SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes

OPINIÓN | Philadelphia, LeBron no es tu proceso

Analizamos la compatibilidad entre LeBron y el equipo de moda en la NBA

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Con la agencia libre de LeBron James este verano, analizamos porqué Philadelphia 76ers no debería entrar a la puja por el jugador de Ohio.

Con la temporada terminada, el culebrón “Lebron James” (La decisión 3.0 ha empezado a llamarse en redes sociales) comienza a inflarse en base a la ingente cantidad de rumores (algunos con datos reales, otros ni eso) que han ido saliendo pero, a tener en cuenta, sólo hay tres equipos (a excepción de la más que improbable renovación  con Cleveland) que realmente tienen opciones: Houston Rockets, Los Ángeles Lakers y Philadelphia 76ers.

Ya sabemos las razones por las que se relaciona a LeBron con esas franquicias(“The King” tiene casa en los Ángeles y fue el primer equipo en estar dentro de las quinielas, en Houston tiene a su amigo del “Banana Boat Squad” Chris Paul además de ser un equipo aspirante al anillo, y “Phila” es el nuevo equipo de moda en la NBA) pero en este artículo, trataremos de analizar los motivos por los que a Philadelphia 76ers no debería entrar a la puja por James.

El primer motivo, que quizá no salte tanto a la vista por el excelente rendimiento del aún jugador de los Cavs, es la edad. LeBron es el mejor jugador del mundo sin ninguna duda, pero tiene 33 años y ya acumula 15 temporadas en su físico. La plantilla de Philadelphia en cambio tiene una media de edad de 25.9 años, una de las más jóvenes de la liga, y los veteranos del equipo son jugadores de rol, no titulares indiscutibles como lo sería James. En un plantel pensado para el futuro y que ya tiene prácticamente todas las piezas necesarias para ser un equipo campeón (o aspirante por lo menos) la venida del 4 veces MVP de la NBA sería hipotecar la progresión de jugadores jóvenes como Simmons (que sería el más afectado al ser al que más se asemeja su juego respecto al de LeBron) por dos o tres años del presente.

Ésto nos lleva al siguiente motivo pues, si bien en el futuro no parece que vaya a haber un equipo superior a los Sixers, (Celtics, Bucks y demás equipos en progresión estarían al mismo nivel que los de Philadelphia) en el presente los Golden State Warriors son el principal aspirante y rival a batir. Por muy bueno que sea LeBron James, lo más cerca  que estaría éste de estar acompañado de una gran estrella sería Joel Embiid, de quien nadie niega de su talento pero que realmente sólo lleva un año a nivel All Star por las lesiones y que aún no se ha visto en la presión de pelear por un anillo. Aún así, suponiendo que Embiid rinda al nivel de los últimos playoffs (pese a que no pasaran de segunda ronda) seguirían siendo cuatro estrellas contrastadas y que llevan tiempo jugando juntos frente a dos.

Otro aspecto por el que Philadelphia debe pensárselo dos veces antes de lanzarse a la puja por “The Chosen” es el tope salarial .LeBron ya lo ha avisado, no va a aceptar menos del máximo salario. Es decir,un contrato similar al de Stephen Curry o al de Russell Westbrook,cobrando alrededor de 200 millones en cuatro años. Lo cual, sumado al contrato de Embiid (a partir de la temporada 2018-2019 percibirá 25 millones de dólares que irán aumentando hasta recibir 33 en la 2022-2023) complicará las cosas a la hora de renovar la plantilla, al no tener demasiado espacio salarial disponible (recordemos que el tope para evitar el impuesto de lujo son 124 millones, haciendo uso de las excepciones disponibles una vez superado el tope de 99) y no sólo eso, sino que en caso de querer atraer una estrella sería aún más complicado (asunto que debería de considerarse como una posibilidad real ya que LeBron siempre que ha cambiado de aires ha traído otra estrella a su lado, en 2010 fue Chris Bosh quien recaló con él en Miami y en 2014 en su regreso a Cleveland vino junto a Kevin Love) encajarla en el equipo debido a que los jugadores con contrato de novato, en caso de rendir al nivel esperado (Saric,Fultz ,o el propio Simmons en caso de seguir pese a la ya mencionada dificultad de progresar sin tener demasiados minutos) pedirían una renovación a la alta.

“Trust the process” es el archiconocido lema de éstos 76ers, pero si al final deciden apostar por LeBron James pasando por alto todo lo mencionado, sería dejar de lado un proyecto encaminado que por fin empieza a dar sus frutos tras muchos años de sufrimiento por jugárselo todo a la carrera contra el tiempo del nacido en Ohio.