban para aportar anotación efervescente desde el banquillo. Sin embargo, hay una total y absoluta incertidumbre de cara a su situación. Concretamente, nadie sabe nada acerca de lo que va a hacer para el año que viene. Ningún rumor se ha conocido sobre Ian Clark. Sólo se han escuchado habladurías sobre un posible buen fit en los Pacers, y más con la salida de Lance Stephenson, pero nada sólido. Esto, a priori, puede ser bueno, ya que puede significar que está más dentro que fuera. Sin embargo, lo que tenemos es una total incertidumbre sobre ello. Su situación se solucionará ya entrada la FA.

Cheick Diallo, Team Option

El jugador que más papeletas tiene para seguir en los Pelicans es Cheick Diallo. Esta temporada ha dado un salto grandísimo de calidad con la lesión de DeMarcus Cousins y se ha convertido en el pívot suplente del equipo. Desde la lesión de DMC, sus promedios fueron de 6,4 puntos, 5,5 rebotes y un 58,8 % en tiros de campo en 14,5 minutos, que es justo lo que los Pelicans necesitan para el banquillo.

Y, presumiblemente, se mantendrá en el equipo, que seguramente ejerza la Team Option de 1,55M de dólares que le brinda su contrato de rookie. Es el único jugador del equipo que se acoge a una de estas opciones.

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.