Previa ACB Playoffs: Kirolbet Baskonia vs FC Barcelona Lassa

El Barcelona, a un paso de la sopresa

Pedazo de enfrentamiento que se nos presenta en estas semifinales de los Playoffs de la ACB entre el Kirolbet Baskonia y el FC Barcelona Lassa. Baskonia parte como favorito, mientras que en can Barça parecen estar pensando más en una reconstrucción que en una final de la ACB. Eso sí, darán guerra hasta el final.

Baskonia llega en su mejor momento

Baskonia quiere la final. Fuente: Diario AS

Tras haber estado al borde del K.O contra un combativo Andorra, el FC Barcelona será el rival de Baskonia en las semifinales por el título de liga. A diferencia de lo que ocurría en antaño, los roles son totalmente distintos en este emparejamiento, ya que sería una frivolidad afirmar que Baskonia no tiene opciones ante un Barça que parece navegar sin rumbo y que no consigue dejar atrás la tempestad en la que lleva inmerso los últimos tiempos.

El conjunto dirigido por Pedro Martínez se ha ganado a pulso ser catalogado como uno de los favoritos, no solo para llegar a la final, sino incluso para poder soñar con el título. Los vitorianos llegan en un estado de forma estratosférico, habiendo eliminado al Unicaja en cuartos de final prácticamente sin despeinarse, propiciando dos duros correctivos en los dos partidos de la serie. El nivel de los baskonistas fue superlativo, suficiente para triturar a los malagueños por la vía rápida.

Por todo ello, Baskonia llega a esta serie con la moral por las nubes y con un nivel de juego que roza la excelencia.  Ademas de llegar descansados al primer partido que se disputará el lunes en el Buesa Arena, Pedro Martínez tiene disponibles a todos sus efectivos. Un Jayson Granger totalmente recuperado de los problemas de tobillo que durante un tiempo le han tenido fuera de las canchas, será otra amenaza más para los “cules”.  Estará por ver la relevancia del uruguayo en su vuelta al equipo, ya que últimamente ha sido prácticamente testimonial, debido al excelso nivel de juego que están mostrando el joven Luca Vildoza y sobretodo el brasileño Marcelinho Huertas, que con clases magistrales de dirección de juego y confianza parece que está en su segunda juventud.

Además de la dupla latinoamericana de bases, varios son los jugadores que llegan en un gran estado de forma a esta vital eliminatoria. El estadounidense Matt Janning sigue con su proceso de dejarnos boquiabiertos a todos. El que llegó a Baskonia como temporero para dos meses, se ha convertido probablemente en una de las mayores revelaciones de la temporada, demostrando una confianza y seguridad en el tiro digna de los mejores tiradores del viejo continente. Junto a él, la magia de Beaubois, capaz de ganarte él solo un partido se postula como un factor diferencial para los vitorianos, que sin duda, deberán contar con la mejor versión del francés para poder soñar con grandes cosas. El as que tiene bajo la manga Pedro Martinez para esta eliminatoria es Jannis Timmma. Siendo serios y concisos hay que admitir que la temporada del letón ha sido bastante decepcionante e irregular. Sin embargo, últimamente ha transmitido mejores sensaciones, y esto hace confiar a la afición Baskonista de poder ver por fin la mejor versión de este jugador. Por talento no será, eso desde luego.

Otro jugador que llega como un avión es el joven Vincent Poirier. El pivot francés esta cuajando una sensacional temporada, y demostrando una progresión digna de tener muy en cuenta a este jugador para el futuro. Dominante en ataque y en defensa, tendrá un papel muy importante en sus duelos con Ante Tomic. Por último, y del que de ninguna manera podríamos olvidarnos, Toko Shengelia, el jugador capaz de decidir la eliminatoria. Sin lugar a dua un jugador diferencial, un jugador que gana partidos. Poco se puede decir de este jugador que no sepamos. Para muchos, el verdadero “MVP” de la temporada.

Está claro que el rival que Baskonia tendrá en frente es bueno, muy bueno, pero los chicos de Pedro Martínez tienen razones baloncestísticas de sobra para soñar, que sumadas con que Baskonia contará con factor cancha en la eliminatoria (de sobra es sabido que el Buesa se convierte en un fortín para los azulgranas) hacen que una nueva final de ACB pueda volver a verse en Vitoria-Gasteiz 8 años después.

Julen Aramendia

En Barcelona… ¿sólo vale una victoria?

El Barcelona, esa vez como aspirante. Fuente: Diario AS

El haber pasado regañadientes la serie ante el MoraBanc Andorra con minutos lamentables y minutos muy buenos del cuadro catalán ha hecho problema de la inconsistencia blaugrana esté brillando más fuerte que nunca en estos Playoffs de la ACB, algo que nunca es positivo para un equipo que debe luchar cada año por el título. Por ello, tras la estrepitosa derrota del primer partido en el Palau, el sentimiento de que son muchos ya los aficionados en can barça los que optan por una reconstrucción como el camino más rápido para llegar otra vez a la gloria se ha incrementado considerablemente. Por ello, podríamos decir que, a pesar de ser un fracaso, una derrota frente al conjunto baskonista no tendría tanto peso en la moral blaugrana si tenemos en cuenta que, dada la mala temporada del equipo, los de Pesic ya han superado con creces las expectativas que existían hace unos meses.

Sin embargo, esto no quiere decir que el Barça Lassa no tenga opciones para llegar a la final de la Liga Endesa. Igual que son capaces de lo peor cuando están descentrados, cuando van todos a una, el Barcelona juega a un nivel altísimo. La clave para los blaugranas es, por ende, jugar el mismo baloncesto que se jugó en el tercer partido contra el MoraBanc Andorra. Desde el inicio, los catalanes salieron a comerse el partido y así fue.

Además, como ya comentaba en la previa del anterior enfrentamiento, el Barça necesitaba un segundo de a bordo que fuera capaz de secundar a Thomas Heurtel en estos Playoffs si el francés no estaba a 100 %, algo que Ante Tomic ha logrado cumplir. El pívot llega a este enfrentamiento de la mejor manera posible; ante MoraBanc, sus promedios han sido de 16,3 puntos, 7,3 rebotes y 1,6 asistencias, con porcentaje del 72 % en TC. Y no sólo llega on fire en estos Playoffs, sino que está en su mejor momento de la temporada, con 14,6 puntos y 6,1 rebotes en los últimos ocho partidos que ha jugado. Tomic está demostrando que es un jugador al que se pueden agarrar si todo va mal, algo muy necesario en una eliminatoria a 5 partidos.

Y un poquito de corazón es el ingrediente final. Este Barça, si por algo se caracteriza, es por el poquito de intensidad que le falta para convertirse en un equipo sólido, y eso es algo que a Shengelia y compañía les sobra. Tienen que entender que esto son unos Playoffs de la ACB, que con un par de partidos buenos se plantan en la final contra todo pronóstico y salvan la temporada. Por mucho mejor temporada que hayan tenido los vascos, la plantilla del Barcelona no tiene nada que envidiarle. El precedente de la Copa del Rey está ahí, vaya. La intensidad debe ser el aliado número uno de un Barcelona que debe jugar como equipo si quiere ganar a un Baskonia en su mejor momento.

Javier Expósito