SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
BOSTON, MA - NOVEMBER 16: Kevin Durant #35 of the Golden State Warriors looks on during the second quarter against the Boston Celtics at TD Garden on November 16, 2017 in Boston, Massachusetts. (Photo by Maddie Meyer/Getty Images)

Resumen SB: 43 puntos de Kevin Durant silencian la casa del Rey

Los Warriors a un paso del título

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Ante los intentos del Rey por volver a su trono, los dioses dieron un golpe mortal de visita, demostrando que los Cavs no se enfrentan ante un equipo sino ante una Hidra asesina capaz de arrasar todo a su paso con un Kevin Durant poseído.

En un intenso partido, los Warriors lograron un gran triunfo de visitantes ante unos Cavs que vendieron cara su derrota. Gracias a un triple a de Kevin Durant a falta de 42 segundos para acabar el partido.

Tras este resultado los Warriors se colocan a un triunfo de lograr su cuarto título. Mientras que los Cavs fueron enviados a cuidados intensivos, ya que en la historia de la NBA, ningún cuadro ha vuelto a la vida después de empezar perdiendo 3 a 0 una serie final.

En un primer cuarto  muy parejo, los Cavs iniciaron a todo galope el encuentro gracias a un J.R. Smith dispuesto a vencer sus fantasmas anotando 7 puntos, contando con un Kevin Love arrollador en la pintura, sorprendiendo a los Warriors en los primeros 5 minutos.

Sin embargo, Kevin Durant (14 puntos en el primer cuarto) nos dio una muestra de su increíble juego, manteniendo con vida a su equipo que contaba con un Stephen Curry lejos de su nivel que fue absorbido por una escalonada marca que no le permitía moverse con facilidad.

Ya en el segundo cuarto, los rebotes iban a favorecer a los Cavs quienes inclinaron la cancha a su favor, provocando constantemente a los Warriors, llevándoles a una lucha de guerrillas. Obteniendo una ligera ventaja en el marcador, trasformando la primera mitad  en un juego muy físico, en donde los Cavs se movían a sus anchas.

El infierno llega a The Q con un Kevin Durant poseído

Si la leyenda de los Warriors tiene algo de cierto es que en el tercer cuarto desatan toda su furia y, en este juego, se iba a volver a repetir el mismo guión. Gracias a los ajustes defensivos que realizó Steve Kerr, quien le dio mayor protagonismo a JaVale  McGee (8 puntos en ese cuarto) que emergió como un gigante en la bomba de los Cavs, gracias a los huecos que dejaban los Splash Brothers.

Siendo bien apoyado por un inmenso Kevin Durant que se convertiría en un gigantesco pulpo en ambas áreas. Además,  Draymond Green que fue un verdadero mariscal de campo a la hora de organizar a su equipo.

Ya en el último cuarto, los Warriors mantuvieron la compostura ante los últimos aletazos del Rey quien lo intentó todo (con un nuevo triple doble a cuenta 33 puntos, 10 rebotes, 11 asistencias), pero el juego en conjunto de los Warriors tuvo su premio con un triple kilométrico de Kevin Durant (13 metros) que colocó el marcador 106 a 100 a menos de un minuto. Siendo inalcanzable para los Cavs que vieron la peor noche de Stephen Curry (3 de 16 TC), pero sufrieron ante un monstruoso Kevin Durant (43 puntos, 13 rebotes, 7 asistencias).

Por enésima vez en estos playoffs vimos a un LeBron agotado después de jugar 47 minutos (sólo descansó 1), siendo el jugador con más tiempo en la cancha en estos playoffs.

Con una serie casi definida, los Cavs obran del milagro y del orgullo para intentar sumar un triunfo que les permita respirar. Mientras que la miel del éxito ya se respira en Oakland, gracias a un equipo de leyenda que no ha hecho más que instaurar una verdadera dinastía en los tiempos del Rey.