Steve Clifford sigue al mando de los Horntes - Nil Alemany, (SB)

Steve Clifford fuera: empieza el baile de nombres

Ettore Messina, David Fizdale y Jerry Stackhouse son los que más suenan

Mientras unos disfrutan las mieles de los Playoffs, otros pagan peaje por su temporada. Charlotte Hornets se encuentra en este último grupo y, tras anunciar el fichaje de Mitch Kupchak, este ya ha empezado a tomar decisiones: Steve Clifford está fuera.

Después de una larga carrera como segundo entrenador, a Clifford le llegó la oportunidad de liderar un equipo desde el banquillo cuando todavía eran Charlotte Bobcats y venían de hacer el peor año en la historia de un equipo en la NBA (récord que aún perdura, únicamente 7 victorias, en temporada de lockout eso sí). Es decir, desde su refundación de nuevo como Charlotte Hornets, Steve Clifford ha sido el único entrenador de la franquicia.

Sin embargo, y pese a que recogió un equipo que venía de hacer el ridículo, logró meterlo entre los 8 mejores de la Conferencia en el año 2013-2014 con 43 victorias por 39 derrotas, lo que supuso un hito en Charlotte teniendo en cuenta la situación en la que se hallaban antes de su llegada. Además volvió a pelear en las eliminatorias por el título en 2015-2016, su mejor temporada con 48 victorias por 34 derrotas.

A pesar de ello, los dos últimos años en los que la temporada ha terminado antes de hora han supuesto un fracaso. Especialmente esta última en la que se hizo un fuerte esfuerzo económico y se consiguió el fichaje de la gran petición de Clifford: Dwight Howard.

Los resultados de estos dos últimos años han sido el causante de su despido, ya que personalmente, nadie tiene una sola queja de él. Los jugadores le respetan y su buen trato siempre con la prensa le hace tener buena fama. El motivo es deportivo: Charlotte Hornets busca un cambio.

¿QUÉ PASARÁ CON DWIGHT HOWARD?

Es la pregunta que está en boca de mucha gente. El pívot vino por petición expresa de Clifford que confiaba en recuperar su mejor versión. Y lo ha conseguido.

Howard ha realizado un gran año y ha batido el récord de la franquicia de dobles-dobles en una sola temporada. Además, él ya ha declarado en más de una ocasión estar muy a gusto en Charlotte y querer echar raíces en esta ciudad.

Pero el fichaje de Kupchak puede cambiarlo todo. El GM fue el gran valedor de su traspaso cuando era jefe de operaciones en Los Ángeles Lakers, y no acabaron bien. Howard se fue tras sólo un año a Houston Rockets perdonando dinero pero buscando una felicidad que no encontró en el Staples y Kupchak quedó señalado. En la mente de todos, el desaire que le propició el jugador al GM tras su expulsión en el partido de Playoffs ante San Antonio Spurs. Para más inri, en el fichaje de Howard llegó también el que era segundo entrenador en Orlando Magic y que se entendía de maravilla con Dwight: un Steve Clifford que hoy está despedido.

Primeros nombres sobre la mesa

Como siempre en estos casos, ya se empieza a rumorear sobre los posibles sustitutos. Uno de los motivos del cambio en Charlotte es la intención de la gerencia en modernizar el estilo de juego. Y en consecuencia, David Fizdale ha sido el primero en ser relacionado. Sin embargo, hay mucha competencia ya que todos los equipos sin entrenador jefe están detrás de él (y algunos con entrenador) por lo que hay más opciones.

Según informa Adrian Wojnarowski, Charlotte Hornets ha pedido permiso a San Antonio Spurs para negociar con su segundo entrenador: Ettore Messina. Y la franquicia tejana ha dado el “ok”. El italiano tiene una gran experiencia en Europa y también como segundo entrenador en la NBA siendo asistente de Gregg Popovich y de Mike Brown en… sí, los Lakers de Mitch Kupchak. De confirmarse, Messina haría historia al convertirse en el primer entrenador en jefe europeo de la NBA.

Por último, como tercera opción aparece un genio, Jerry Stackhouse. El ex-jugador dos veces All-Star, que hasta hace pocos años era una estrella de la liga y adornaba en formato póster habitaciones de adolescentes, ha tenido experiencia como asistente en Toronto Raptors durante la temporada 2015-2016 y a partir de entonces ha entrenado al equipo afiliado a la franquicia canadiense en la G-League. Su pasado universitario en Carolina del Norte le hace ganar puntos, pero su buen hacer en la liga de desarrollo ha provocado que, como en el caso de Fizdale, otros equipos hayan llamado a su puerta (en particular Orlando Magic y, sobretodo, New York Knicks con quienes ya tiene una reunión acordada).

Un nuevo proyecto está a punto de arrancar en Charlotte.