SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
WASHINGTON, DC -  DECEMBER 17: (EDITORS NOTE: Image has been converted to black and white.) LeBron James #23 of the Cleveland Cavaliers shakes fans hands as he walks off the court after the game against the Washington Wizards on December 17, 2017 at Capital One Arena in Washington, DC. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this Photograph, user is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. Mandatory Copyright Notice: Copyright 2017 NBAE (Photo by Nathaniel S. Butler/NBAE via Getty Images)

OPINIÓN | ¿Fin a la supremacía de LeBron James?

Tras siete finales consecutivas se pone en duda que alance la octava

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

El buen momento del alero de los Cavaliers parece no ser suficiente para que su equipo pueda volver a ser uno de los favoritos al anillo, pero no únicamente no están entre los candidatos sino que el “rey” puede quedar incluso fuera de las finales de conferencia, algo que lleva muchos años sin suceder.

La pasada madrugada se producía un hecho histórico en la carrera de LeBron James, perdía por primera vez el partido inaugural de la ronda de inicio de los playoffs. El jugador de Akron hizo su primera aparación en la postemporada en el año 2006 (dos temporadas después de su llegada a la NBA). Desde entonces el alero no había sufrido nunca una derrota en el primer encuentro de unos Playoffs y no perdía un partido en la primera ronda desde la temporada 2011-2012, jugando aun en los Miami Heat ante los New York Knicks de Carmelo Anthony.

Ante esta derrota histórica en primera ronda surge una pregunta: ¿pueden quedar los Cavs de LeBron James eliminados en primera ronda? Pues este hecho sería también historia, ya que el jugador franquicia del equipo de Ohio en las 17 temporadas que ha disputado en la NBA nunca ha sido eliminado en esta fase tan temprana de la postemporada. La última vez que un equipo de “el rey” fue eliminado antes de las finales fue en la temporada 2009-2010 cuando aun se encontraba en su primera etapa en los Cleveland Cavaliers.

Ha sido tal el dominio e importancia de LeBron James en el juego de sus equipos que ha disputado las ultimas 7 finales de forma consecutiva, sus equipos no se han encontrado entre las 3 franquicias de la conferencia este con mejor récord, solo en 4 (2003-2004; 2004-2005; 2005-2006 y 2007-2008) de las 17 temporadas que ha disputado “el rey” en la liga. Una muestra del valor de LeBron James en su equipo fue el cambio de los Cleveland Cavaliers de la temporada anterior a la vuelta de su estrella y la primera de la segunda era de LeBron en el equipo de Ohio. El récord paso de ser 33-49(décima posición) a 53-29 (segunda posición).

A lo largo de las últimas temporadas LeBron James siempre ha jugado en equipos que han dominado la conferencia a la que a pertenecido durante toda su carrera ( en gran parte por su rendimiento), pero tras la derrota contundente en las finales de 2017 contra los Warriors, la franquicia de Dan Gilbert planteó una modificación de la plantilla para poder hacer frente a los campeones. No únicamente no se consiguió la incorporación de Paul George, sino que además se traspasó a Kyrie Irving (segundo mejor jugador de la plantilla) a cambio de un Isaiah Thomas lesionado ( del que se tenía dudas de si podría recuperar su mejor versión), Jae Crowder, Ante Zizic y una primer ronda del draft. Otra de las incorporaciones fue la de un veterano Dwyane Wade, que se volvía a reunir con su antiguo compañero para intentar lograr otro anillo antes de su más que cercana retirada.

Los malos resultados y el descontento del jugador franquicia de los Cavaliers ante la situación del equipo, desembocó en una revolución completa de la plantilla antes del cierre del mercado de fichajes. Los traspasos serían protagonizados por los principales refuerzos del verano que abandonaban la franquicia a cambio de unos jugadores secundarios que acompañarian a LeBron James, pero sin ninguna estrella entre ellos.

Estos cambios no produjeron una mejora considerable en el juego y el equipo acababa 4 en la clasificación, un puesto que no ocupaba un equipo del “rey” desde hacía 10 años (2007-2008). Es tal la dependencia que tienen los Cleveland Cavaliers de LeBron James que durante la temporada regular han necesitado que el alero promedie casi un triple doble en sus victorias (29 puntos,9.3 rebotes y 10 asistencias).

La situación de los Cleveland Cavaliers recuerda a la primera época de LeBron James en el equipo, en la cual era necesario que el jugador de Akron dirigiera a su franquicia en todos los ámbitos y el “rey” realizara prácticamente una exhibición cada noche para poder intentar ganar los partidos. También posee cierta similitud con aquellos Cavaliers en los que el jugador franquicia de los actuales subcampeones se encontraba “solo ante el peligro” ya que era la única estrella de su plantilla. La única esperanza que poseen los Cleveland Cavaliers para poder intentar llegar de nuevo a unas hipotéticas finales es que LeBron James consiga que su equipo muestre su mejor nivel y que el jugador muestre un nivel estratosférico.

Lebron James celebrando una canasta ganadora en playoffs ante los Orlando Magic/David Liam Kyle NBA getty images

Aunque el equipo llegara a esta supuesta final, la cual parece más difícil que nunca, muy probablemente el “rey” se convertirá en agente libre este próximo verano. Los equipos que tienen más posibilidades de contar con los servicios de uno de los mejores jugadores de la liga son los Houston Rockets, los Ángeles Lakers y los Philadelphia 76 Sixers. Casualmente la última vez que LeBron James fue agente libre (verano de 2014) era seleccionado en el draft Joel Embid, el cual intentó captar al alero de Akron mediante un tweet, quien sabe si a lo mejor este mensaje consigue su objetivo cuatro años después.

La ultima vez que LeBron James abandono los Cavs algunos aficionados quemaron camisetas del jugador y mostraron su odio hacía él. En cambio, si se produjera una nueva marcha no debería producirse reproche alguno, ya que el jugador ha mostrado su mejor versión posible y ha sacado el mayor rendimiento a algunas plantillas que no han sabido acompañarle.

El motivo principal por el cual debe respetarse la posible marcha de el “rey”, es que ha cumplido la promesa que se hizo a si mismo, lograr un anillo para la ciudad que le vio nacer y para el equipo que le dio la oportunidad de ser una leyenda.

Lebron James durante la celebración del campeonato de 2016. Andrew D.Bernstein NBA Getty Images