SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
Dec 6, 2017; Indianapolis, IN, USA; Indiana Pacers guard Victor Oladipo (4) reacts after making the game winning three point basket against the Chicago Bulls late in the fourth quarter at Bankers Life Fieldhouse. Mandatory Credit: Brian Spurlock-USA TODAY Sports

ANÁLISIS | Victor Oladipo deja de ser virgen

Por fin Oladipo nos muestra todo su potencial

La NBA es maravillosa, ¿no? Es maravillosa por los mates, por los triples de media cancha… Sí, eso lo sabemos todos.  Pero a parte de a aficionado medio, hoy también me dirijo a toda esa gente que no basa su conocimiento en vídeos de según que youtuber o según que periodista. No me malinterpreten, no estoy menospreciándolo, pienso que son bastante necesarios, pero esa es otra historia que otro día contaré. Hoy vengo a hablar de uno de esos jugadores que todos los años emprenden el vuelo y, la mayoría, se hacen con un premio tan bonito cómo el Most Improved Player (o Jugador Más Mejorado), premio el cual se da al jugador que logra sobreponerse a sí mismo y más capaz es de mejorar de una temporada a otra. Hoy, cómo ya han podido intuir, hablamos de la evolución Victor Oladipo, del que, tras el maravilloso partido que jugó ante los Cleveland Cavaliers, todo el mundo está pendiente.

¿Dónde estaba el perro de presa?

Para analizar la mejoría de un jugador de un año a otro, primero tenemos que repasar toda su trayectoria, y la de Oladipo no es precisamente una trayectoria cómoda.

Victor Oladipo era drafteado en el año 2014 con una elección #2 por los Orlando Magic, que por aquella época lideraba ya Nikola Vucevic. Y no fue una mala elección; con ya Tobías Harris en el equipo, junto al Montenegrino y alguna pieza más como pudiera ser Elfryd Payton, podrían haber sido un equipo con aspiraciones a Playoffs en la Conferencia Este. ¿Cual fue el problema? El problema fue que, cómo movimiento colateral del intento fallido de los OKC Thunder por retener a Kevin Durant (o al menos, eso siempre dirán las malas lenguas), un Oladipo estancado en su rendimiento fue traspasado por Ibaka y alguna pieza más. Si Oladipo no era el líder en Orlando, imaginen al lado de Russell Westbrook.

Oladipo en su etapa en Thunder. Fuente: Blog de Basket

Al lado de Russell Westbrook sí que no iba a ser un líder. Si algún resquicio quedaba de ver a un Oladipo diferencial, no iba a ser en OKC. Los números, parecidos a los que tenía en Orlando: 15,9 puntos, con 4,3 rebotes y poco protagonismo. Aunque no le fue del todo mal allí, todo parecía indicar que había alcanzado el tope de ese potencial que, por unos motivos o por otros no podía ser más alto… Hasta que llegaron los Pacers.

Indiana era el paraje perfecto para él

Y cuando todo ese potencial parecía perdido, llega Victor y nos demuestra que el baloncesto es el mejor deporte del mundo. Yo no esperaba nada de Indiana, y lo más seguro es que muchos de los que estáis leyendo este artículo tampoco. Realmente, y más en un equipo que tiene muchas carencias en muchos aspectos de juego, nadie podía esperar que los Indiana Pacers tuvieran un hueco en los Playoffs. Sin ir más lejos, en las apuestas previas al inicio de temporada NBA, se encontraban los últimos de la parte media de la Conferencia Este, es decir, sólo tenía por detrás a los equipos en reconstrucción; Hawks, Nets, Knicks y Magic.

Y una de esas carencias era un líder del proyecto. Tras un traspaso que había dejado medio cojos a los Indiana Pacers (y me atrevo a decir que ni siquiera fue la mejor oferta que Indiana recibió por PG13), no había muchas vistas al futuro que no pasaran por intentar conseguir un buen pick para este Draft, forma eufemística de referirse a tanquear. Los Pacers se encontraban un equipo descompensado, que no destacaba en nada y que no tenía aún una pieza sobre la que reconstruir. Tan sólo un joven jugador con muy pocas esperanzas puestas en él y un pedazo de General Manager; Victor Oladipo.

A pesar de no ser un líder nato, ciertamente Indiana se adaptaba a todas las condiciones que requería Oladipo para recuperar su potencial. Estaba en un equipo donde iba a tener tiros, donde no iba a haber presión, donde se iban a poder adaptar a su estilo de juego e iba a estar rodeado de jugadores atléticos, cómo Lance Stephenson, Thaddeus Young o Myles Turner, capaces de correr junto a él. La última es, quizás, la característica que más culpa tiene del buen momento que comparten los amarillos con el jugador. A base de un esquema defensivo y de contraataque, las dos armas más agresivas de Oladipo, los Pacers pueden permitirse estar donde están.

El escolta, líder en Indiana. Fuente: givemesport.com

¿Y en qué ha mejorado este año Victor Oladipo? ¿Qué hace mejor Victor Oladipo que el año pasado o que el anterior? A parte de que, en términos de carácter es totalmente otro jugador, este año está sabiendo aprovechar todos sus recursos de una manera más agresiva de la que lo hacía antes. Esas capacidades atléticas que, bien manejadas y acompañadas por cierta consistencia ofensiva, la buena mano que tiene, la capacidad de crearse su propio tiro y su buena penetración a canasta han evolucionado al siguiente nivel; al nivel de un jugador All-Star.

Y el MIP, a la vista

Con la mano en el corazón; ¿hay alguien en la NBA que merezca ganar el premio al Jugador Más Mejorado por delante de Victor Oladipo? Realmente, no. O al menos, para mí no. Sus promedios son de 23,1 puntos, 5,2 rebotes y 4,1 asistencias, liderando con 2,4 robos la liga y con los mejores porcentajes de su carrera (47,7 % en TC y 37,1 % en triples). Mejora en 5,2 puntos, 1 rebote, 0,2 asistencias y 0,7 robos los mejores promedios de su carrera, los cuales consiguió el año 2014-15 con los Orlando Magic, jugando ese año 1,7 minutos más de media. Además, en cuanto a esos porcentajes, mejora en un 3,5 % su mejor marca en TC y en un 1 % su mejor marca en T3, ambas conseguidas con los Thunder el año pasado.

Y no es sólo por esa mejoría en sus números, sino porque gracias a ellos, se ha convertido en ese líder que en sus primeros años se le auguraba y que, en Magic por poca madurez y en Thunder por jugar al lado de Westbrook, no había podido ser. ¿Hay alguien mejor posicionado para ganar el MIP? Realmente, nadie. Y me temo que, el baloncesto, nos ha dado la oportunidad de disfrutar de un jugadorazo que ha sabido sobreponerse a las adversidades para conseguir mostrar la mejor versión de sí mismo.

Acabo  con esta pequeña reflexión; ¿no es irónico que Paul George no lograra nunca después de las Finales de Conferencia de 2014 ganar ningún partido de Playoffs a LeBron James y que Victor Oladipo lo haya hecho en su primer partido de Playoffs con Indiana Pacers?

Get real time updates directly on you device, subscribe now.