La reacción baskonista no puede con el gigante turco

La primera victoria de la serie se queda en Estambul

Derrota de Baskonia frente al Fenerbache por 82 a 73,  en el primer partido de la serie, que enfrentaba a ambos equipos en el feudo del vigente campeón de Europa.

Los primeros compases del encuentro fueron completamente dominados por un Fenerbache que jugaba a su antojo en ataque y no cedía ni una décima de segundo a los vitorianos en defensa. Jan Veselý con varias acciones individuales comenzaba a marcar terreno en ambas canastas, y enchufando todavía más ,a un público que ya de por sí estaba intenso.

Las palabras de Obradović en la previa del encuentro se estaban cumpliendo al pie de la letra; Baskonia estaba “sudando sangre” para anotar. Escasos puntos y a cuentagotas, subían al electrónico de los azulgranas en este primer periodo. Un estéril Baskonia chocaba una y otra vez contra la telaraña defensiva planteada por el equipo turco, que no permitía a los de Pedro Martínez tener  tiros liberados, y obligaba a los visitantes a lanzar a canasta de una manera muy forzada, y, por consiguiente, poco precisa. De esta manera se terminaba el primer cuarto con un bagaje de 21-11 para el conjunto local.

 

En el segundo cuarto la consigna fue la misma y la dinámica no cambió. Una magistral dirección de Sloukas, que llegó con 8 asistencias en su cuenta personal al descanso, guiaba a su equipo sobre el parquet, mientras los vitorianos se iban paulatinamente distanciando en el marcador. Cuando parecía que los visitantes, de la mano de Janning, con dos triples, y Shengelia, podriían reengancharse al partido, la conexión “Sloukas-Vesely” destrozaba las esperanzas. La defensa local seguía siendo desesperante para Kirolbet Baskonia, y de esta manera se llegó al descanso con un abrumador 43-26.

Cuando parecía que todo el pescado estaba más que vendido en Estambul, el descaro de Vildoza y el acierto exterior de Janning presagiaban un amago del renacer de Baskonia. Sin embargo, todos los envites eran contrarestados por Fenerbache.

Instantes antes de finalizar el tercer cuarto, dos triples seguidos de Matt Janning supusieron el 60-49 y otorgaron un pequeño ápice de esperanza. Este tercer cuarto terminó con un 65-52 para los turcos, que pese a seguir controlando el encuentro, vieron como Baskonia empezaba a encontrar la manera de hacerles daño.

El último cuarto fue un quiero y no puedo para Baskonia. Pese a jugar un gran baloncesto en este cuarto, llegando a reducir las rentas locales hasta los siete puntos, las alegrias duraban muy poco. Cada vez que Baskonia amenazaba con meterse de lleno en la pelea, Wanamaker o Nunnally disipaban cualquier duda y dilapidaban las esperanzas de remontada de los vitorianos. Las genialidades de Beaubois no fueron suficientes para terminar por doblegar a un sólido Fenerbache. Finalmente el partido terminó 82-73.

La parte positiva sin duda, la gran imagen mostrada por Kirolbet Baskonia en la segunda mitad. Demostrando la vulnerabilidad del Fenerbache, y viendo la luz al final del túnel en el que tantos minutos han pasado inmersos a lo largo del partido. La mala noticia, la derrota; la buena, que éste es el camino a seguir.

El viernes, segundo asalto y todavía está todo por resolver.

Comments