Foto: Basketball Champions League

UCAM Murcia derrota a Ludwigsburg y consigue el tercer puesto

MHP Riesen Ludwigsburg 74-85 UCAM Murcia

UCAM Murcia se jugaba el tercer puesto en el OAKA ante el MHP Riesen Ludwigsburg alemán. La final de consolación tras un partido lleno de polémica que acabó llevándose el anfitrión AEK Atenas por 77-75. A pesar de la derrota, el conjunto de Ibon Navarro llegaba al partido con ganas de llevarse la medalla de la tercera posición.

El encuentro arrancaba de cara para el UCAM Murcia, que con una gran defensa forzó dos pérdidas consecutivas de Ludwigsburg para poner el 0-4 en menos de un minuto. Rojas continuó aumentando la diferencia con dos triples en los primeros cinco minutos mientras que los alemanes trataban de recortar diferencias con Waleskowski. Peter-McNeilly comenzó a calentarse, aunque la aportación de Hannah y Benite desde larga distancia permitieron que la ventaja siguiera siendo del conjunto murciano. Augusto Lima tuvo que retirarse por problemas físicos y fue Rojas quien ocupó el puesto de cuatro, lo que le permitió aumentar sus cifras en rebotes. Malik Müller apretaba el marcador con un triple en los últimos minutos para cerrar el periodo, 17-18.

El segundo cuarto arrancó con un parcial de 0-9 a favor de UCAM Murcia para separarse un poco más en el marcador. Augusto Lima volvió a la pista por todo lo alto controlando los tableros y anotando cuatro puntos. También se sumó Charlon Kloof con un gran porcentaje en el cuarto. Ludwigsburg tuvo que esperar prácticamente cinco minutos para anotar su primera canasta en el periodo por parte de Peter-McNeilly. Pasados los cinco minutos, el encuentro tomó algo más de ritmo anotador. Malik Müller continuó tirando con un gran porcentaje mientras que Lima y Rojas no pararon de sumar para UCAM Murcia poniendo la ventaja en 11 puntos, 27-38. Kerron Johnson anotó sus primeros puntos del partido para dejar el marcador en 10 puntos de diferencia a favor del cuadro universitario al descanso, 32-42.

Al volver de vestuarios, UCAM Murcia comenzaba a encontrarse las mayores dificultades desde que arrancase el partido. Augusto Lima recibía una técnica por protestas reiteradamente al árbitro quedándose completamente fuera del partido con cinco faltas. El equipo murciano perdía a un jugador muy importante debido a la falta de jugadores interiores por la lesión de Antelo y el descarte de Marcos Delía. A pesar de todo esto, Sadiel Rojas continuaba firmando un gran partido en ambos lados de la cancha. Elgin Cook fue el principal motor del Ludwigsburg pero los marcianos mantenían la ventaja de 10 puntos gracias al triple de Vitor Benite, 44-54. El gran acierto exterior por parte de Cook y Johnson acercaban a Ludwigsburg hasta los seis puntos aunque el gran juego defensivo de Tumba evitaba todo tipo de peligro. Al final del tercer cuarto, el resultado era de 53-60 a favor de los murcianos.

Alex Urtasun conseguía anotar una bandeja en una internada muy peligrosa donde recibió la falta así como anotar dos tiros libres a causa de una técnica al MHP Riesen Ludwigsburg. Ovie Soko proporcionó la energía tan necesaria en una pintura que se había quedado falta de efectivos. Recuperaciones de balón donde se jugó el físico en más de una ocasión. Thomas Walkup anotó con facilidad ante la defensa pimentonera dejando el marcador en 63-68 a cinco minutos del final. Clevin Hannah rompió el ritmo de Ludwigsburg con un triple mientras que Kloof y Rojas conseguían anotar sus tiros libres. Los problemas volvían con el parcial de 7-0 por parte de Riesen debido al triple de Johnson y la bandeja de Evans, marcador de 70-74 a dos minutos del final. Sadiel Rojas ponía tierra de por medio con un triple muy importante desde la esquina y seguiría luciéndose con un rebote ofensivo muy aparatoso para dar una nueva posesión a UCAM Murcia.

El club alemán no tenía muchas más opciones que provocar faltas para detener el reloj, lo que benefició al club murciano que recuperó una tímida ventaja de ocho puntos. La buena defensa en los segundos finales dio a UCAM Murcia la victoria ante el Riesen a pesar de las dificultades. Charlon Kloof cerró el encuentro un un gran triple para poner el 74-85.