SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
http://www.republica.com.uy/

OPINIÓN | El fin de unos Spurs de leyenda

Los texanos se ven ante un futuro de cambio y reconstrucción tras años de triunfos

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

El equipo de Gregg Popovich se ve ante el final de una era de dominio en la NBA siendo el mejor equipo de la ultima década por los campeonatos logrados, su juego que tanto gustó a los aficionados al baloncesto y por ser un equipo en el cual todo jugador aportaba.

Tras la derrota en la pasada madrugada ante los Golden State Warriors, los San Antonio Spurs finalizan la temporada 2017-2018, la que podría ser la ultima de una dinastía de ensueño que comenzó hace 19 años. Todo empezó un 25 de junio de 1997, los Spurs disponían de la primera elección del draft, el jugador elegido por la franquicia de Texas fue un joven Ala-Pívot llamado Tim Duncan, un jugador que desde ese momento se convertiría en la estrella que colocaría a su equipo en el mapa de la NBA.

El comienzo de una leyenda

Una temporada después de la llegada del joven de las Islas Vírgenes a la liga, su equipo lograba el primer anillo de su historia en una temporada marcada por el Lockout, disputándose únicamente 50 partidos. La pareja interior formada por “el almirante” David Robinson y un joven Tim Duncan vencían por 4-1 a los New York Knicks. El número uno del draft del 97 se llevaba su primer MVP de las finales, indicando así que pese a su juventud ya era una estrella de la liga.

David Robinson y Tim Duncan en el banquillo

4 temporadas después, tras una mala temporada de los Lakers del Three-peat, los San Antonio Spurs volvían a unas finales de la NBA. En esta ocasión eran unas finales marcadas por el anuncio a principio de temporada de la retirada del “almirante” en la liga y la apertura del actual pabellón de los Spurs (AT&T Center).

Estas finales significarían también algo muy importante en la historia de la franquicia, ya que serían las primeras en las que jugaría el Big Three de los tejanos (Duncan, Parker y Ginobili). Además de estos tres jugadores los San Antonio Spurs tenían a varios jugadores importantes como Bruce Bowen, Stephen Jackson, Robert Horry y Steve Kerr.

Con este equipo de ensueño se lograba el segundo anillo de la franquicia y de nuevo Tim Duncan era nombrado MVP de las finales logradas 4-2 contra los New Jersey Nets. El equipo comenzaba a ser reconocido por su facilidad para mover el balón en ataque, buscando siempre el pase extra para encontrar al compañero con mejor posición . Otro de los rasgos característicos del conjunto de Popovich era sin duda su dura e impenetrable defensa.

La temporada siguiente los campeones se topaban en la final de conferencia, con la que había sido en años anteriores su bestia negra, Los Angeles Lakers de Phil Jackson. La eliminatoria quedaría marcada por una canasta de Dereck Fisher a falta de cuatro décimas que dejó anímicamente tocados a los Spurs, que fueron eliminados en el sexto partido.

En la temporada 2004-2005 llegaban a una nueva final, en esta ocasión sus rivales eran los nuevos “Bad Boys”. Los Detroit Pistons eran los campeones de la temporada pasada tras vencer a los Lakers rompiendo así del todo la relación entre Kobe Bryant y Shaquille O’Neal. Las finales fueron muy disputadas llegando a jugarse un séptimo partido, pero el anillo se marchó de nuevo a Texas siendo el segundo en tres años. El premio al mejor jugador de las finales fue de nuevo para Tim Duncan dejando claro que era la estrella de aquel equipo, en el que todos los jugadores eran importantes.

Tras ser eliminados en la temporada siguiente por los Mavs, los Spurs conseguían de nuevo el titulo (4-0) en la temporada 2006-2007 ante unos Cavs que eran liderados por LeBron James, que disputaba sus primeras finales. En esta ocasión se producía un hecho histórico, Tony Parker era nombrado MVP de las finales siendo el primer jugador europeo en lograr este galardón.

Últimos años de gloria 

Tras cinco temporadas decepcionantes sin conseguir llegar a las finales, los San Antonio Spurs estaban de vuelta. Su rival sería el campeón de la temporada pasada, los Miami Heat liderados por LeBron James. El “rey” buscaba vengarse por aquellas finales que perdió en el año 2007, los Spurs en cambio querían lograr su quinto anillo. Las finales quedarían marcadas por una jugada muy concreta que provocó la derrota el equipo del oeste.

Triple de Ray Allen en el sexto partido para forzar la prórroga

Los tejanos estaban a un partido de lograr el titulo (3-2) e iban ganando por tres puntos el sexto encuentro a falta de 17,6 segundos teniendo la última posesión los Miami Heat. LeBron James lanzaba un triple ante dos defensores, pero el balón daba en el aro. Chris Bosh cogía el rebote y le daba un pase a Ray Allen, quien tras retroceder rápidamente anotaba un triple dejando 5,2 segundos en el reloj. Tony Parker intentaría evitar la prórroga pero no lo conseguiría. Los Heat consumarían la remontada ganando el sexto partido y consiguiendo su segundo anillo tras vencer también en el séptimo.

La temporada siguiente se repitieron estas finales, pero el guión fue totalmente diferente. Los de Gregg Popovich dieron una exhibición de baloncesto mostrando un equipo que buscaba siempre un pase más en cada ataque, con el que lograr un lanzamiento sin oposición. En defensa no permitían acciones sencillas y Kawhi Leonard dejaba a LeBron James impotente ante su grandiosa defensa, esta gran actuación defensiva y ofensiva le otorgó el MVP de las Finales tras ganar la final por 4-1.

kawhi leonard
Kawhi Leonard durante la celebración del quinto anillo de la franquicia /Joe Hijonosa (CC)

Un futuro de cambio

Con esta victoria el equipo de San Antonio lograba resarcirse de su derrota de la temporada pasada y conseguía su quinto anillo. El big-three de los Spurs pasaba a la historia siendo uno de los mejores de todos los tiempos, pero por desgracia para la franquicia desde entonces no ha vuelto a disputar unas finales. Uno de los “culpables”, serían los Golden State Warriors de Steve Kerr, considerados uno de los mejores equipos de la historia tras haber logrado batir muchos récords, destacando sobre todos el de más victorias en una temporada que poseían los Bulls de Jordan (72-10).

El tiempo ha afectado a uno de los mejores equipos del siglo XXI provocando la retirada de la estrella que comenzó todo, Tim Duncan. Los otros dos componentes del Big Three (Parker y Ginóbili) también están muy próximos a ella.

Imagen dedicada a Tim Duncan por su retirada

Temporada a temporada el equipo del oeste ha ido empeorando su récord y su juego sin realizar un relevo generacional, este año ha estado a punto de quedarse fuera de los Playoffs, algo que no sucede desde hace 21 años y tras 20 temporadas no ha conseguido ganar 50 partidos.

La posible marcha de su jugador franquicia (Kawhi Leonard) unida a la alta edad de sus jugadores más importantes (Lamarcus aldridge, Manu Ginobili, Tony Parker y Pau Gasol) hace que los San Antonio Spurs se vean ante una situación difícil, necesitada de una reconstrucción completa de la franquicia. Atrás quedan aquellos años de gloria que siempre serán recordados y aquel equipo de ensueño que enamoró a todos por su forma de jugar, convirtiendo a la franquicia de San Antonio en los dominadores de la última década.